Menú Portada

Avanza el juicio en la Audiencia Nacional por el caso Fórum con una clara estrategia: Centrar los ataques en la cúpula de la empresa, tachar de avariciosos a los clientes y olvidar cuando desde el Estado se recomendaba invertir en sellos

Septiembre 25, 2017
forum-afinsa

Cuentas en Suiza, máquinas para contar dinero, cajas ocultas con francos suizos y billetes de 500 euros… Esto es de lo que más se ha hablado en los primeros días del juicio que en la Audiencia Nacional se celebra contra la cúpula de la empresa Fórum Filatélico, al menos, en la mayoría de los medios. La estrategia es clara: centrar toda la responsabilidad en la cúpula directiva, tildar de “bobos”, en el mejor de los casos, o de “avariciosos” y “aprovechados”, en el peor, a los inversores, y, por supuesto, eludir cualquier otra responsabilidad que pueda tener el Estado, quién debió velar por el correcto funcionamiento de las empresas que invertían en bienes tangibles y las liquidó sin tener en cuenta el daño irreparable a los ahorradores que habían invertido en estas sociedades incluso con el beneplácito de las propias instituciones.

Por ejemplo, en una de las informaciones, el diario El Mundo titulaba: “Fórum Filatélico ocultó la deuda con los clientes y no la incluyó en los balances”. Un titular que podría llevar a pensar que se había saltado algún tipo de requerimiento. Pero, en el texto se leía la contestación de Francisco Briones, ex presidente de Fórum Filatélico a la pregunta del Fiscal Juan Pavía sobre este asunto, cuando el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC), le solicitó que incluyera los compromisos de recompra como Deuda en su Balance: “Decía que los compromisos de recompra había que ponerlos en la memoria, y en el minuto uno, se pusieron”; es decir, que acató las instrucciones del Ministerio de Economía. Todo esto, sin olvidar la insistencia para intentar tildar a Fórum como una empresa financiera. Por ­ejemplo, desde la Fiscalía se ha esgrimido como argumento que se usó el adjetivo de “financiera” en un documento que la empresa utilizó en sólo una de las decenas jornadas de consumo en las que participó durante años para referirse a sus contratos. Pero mientras se rebusca en lo anecdótico para justificar la intervención de Fórum y Afinsa, se olvidan de cuando incluso desde el propio Estado se defendía y recomendaba la inversión en valores filatélicos.

En 2001 desde el propio Estado se recomendaba invertir en sellos por su “seguridad”

A finales de 2001, el Boletín Económico de Información Comercial Española (ICE), editado por la Subdirección General de Estudios sobre el Sector Exterior del Ministerio de Economía de Rodrigo Rato recomendaba en un artículo como inversión segura los sellos. Es más, entre las empresas filatélicas, destacó al Grupo Afinsa y Fórum Filatélico porque garantizaban, según se afirmaba en el artículo, “una plusvalía mínima y el compromiso, bajo contrato, de recompra”.

En el artículo se leían frases como: “Al estar considerados como papel moneda, los sellos tienen valor en sí mismos. Son seguros y raramente dependen de tendencias (…) Los sellos son bienes tangibles, muy bien considerados como valores de inversión a medio y a largo plazo, constituyendo el mejor valor-refugio para invertir y aportando un valor añadido, como es el de invertir en cultura”. En sus conclusiones añadía: “El coleccionismo de sellos es un sistema rentable de ahorro e inversión, si bien es cierto que hay diferencias importantes entre coleccionar sellos por afición o invertir en sellos” y la de que “invertir en sellos no requiere unos elevados gastos adicionales y se basas en la adquisición de piezas ya cotizadas, cuya revalorización es rápida”.

Al Fiscal de la Audiencia Nacional, que rebusca hasta en textos de unas Jornadas de Consumo, parece que se le ha olvidado este artículo publicado por el propio Ministerio de Economía, como también los miles de ciudadanos inocentes que han perdido los ahorros de toda una vida.