Menú Portada
De 36 millones de euros a 79 millones de euros

Baleares aumentó el gasto farmacéutico hospitalario un 118% en cuatro años

Diciembre 1, 2009

Las Islas Baleares se están convirtiendo en una de las Comunidades Autónomas que más están sufriendo la crisis, con un sector turístico bajo mínimos que incrementa el número de establecimientos cerrados, el paro subiendo y sufriendo el incremento del gasto, como es el caso del farmacéutico hospitalario.

pq_912_hospital_son_dureta.jpg

El incremento del gasto, especialmente de las Comunidades Autónomas preocupa a todos los organismos internacionales como el FMI, BCE o Comisión Europea. Para la gran mayoría de los expertos el gasto desmesurado y su déficit es un gran lastre en la creación de empleo y la recuperación económica. Aun así, el gasto sigue disparándose y el Gobierno Central permitiendo a las Comunidades Autónomas elevar su déficit.

Para muestra la siguiente, el gasto total en productos farmacéuticos ha aumentado cada ejercicio desde el 2002 un incremento porcentual total del 118,18% (periodo 2002-2006). El ejercicio que experimentó un mayor aumento ha sido el último en el que la variación respecto del ejercicio anterior ha sido del 28,57%.
En términos absolutos, el gasto ha aumentado 42.744.857,53 euros desde 2002 hasta 2006. Por hospitales, el que ha experimentado un mayor aumento del gasto en términos absolutos ha sido el Hospital Son Dureta con un incremento de 20.724.873,98 euros, seguido por el Hospital Son Llàtzer en el cual el gasto ha subido 11.737.087,86 euros.

En el Hospital Son Dureta, Verge del Toro y Can Misses las cifras de gasto total de farmacia son, para cada uno de los ejercicios, significativamente superiores a las cifras presupuestarias de las cuentas generales, a causa del gasto que queda pendiente de imputar.

Disimulando el gasto

Este aumento del gasto se ha hecho de forma que pase “más disimuladamente” a través del gasto pendiente de imputar. Este ha aumentado, en general, cada ejercicio pasando de 5.784.796,44 euros en el ejercicio 2002 a 45.246.576,98 euros en el ejercicio 2006. En el ejercicio 2002 el gasto pendiente de imputar suponía el 15,99% del gasto total del ejercicio y pasa a representar el 57,34% del gasto total del ejercicio 2006.

Multiplica el gasto pendiente de imputar por nueve, y por supuesto ese gasto lo pagan todos los contribuyentes.