Menú Portada
En una cuenta de consignaciones judiciales hasta que haya sentencia firme

Banesto custodiará los más de 13 millones de euros incautados en la Operación Emperador durante más de cinco años

Octubre 28, 2012
pq_885_min-justicia-y-cantera.jpg

Aunque ya han pasado dos semanas desde el inicio de la Operación Emperador contra la red de blanqueo de la mafia china liderada por Gao Ping, todavía queda mucho que investigar y conocer en una investigación de una enorme magnitud. La cifra más llamativa, el dinero en efectivo incautado, 13 millones de euros, que ha llevado a que hasta el representante de la Confederación de Comercio de Castilla y León (Conferco), Carlos Sahagún, propusiera al Gobierno que una parte del dinero decomisado se destine a ayudas al comercio tradicional, ya que “se ha visto perjudicado” por la competencia “ilegal” de las tiendas orientales.

 Pero parece improbable que este sea su destino en el largo plazo, y menos en el corto, ya que todo el dinero incautado no va al Tesoro, o al Banco de España, si no a una cuenta de consignaciones judiciales de Banesto, que es la entidad que tiene adjudicado por concurso este servicio, en concreto una cuenta cuyo último número coincide con el número de juzgado (en este caso, el Central 4) y el número de diligencias previas. Pero el tiempo en el que estará en esta cuenta de Banesto no será corto, ya que tiene que esperar hasta que haya una resolución judicial, es decir, una sentencia firme que dictamine la procedencia ilícita, en este caso, tras pagar el coste del procedimiento, multas e indemnizaciones los fondos irán a parar a la Agencia Tributaria. Pero dada la complejidad del proceso, y los recursos que posteriormente se pueden dar, en el mejor de los casos hablaríamos de 5 años, aunque lo más probable es que ese tiempo incluso se doble.

Un negocio redondo
Mientras tanto, Banesto rentabilizará un acuerdo que algunos tildaron de locura con las condiciones que ofreció en 2009 para su renovación. El Ejecutivo de Rodríguez Zapatero, que posteriormente indultó a Alfredo Sáenz, Consejero Delegado de Santander y antiguo presidente de Banesto, renovó el contrato a la filial del Grupo Santander después de que esta ofreciera una remuneración a estas cuentas de Euribor + 1,80%, multiplicando el diferencial que pagaba hasta entonces del 0,37% por más de cuatro. Así Banesto consiguió desbancar a su único rival, el BBVA, que era quien lo tenía hasta hace seis años. En su adjudicación, la oferta económica era lo más importante, con un peso de 65 puntos sobre 100 en la valoración y Banesto ganó de calle.
La jugada, de momento y más con operaciones como esta favorece a Banesto. Si hace un año remuneraba al Estado por encima del 4,5%, ahora apenas alcanza el 2,5%, un interés muy bajo para obtener una liquidez que se cifra en 3.000 millones de euros de media, por las fianzas que custodia. Si lo comparamos con lo que paga por emisiones de Deuda, y más con una prima de riesgo que sigue disparada por encima de los 400 puntos, el resultado es más que beneficioso para la entidad, en este caso, 13 millones de euros por el que pagará poco más de 300.000 euros al año en intereses al año, hagan ustedes sus cálculos.