Menú Portada
Disfruta de uno de los más bellos paradores de España

Baiona, una habitación con vistas

Noviembre 20, 2011
pq_923_baiona_portada.jpg

Ocupando la Penísula de Monterreal, el Parador de Baiona, en Pontevedra, es uno de los Hoteles más singulares, a mitad de camino entre fortaleza medieval y arquitectura señorial gallega. Se alza como impresionante mirador sobre el océano, rodeado de un recinto amurallado, protegido por el mar y flanqueado por un hermoso bosque de pinos.

La península del Montereal se adentra en el mar suavemente, sin prisas… amoldando sus formas a las olas y a la perfumada brisa de las Cíes. En este gran teatro natural se alza el Parador y desde “una habitación con vistas” serás testigo de la gran obra de la naturaleza y de su principal actor… el Atlántico. Una magnífica promoción que permitirá disfrutar de las más bellas habitaciones, habitaciones que miran hacia el mar, que se inundan de toda su belleza en cualquier época del año.

Y es que el Hotel cuenta con estancias regias y elegantes en las que abundan los detalles decorativos de otras épocas. Salones señoriales y habitaciones espaciosas, muchas de ellas con hermosas vistas sobre el mar, integran un interior grandioso en el que sobresale la majestuosa escalera de piedra del recibidor.

Y por supuesto, gastronomía, la lubina con navajas en salsa de grelos, las mariscadas, la tarta de Santiago y las filloas componen el amplio escaparate gastronómico del Parador.

Belleza e historia

Baiona fue el primer puerto de Europa que recibió la noticia del Descubrimiento de América. El 1 de marzo de 1493, la Carabela Pinta, capitaneada por Martín Alonso Pinzón, atracó en estas aguas. De esta manera el visitante puede contemplar la carabela tal y como llegó a Baiona en 1493 y revivir la gesta del descubrimiento contemplando las figuras que representan a la tripulación y a los indígenas americanos, además de reproducciones de los metales, plantas, alimentos y animales exóticos hallados en el nuevo mundo.

Antonio Palacios, autor de edificios y arquitecturas destacadas de estilo modernista. La obra fue inaugurada en 1930, tiene 15 metros de altura y representa a la Virgen sosteniendo en su mano derecha una barca-mirador al que se accede por una escalera interior de caracol realizada en piedra.

O Santa María Baiona, de aspecto fortificado y estilo ojival románico, la Iglesia de Santa María de Baiona se construyó en el siglo XIII y fue considerada Colegiata desde 1482 a 1850.

Belleza, gastronomía, naturaleza, el Parador de Baiona una oportunidad que ahora más que nunca no hay que perderse.