Menú Portada
El ex banquero sigue arremetiendo contra sus gestores actuales desde la televisión de Ariza

Banesto renuncia a reclamar a Mario Conde por el agujero patrimonial que dejó en la entidad, mientras continúa financiando a través de su publicidad a Intereconomía

Junio 1, 2012
pq_924_mario-conde.jpg

La crisis de Bankia está poniendo a prueba nuestro sistema financiero y en definitiva nuestra economía. Con una prima de riesgo instalada en los 530 puntos y la bolsa cayendo a niveles de hace 10 años, la situación es más que delicada, un problema para todos aunque otros en la intervención de Bankia están encontrando una “oportunidad”.

Este es el caso de Mario Conde, el protagonista de la mayor quiebra bancaria hasta la actualidad, que ha aprovechado la situación actual para volver a utilizar los argumentos de siempre, que la intervención de Banesto fue por razones políticas y con el típico argumento del “y tu más”, compararse con Bankia y pedir responsabilidades contra los gestores de está última, utilizando intervenciones en medios y principalmente en su cuenta de twitter @mariocondeconde, que con más de 50.000 seguidores, está más activa que nunca. De los números que dejó en Banesto en 1993 se olvida, la intervención supuso un coste para la entidad de 1.919 millones de euros en saneamientos de los activos dañados que se pagaron con los recursos propios. Además, el Fondo de Garantía de Depósitos asumió una pérdida de unos 600 millones de euros más. En total, unos 2.520 millones. Y es que la intervención del Banco de España puso de manifiesto que el banco contaba con un agujero patrimonial de 3.636 millones de euros, fruto de su gestión.

Renuncia de Banesto

Así cuando este diciembre se cumplirán 19 años desde la intervención, Banesto planea en la próxima junta de accionistas, finalizar con las reclamaciones económicas contra Conde y su equipo, renunciando a la acción civil de responsabilidad argumentando que los costes de los litigios serían más altos que lo que se pudiera recaudar.

Esta acción se remonta a hace 18 años, en la primera junta celebrada tras la intervención, el 26 de marzo de 1994, los accionistas decidieron aprobar la llamada “acción social de responsabilidad” contra los antiguos administradores. La intención era iniciar las acciones legales que considerasen pertinentes para declararles responsables solidarios del daño causado a Banesto. De hecho se les exigía no sólo que reintegrasen la totalidad del agujero, sino también los 120.202 euros de sanción que el Ministerio de Hacienda había impuesto a la entidad.

Dinero a Intereconomía

Mientras como ya adelantó extraconfidencial.com, el Banco controlado por Emilio Botín continúa apostando a pesar de su escasa audiencia por Intereconomía para su campaña institucional. La importancia de Mario Conde en esta cadena, sólo comparable con Miguel Durán,  y sus arremetidas contra Emilio Botín por hacerse con el Banco tras su intervención, ha hecho que la planificación en publicidad haya sorprendido, más cuando el canal de televisión y radio ha perdido mucho de su vertiente económica por la que nació y se enfrenta a graves problemas económicos y laborales.