Menú Portada
Trabajadores a "disposición de recursos humanos"

Banco Santander inicia una oleada de despidos en su Sociedad de Valores

Marzo 12, 2012

Tras ser desplazados de sus puestos de trabajo se camuflan como bajas voluntarias o acordadas

El sindicato CGT critica como existen edificios completos cerrados en la ciudad financiera como el “Maya” mientras se gastan millones de euros en alquileres en Pozuelo de Alarcón o Las Rozas


El próximo 30 de marzo se celebrará la Junta General de Accionistas del Banco Santander, una cita que se presume más caliente que en otras ediciones. Y es que a las críticas al sector bancario en general o la caída de resultados hay que añadir otros puntos más problemáticos como el polémico indulto a Alfredo Sáenz, las retribuciones millonarias al Consejo de Administración y lo que es peor, el ruinoso canje por acciones de los bonos convertibles que vencen el próximo mes de octubre. Y es que de los 129.000 clientes que compraron los bonos convertibles de Santander quedan pendientes de amortizar unos 100.000, clientes que invirtieron unos 7.000 millones de euros y que para no perder deberían cambiarse por acciones valoradas en 13,67 euros cuando en el día de ayer cerraron a mucho menos de la mitad 5,97 euros.

Pero si hay problemas de cara a los clientes y accionistas también los hay dentro de la estructura. Extraconfidencial.com ya informó del recorte de la retribución variable de sus empleados, de hasta un 30%, un anuncio que coincidió con la salida de Francisco Luzón cobrando 56 millones de euros. Pero ahora el problema es más grave, según ha informado el sindicato CGT se ha iniciado un nuevo proceso de despidos y reordenación de plantillas camuflado bajo el eufemismo “puesta a disposición de recursos humanos”.

En concreto esta medida que no es una novedad está afectando a trabajadores que realizan su labor en el edificio Encinar en la Ciudad Financiera de Boadilla del Monte. La maniobra consiste en apartar de sus funciones a los trabajadores para conseguir que acaben renunciando a su puesto de trabajo como baja voluntaria o acordada cuando se trata de un despido puro y duro.

Esto es lo que está pasando a los empleados de Santander Investment Bolsa, Sociedad de Valores y Bolsa, S.A. Si desde hace años se ha ido reduciendo plantilla y funciones transfiriéndolo a otras empresas filiales, ahora el proceso se ha acelerado y amenaza especialmente a trabajadores de otras filiales.

Dinero perdido en alquileres millonarios

Y es que en una maniobra que desconcierta a muchos en el pasado verano se empezó a trasladar a trabajadores de distintas sociedades del Grupo desde la ciudad financiera al edificio TRIPARK de Las Rozas.  Esto no es nuevo, y es que además de este edificio de Las Rozas muchos empleados de filiales tienen su centro de trabajo en “La Finca” o en la “Ciudad de la Imagen” de Pozuelo de Alarcón. Pero lo novedoso es que mientras esto se produce hay edificios vacíos en la sede central del Santander, sede que no es de su propiedad sino que paga un cuantioso alquiler.

Después de la compra de Unnim por BBVA, el Santander puede posicionarse con fuerza para futuras compras, especialmente de Catalunya Caixa. Algo que vistas las prácticas laborales del Banco de Emilio Botín preocupa  tanto a trabajadores actuales como a los futuros.