Menú Portada

Banco Santander justifica los despidos de su ERE encubierto por los sobrecostes de la Cuenta 123, el desastroso producto estrella de Ana Patricia Botín

Abril 26, 2016
ana p botin

Este pasado miércoles, 20 de abril, la dirección de Banco Santander volvió a reunirse con los sindicatos para continuar avanzando en la negociación de lo que se han denominado “bajas incentivadas” pero que no deja de ser un ERE encubierto que llevará al despido de 1.667 trabajadores.

La empresa sigue esgrimiendo criterios productivos pero ahora le pone ya nombre y apellido, la Cuenta 123. El producto estrella por el que apostó la propia Ana Patricia Botín “importándolo” desde su anterior destino, el Santander Reino Unido, no funciona. Allí, sí cosechó éxitos a la hora de captar y vincular cliente, pero “Spain is different”. La Cuenta 123 es ahora mismo un lastre cada vez más pesado, que ni con lanzamientos de nuevas versiones, como la Cuenta 123 Mini, se va a salvar. Lo contrario: conduce a un deterioro de los márgenes de todas las Oficinas por su enorme sobrecoste. El cliente que contrata esta Cuenta busca sacarle el máximo provecho posible, maximizando el saldo por el que paga un 3% mensual  y domiciliando los recibos que conllevan una devolución del importe. Pero para nada contratan los carísimos productos del Santander como Fondos de Inversión o Planes de Pensiones que sería lo que rentabilizaría esta acción comercial.

Unas decisiones que sólo empeorarán la situación del Banco

También Banco Santander justifica los despidos en el menor número de clientes que visitan las Oficinas, algo que choca con la opinión de los empleados de las mismas. Si va menos gente no es porque se usen más otros canales de acceso como Internet o cajeros automáticos -Banco Santander tiene una de las redes más anticuadas de estos dispositivos, si no por la insatisfacción del cliente por el trato y tiempos de resolución en la Oficina. Menos sucursales y menos empleados llevarán precisamente a que este aspecto empeore.

Además, la reducción de puestos de trabajo de Servicios Centrales es dramática en algunas secciones. De un total de 2.432 empleados en Boadilla del Monte se recortarán 460 puestos de trabajo, casi un 20% del total. Este tijeretazo se realizará en todas las divisiones: Control, Áreas de Apoyo, Órganos de Gobernanza…. De todos ellos destaca Banca Comercial, que de 144 empleados, se recortará 71 puestos, casi el 50%. También es drástica la reducción en Global Corporate Banking (105 puestos sobre un total de 595), o Riesgos (130 sobre una plantilla actual de 634). Con todo ello ya se puede comprender más claramente el mensaje transmitido este miércoles por el Banco Santander sobre el futuro adiós a los productos sin comisiones. Con los recortes de gastos no será suficiente, habrá que cobrar más al cliente. El futuro Banco de Ana Patricia Botín será más caro y con peor servicio. Un auténtico desastre que seguirá sufriendo el trabajador ¿Y la dirección?