Menú Portada
El árbitro del partido ante el Barcelona reflejó en el acta una invasión del campo por parte de unos 20 aficionados

Atención a Competición que podría volver a sancionar al Betis con otro cierre del Lopera

Marzo 30, 2008

La guerra entre el Real Betis y la Federación Española de Fútbol (RFEF) puede vivir esta semana un nuevo episodio inesperado. El acta del partido ante el FC Barcelona recoge una invasión de unos veinte espectadores al celebrar el tercer gol bético. Con los antecedentes del estadio bético, el Comité de Competición podría decretar un nuevo cierre del terreno verdiblanco.

pq__pancartas.jpg

Está claro que para el Betis no puede haber ni un solo momento de alegría. La victoria sobre el Barcelona (3-2), disputada en el Ruiz de Lopera pese a la clausura del estadio por dos partidos tras los incidentes en el choque con el Athletic –el Comité Español de Disciplina Deportiva suspendió cautelarmente el castigo-, puede tener su añadido negativo cuando Competición estudie el acta del árbitro Turienzo Alvarez, que no les deja nada bien.
Primero, lean el acta: “Media hora antes del comienzo del encuentro y cuando salimos a realizar el calentamiento prepartido al terreno de juego, vimos como en la grada se encontraban pancartas alusivas a la Federación Española de Futbol y su Presidente, con lemas tales como “Federación Española de Futbol, mafia”, “Florez, lacayo de Villar”, “Comités Prevaricadores”, por lo que vista esta situación, me puse en contacto con el Delegado de Campo y el Coordinador de Seguridad Sr. Antonio Prieto, estando presente el Delegado del partido Sr. Pérez Cabeza, comunicándoles esta circunstancia y que debían de realizar las gestiones oportunas para que dichas pancartas fueran retiradas, a lo que contesta el Delegado de Seguridad que ha dado las órdenes al efecto. El partido comenzó con cinco minutos de retraso debido a esta situación y a la vista de que varias de estas pancartas continuaban en la grada, manifestándome el delegado de campo que había dado órdenes para que avisasen por megafonía del estadio para que se retiraran; retirándose algunas de ellas y otras no. Esta misma situación se produjo al comienzo de la segunda parte. Después de la consecución del tercer gol del equipo local, unos veinte espectadores se adentraron en el terreno de juego para celebrar el gol conseguido con el jugador que lo marcó. Así mismo, durante el transcurso del partido se hicieron explotar dos petardos en la grada del público”.
Si tenemos en cuenta que hace dos temporadas el Ruiz de Lopera sufrió una sanción cuando en el último partido de la temporada el público saltó al césped a celebrar la permanencia en Primera, la cosa está clara. Si añadimos la guerra actual entre la RFEF y el Betis con declaraciones de todos los colores y sanciones que ni se ajustan a los reglamentos, a nadie en Sevilla le va a pillar de sorpresa si el Comité le vuelve a castigar al club bético con la clausura del estadio. Será ya el reconocimiento abierto de una guerra que sólo se tiene declarada en zona bética.
Esta semana la RFEF se empeñó en que el Betis tenía que jugar en Madrid ante el Barcelona por el cierre del campo verdiblanco, cuando Apelación aún no había intervenido. El CEDD impuso la cordura y aplazó el castigo. Entre otras cosas porque igual los dos partidos del castigo quedan en nada si tenemos en cuenta que la Comisión Antiviolencia dejó claro que el Betis no era culpable del incidente del botellazo a Armando, con lo que ya veremos si el CEDD no perdona a los béticos.
Pero está claro que los comités federativos van por un lado y la realidad por otro. Especialmente en el caso del Betis, que se dice pronto pero en más de 60 recursos presentados esta temporada por sanciones contra el club de Heliópolis no ha prosperado ninguno. Las sospechas apuntan al enfrentamiento entre Manuel Ruiz de Lopera y Angel Villar, y en Sevilla se cree que los comités son las armas que está utilizando el todavía presidente federativo.

Recurso a la justicia ordinaria

Y también hoy las cosas darán un paso más adelante cuando el Real Betis Balompié presente un recurso a la justicia ordinaria por el partido Betis-Athletic y la decisión del Comité de Competición de dar por perdido el partido al club sevillano cuando restaban 21 minutos. Resulta que el reglamento no contempla dicha sanción, pero Competición aplicó de forma suigéneris la norma. Resulta que la suspensión de un partido con la ley de la violencia en el deporte no la puede ordenar un árbitro sino el delegado gubernativo de las fuerzas de Seguridad. Y a este fallo arbitral se unió la mala aplicación del reglamento por parte del Comité que ordenó la no reanudación.
El Betis ha decidido ir a la justicia ordinaria para pedir que el partido frente al Athletic de Bilbao se finalice en el terreno de juego, es decir, que se jueguen los aproximadamente 21 minutos que quedaban por jugar. A la decisión del Comité de Competición de dar por concluido, ninguno de los otros organismos podía pronunciarse al respecto ya que no tienen potestad para ello. Por eso, la única vía para que se consiga que el partido se reanude que tiene el Betis es acudiendo a los juzgados y que un juez decida que el partido se tiene que jugar completo. Los abogados del Betis están preparando toda la documentación y hoy lo harán oficial.
Nos vamos a encontrar que igual acaba la liga y un juzgado ordena que se jueguen los 21 minutos del ala. Como esté en juegue un descenso nos vamos a reír.
Quien no se va a reír es el propio Angel Villar, que como hoy no pida oficialmente el aplazamiento de las elecciones mañana martes verá como se le abre expediente de inhabilitación. En el Betis igual hasta se alegran. Quien ríe último…