Menú Portada
Hasta el 2014

Banco Sabadell destinará 1.000 millones a hipotecas para comprar pisos al “banco malo”

Julio 11, 2013
pq_938_oliu.jpg

Banco Sabadell destinará 1.000 millones de euros a hipotecas para la compra de inmuebles de la Sareb hasta 2014 en el marco de un acuerdo prorrogable y que este miércoles han firmado el director general adjunto de la entidad, Carlos Ventura, y el director general del ´banco malo´, Walter de Luna.

Banco Sabadell facilitará crédito hipotecario a los clientes interesados en comprar un activo en manos de Sareb –sean o no residentes en España– o que figuren como garantía en un préstamo trasferido a esta empresa gestora, y también podrá dar hipotecas para la compra de activos transferidos por la Sareb a otro vehículo, como los Fondos de Activos Bancarios (FAB).

Ventura ha afirmado que la firma del acuerdo demuestra la “confianza y compromiso con los objetivos de Sareb” de la entidad, y de Luna ha remarcado la relevancia de este tipo de alianzas como motor generador de confianza en España.

La Sareb cuenta en su cartera con 55.700 viviendas y unos 30.000 activos anexos, como plazas de garaje y trasteros, además de 185.000 metros cuadrados en oficinas, una treintena de hoteles, y 150.000 metros cuadrados de superficie alquilable en centros comerciales.

Condiciones

Esta hipoteca permitirá financiar a particulares residentes la compra de primeras viviendas con hipotecas de hasta 30 años –con un porcentaje de financiación de hasta el 80% del valor de tasación– y un tipo fijo del 4% el primer año, que el resto de años será del Euribor más el 3,5%.

Las condiciones para la segunda residencia son las mismas, aunque el máximo de financiación será el 70 % del valor de tasación.

Para los no residentes, se otorgará a un tipo fijo de 4,85% el primer año, y de Euribor más 4,05 % para los siguientes, que podrá reducirse al Euribor más 3,3% en caso de bonificación.

En el caso de operaciones dirigidas a personas jurídicas, y también para la compra de locales comerciales, se financiará un máximo del 50% del valor de tasación, con un vencimiento máximo de 12 años y un tipo de interés de salida de Euribor más el 5%.