Menú Portada
La operación se cerrará antes de las elecciones del 20 de noviembre

Banco Santander prepara la compra de Caja de Ahorros del Mediterráneo

Septiembre 6, 2011

Lleva acumulado un nivel anormal de tesorería en los últimos meses

Los dos siguientes dividendos quiere pagarlos en acciones para no deteriorar su Caja

Prepara un “plan B” para captar más fondos ante el más que probable aplazamiento de la salida a Bolsa de su filial en el Reino Unido

La Caja acaba de anunciar pérdidas de 1.100 millones de euros en el primer semestre


Mal verano para el sector financiero. Si el “rebrote” de la crisis se ha cebado con todos, los que más han sufrido han sido los Bancos, y por supuesto el que presume de ser la entidad con más capitalización de la zona euro, el Banco Santander, que cotiza 5,77euros por acción, un descalabro (en las tres últimas sesiones de más del 12%) que le acerca a lo más profundo de la crisis cuando llegó a poco más de 5,5 euros. A pesar de ello, su presidente, Emilio Botín, sigue en pie con sus planes de expansión y, después de crecer el año pasado en México, Reino Unido, Alemania o Polonia, este año toca España; y al igual que hizo con Banesto busca hacerlo con una entidad intervenida, en este caso, la Caja de Ahorros del Mediterráneo.

No es especulación, son hechos, como demuestra la abultada tesorería que está acumulando desde antes del desplome de las acciones, algo anormal que indica claramente su intención de comprar una sociedad y que no se puede hacer canje por acciones.

Acciones en vez de efectivo

Es tan importante este afán de acumular dinero que, incluso ahora que tiene las acciones bajo mínimos, Emilio Botín ha decidido mantener la opción de pagar los siguientes dividendos en acciones y no en efectivo. Los accionistas del banco pueden cobrar en dinero, pero si no dicen lo contrario lo que recibirán es acciones. Un respiro para la entidad.

Y es que conseguir efectivo es complicado, más cuando la planeada salida a Bolsa de parte de Santander Reino Unido, la filial que preside Ana Patricia Botín y una de las perlas de la entidad, peligra por la situación actual.

El guiño del Gobierno

El plan de Botín es que “España” no siga perdiendo posiciones en su cuenta de resultados. En los últimos años, el mercado de origen del Santander es el tercero en beneficios por detrás de Brasil y el Reino Unido. Por ello, siempre que el Banco de España y el Gobierno finalice la aportación y saneamiento de la CAM a través del FROB, el Banco de Santander engullirá su red de sucursales, especialmente en la zona de Levante donde es fuerte la caja y más débil el Santander, que presumiblemente se deshará de sucursales en otras zonas de España.

El saneamiento es fundamental, más cuando no dejan de salir irregularidades y la Caja acaba de firmar sus peores resultados, 1.100 millones de euros de pérdidas en el primer semestre.

El principal problema es el enorme lastre inmobiliario de la Caja, que se uniría al no pequeño, pero si más saneado del Grupo Santander. Por ello, la bajada del IVA del 8% al 4% se ve como un guiño del Gobierno para dar el visto bueno a la operación. Botín, que apoyó a Zapatero en su primera campaña electoral, quiere “cobrarse” el favor antes de su salida. Dinero tiene y más tendrá si el Banco culmina otros planes financieros ya muy avanzados y de los que informará Extraconfidencial.com.