Menú Portada
Reducción de la plantilla tras la integración de Banesto

Banco Santander abre las puertas a continuar con las prejubilaciones más allá del 2015

Marzo 20, 2013
pq_928_emilio-botin-2.jpg

Emilio Botín quiere ir con los deberes bien hechos a una de las Juntas de accionistas del Banco Santander más importantes de los últimos años, la que se celebrará el próximo viernes 22 y aprobará la integración de Banco Banif y Banesto dentro de Banco Santander. Una muestra de todo ello ha sido el cierre en tiempo record del acuerdo laboral entre empresa y sindicatos (CCOO, UGT, FITC y SEB), en un calendario que incluso llego a tener dos reuniones semanales y en el que se han homologado condiciones salariales y beneficios sociales entre ambas empresas.

Pero sin duda, lo que más ha transcendido ha sido por un lado las bajas voluntarias, pagando una indemnización de 50 días por año trabajado y el acuerdo de prejubilaciones, que desde el punto de vista salarial garantiza que el Banco pagará a los trabajadores  mayores de 58 años (55 años en el caso de Madrid) que se acojan de forma voluntaria a esta medida el 80% de su salario bruto, a lo que hay que añadir un cuarto de paga extraordinaria, y un punto muy importante, el coste de las cuotas del Convenio Especial a suscribir con la Seguridad Social, será sufragado íntegramente a cargo del Banco. Pero este acuerdo que beneficiaría a los trabajadores que cumplan el criterio de edad antes del 31 de diciembre de 2015, va mucho más allá, y vuelve a abrir la vía de las prejubilaciones voluntarias en el Banco que se habían cerrado a cal y canto desde hace 3 ejercicios.

Blindado a futuros cambios de legislación

Como ha podido conocer extraconfidencial.com en los detalles de este convenio, se ha establecido la posibilidad de prórroga anual del mismo más allá del 2015. Textualmente “Las medidas recogidas en este apartado tendrán una vigencia inicial hasta el 31.12.2015 pudiendo prorrogarse por periodos anuales, mediando acuerdo expreso entre el Banco y la mayoría de la representación sindical firmante”. Algo que se antoja más que posible dado el gran apoyo del mismo entre empresa, sindicatos y trabajadores, y los antecedentes de años anteriores.

Pero los más interesados son muchos trabajadores, que han visto como el mismo día que se aprobaba el Convenio, Mariano Rajoy, endurecía las condiciones para el acceso a la jubilación anticipada. Adelantándose a eso, el Banco se compromete a su adaptación si hay cambios legislativos.

De momento hasta el cumplimiento de los 63 años de años de edad el Banco continuará efectuando también “las correspondientes aportaciones a los correspondientes sistemas de previsión social existentes bajo la denominación de Plan de Pensiones de Empleo en el caso de Banco Santander, o Plan de Previsión Social Empresarial, en el supuesto del Banco Español de Crédito” es decir pagando aportaciones anuales (unos 640 euros) a los planes de pensiones. Tampoco es excesivamente restrictivo respecto a la incompatibilidad de otra actividad laboral de hecho, exige que “una vez producida la extinción del contrato de trabajo al amparo de la medida de salida anticipada el empleado/a se compromete a no realizar ningún tipo de actividad por cuenta propia o ajena que suponga competencia con las que realiza el Banco o Empresas de su Grupo Financiero”, manteniendo también las condiciones de financiación de la de préstamos y créditos que ya tenga firmados “en condiciones de empleado”. Condiciones beneficiosas “prorrogables”, parece claro que la reestructuración de plantilla del sistema financiero no acabará en los próximos años.