Menú Portada

Como evitar los principales errores en las estrategias de Marketing Online de emprendedores gracias a Bankia Indicex

Abril 18, 2016
mk digital

Cuando nos lanzamos a establecer relaciones con los clientes y el mercado potencial, bien sea por la novedad o la falta de experiencia, los emprendedores suelen cometer cierta serie de equívocos que pueden conducir hacia el fracaso de su idea y proyecto. Bankia Indicex nos ayuda a mejorar nuestra competitividad digital midiendo nuestros puntos fuertes y débiles y con ello colaborando en la implementación de una estrategia de éxito. Para ello nos ayudará no cometer una serie de errores tipo.

A continuación vamos a exponerles algunos de los principales errores que comenten los denominados emprendedores al realizar una estrategia de Marketing Online:

No medir bien las expectativas

Este es uno de los principales errores que se suelen cometer en las empresas. La mayoría de las veces se tiene la creencia errónea de que introducirse en un sector online dentro de la economía digital, va a convertirle a uno en multimillonario.

Dentro del Marketing digital existen múltiples posibilidades, la mayoría son oportunidades y con ellas existe la posibilidad de obtener grandes resultados de manera inmediata. Pero se debe considerar que no siempre va a ser así. Es preciso tener la cabeza bien puesta y ser realistas en cuanto a lo que se puede obtener. Como en todo se necesita tiempo para obtener los resultados esperados de la estrategia o campaña realizada.

Debemos establecer unas metas realistas y asegurarnos de realizar un seguimiento de todo ello, cómo y cuándo se producirán.

No confiar en el mundo digital

Como hemos visto en el apartado anterior, tanto se puede pecar por exceso como por defecto. En las empresas se comete el error de no creer en lo que se realiza en el mundo digital. Por tanto, muchas veces el desconocimiento del sector nos conduce a caer en múltiples errores.

Según datos del 2015 más del 70% de las empresas no tienen página web, y más del 65% no usan las redes sociales en su actividad normal.

La penetración de la página web ha aumentado en las empresas. Pero en las microempresas se produce una ligera disminución que se aleja de la posibilidad de cumplir con el objetivo fijado en la Agencia Digital para España, que estimaba que, para el año pasado, las microempresas que contarían con web propia estarían alrededor del 55%. Pero la realidad es muy diferente: sólo cuentan con ella alrededor del 28%.

Falta de alineación entre la estrategia online y analógica

Se tiene que tener muy claro que las estrategias online y las estrategias offline se deben trabajar conjuntamente dentro de una empresa, debe haber una coordinación e intercambio de información entre las dos estrategias para trabajar en la misma dirección.

Dejar que las dos estrategias trabajen separadamente sin una coordinación va a desembocar en unos resultados que no van a ser los que se esperaban y les pueden llevar a una idea errónea.

Tener claros los objetivos

Como en toda estrategia debemos tener una planificación clara de cuáles van a ser los objetivos a los que queremos llegar. Tenemos que plantear los objetivos de nuestra empresa, objetivos relacionados con nuestra web… Es decir, establecer unas métricas (KPI’s) y dar tiempo a la realización de estos.

Sólo así podremos estimar si vamos a tener éxito o vamos a fracasar con nuestra estrategia.

Pensar que una estrategia online es tan sólo tener una web

Muchas empresas consideran que con que se tenga una web ya se trabaja en el sector online. Claramente es uno de los errores más comunes que se cometen. Esto es muy importante, se debe tener en cuenta que tener una página web sin más es como predicar en el desierto sin tener otros elementos que nos ayuden.

La página por sí misma no va a estar visible en los diferentes buscadores. Necesitarán una estrategia globalizada: utilizar elementos como el SEO, estrategias de Ads, el Social Media, Content Curator y el email marketing como bases de la difusión de nuestro mensaje, como, por ejemplo, los que muestra GetResponse.

Todos estos elementos van a necesitar que les dediquen tiempo y financiación, y muchas empresas no disponen ni de tiempo ni de recursos financieros.

Social Media

Por una parte, las empresas encomiendan la gestión de sus redes sociales a personas que no son profesionales y no conocen cómo funcionan. Por otra parte, existe la creencia que todas las empresas deben estar presentes en todas las redes sociales como sea, pero se debe pensar que debemos filtrar y estar en aquellas en las que estén nuestros clientes o nuestros clientes potenciales.

Entonces, debemos estudiar nuestro público objetivo y analizar las diferentes redes sociales, cuáles son las más adecuadas para nuestra empresa, y cuales se utilizan en nuestro sector. Lo primero debemos profesionalizar y establecer una estrategia según sean nuestros objetivos.

Creer en el contenido propio y original

Debemos considerar que actualmente el contenido es el rey indiscutible. Por tanto, debemos pensar en el content branded y dirigir nuestra estrategia a la creación de contenido propio. Lo debemos dirigir hacia el blog y el video blog para conseguir una viralización en las redes sociales.
Es por esto, que es importante establecer un calendario de publicaciones que nos ayude a establecer un ritmo de publicación. De esto dependerá gran parte del éxito nuestra.

No medir bien los resultados

Debemos medir los diferentes resultados para ver si hemos conseguido llegar a nuestros objetivos establecidos. Por tanto, lo primero que nos debemos plantear es realizar unos cuadros de mandos de medición por semana, por mes y trimestral que nos ayuden a identificar si estamos consiguiendo los objetivos; es decir, sin sistemas de medición no podremos ver en que estamos fallando para intentar mejorarlo.

Las estrategias son temporales, cambian cuando cambian las circunstancias

Si no conseguimos alcanzar los resultados esperados debemos modificar nuestra estrategia. En Marketing Online, la clave para conseguir las metas planteadas es utilizar diferentes métodos; es decir, realizar el método de prueba y error, prueba y error hasta conseguir los resultados esperados.