Menú Portada
El doble juego de Julio Ariza, presidente del Grupo editorial

Así trabaja La Gaceta de Intereconomía, plagiando informaciones

Junio 16, 2010

Que cómodo, que gratis sale trabajar a costa del esfuerzo ajeno. Llueve sobre mojado. Y oigan, que no les da vergüenza. Como bien sabrán los lectores de este periódico, desde estas páginas, les informamos rigurosamente, y en exclusiva, del “pelotazo” inmobiliario que efectuó el secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Tojo, a costa de los cooperativistas de su sindicato en una zona privilegiada de la Urbanización Montecarmelo (Madrid). En su edición de ayer, miércoles 16 de junio, el diario La Gaceta, que dirige Carlos Dávila y edita Julio Ariza, publica en portada que “Toxo logró un ático protegido aunque ganaba 114.000 euros”. Si se remiten al citado diario, en su página 11, podrán encontrar, palabra a palabra, las informaciones que este modesto diario digital publicó a lo largo de cinco días. Y a las pruebas nos remitimos.

No es la primera vez. En su día, bajo el título de “Bandoleros de la información”, advertíamos que Intereconomía presentó como exclusiva de La Gaceta una información adelantada dos días antes por extraconfidencial.com. Nos referíamos a un reportaje exhaustivo y documentado del periodista Juan Luis Galiacho sobre la propiedad, hasta entonces inédita, que el ex presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, José Bono, poseía en Campello (Alicante). Dos días después, el citado diario se apuntaba el tanto informativo

Puede ser que algunos profesionales de aquella casa intenten justificar su salario a costa del esfuerzo de otros. En su día, otros medios, más nobles y honestos, sí citaron la fuente de procedencia. Quizás sea mejor pensar que el presidente del Grupo Intereconomía, Julio Ariza, no se entera de la mala y detestable praxis profesional de algunos de sus asalariados. Y es que no se puede estar con Dios y con el Diablo. No se puede reverenciar a una Presidenta y,  al mismo tiempo, a un Alcalde.

¡Ay! Si la presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid, Esperanza Aguirre, se enterara de lo que, a sus espaldas, cotillea –que no informa-, Xavier Horcajo, autor de la citada información. No olviden que el citado ¿periodista? fue despedido de el diario El País por incumplir el código deontológico y, como el presume, con la indemnización se compró un lujoso yate al acceso de muy pocos españoles. Doble moral. Doble juego. En contra del aborto y del divorcio, de la defensa a ultranza de la familia como base de la sociedad moderna pero luego se separan, se divorcian, se arrejuntan. Un mínimo código ético en la vida.

Me aconseja Julio Ariza que hable con Carlos Dávila y aclare las cosas. Lo intenté en una ocasión y la callada por respuesta. Y por eso mismo, de momento, callamos. Flaco favor el de Julio Ariza al Partido Popular de Mariano Rajoy con esta política informativa carente de ética, deontología y dignidad. Lo dejamos a su criterio.