Menú Portada
La Fiscalía Anticorrupción considera que la actuación de la princesa alemana es algo colateral, al igual que ocurre con la infanta Cristina en el caso Urdangarín

Así se conocieron la princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein e Iñaki Urdangarín

Febrero 28, 2013

800×600

El duque de Palma no aceptó  “el trabajo digno” que le proponía Corinna como presidente de la Fundación Laureus en España, por la intranquilidad por el porcentaje sobre las donaciones que iba a percibir como “propina” y el hecho que sólo iba a cobrar en metálico 200.000 euros, cuando el ya recibía prácticamente lo mismo en su anterior trabajo con la multinacional Octagon Esedos
Según Diego Torres de todas estas negociaciones entre la princesa e Iñaki Urdangarín tenía copia, y estaba enterado, el asesor de la Casa del Rey y secretario personal de las infantas, Carlos García Revenga, y así se lo indicó al fiscal Horrach

Normal
0

21

false
false
false

ES-TRAD
X-NONE
X-NONE

MicrosoftInternetExplorer4

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-style-parent:””;
font-size:10.0pt;”Times New Roman”,”serif”;}


La amistad entre la princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein, nacida en 1965 como Corinna Larsen, e Iñaki Urdangarín se sitúa en torno al año 2004, cuando esta aristócrata alemana comenzó su amistad con el Rey Juan Carlos I. Su salto a la opinión pública española ha sido debida fundamentalmente a dos hechos puntuales: la cacería de elefantes en Botswana en abril de 2012 en la que acompañó al monarca español y donde éste se fracturó la cadera; y a los negocios con el yerno del monarca, Iñaki Urdangarín.

La aristócrata alemana, que ha estado casada en dos ocasiones y tiene dos hijos, se divorció de su segundo marido, Casimir zu Sayn-Wittgenstein, tras cinco años de matrimonio. Gracias a ello conservó el título de Princesa y Alteza Serenísima. Ahora sus declaraciones a los medios españoles El Mundo y la revista Hola le han devuelto a la actualidad.

Pero fue Diego Torres, el ex socio de Urdangarín quien sacó a relucir su nombre en varias ocasiones y quien puso el dedo en la yaga a través de diversos correos confidenciales, donde se refleja cómo se gestó esta relación. Todo se inicia con la invitación formal que hace Urdangarín a la princesa Corinna, ya por entonces amiga del Rey, para acudir, en representación de la Fundación Laureus, como ponente a los célebres eventos de Valencia denominados Valencia Summit. “No vinieron de ninguna manera de turismo, vinieron para participar de forma activa en el Valencia Summit”, afirmó Torres al fiscal Horrach en su última declaración en Palma de Mallorca

Una vez que la princesa llegó a Valencia, allí se produce una admiración mutua entre el duque de Palma y la princesa alemana, que se plasma en diversos correos personales entre ellos (en idioma inglés) y donde se demuestran un gran aprecio: “Querida Corina”, “witch much love”, “big Kiss”, witch warm personal regards”, “thank you again and big Kiss”, etc, eran sus despedidas. La relación se estrecha tanto que Corinna se ofrece a encontrarle “un trabajo digno” y que el duque se convierta en el Presidente del Chapte Nacional, es decir, la división española de la Fundación Laureus, donde ella trabajaba con mando en plaza.

Sin esconder nada

Iñaki Urdangarín, sin pausa alguna, se pone en ello y le envía a la princesa Corinna su curriculum profesional, dicen que falseado y revisado desde la Zarzuela, y con copia al Rey de España, Juan Carlos de Borbón. Y así se lo indico Torres al juez Castro en su declaración:

No estaba haciendo Don Iñaki, nada a espaldas de nadie. Está diciendo, oiga, su Majestad el Rey le ha pedido que le envie un curriculum y se lo estoy enviando, y adjunto el curriculum, preparado en la Zarzuela, como supongo. No escondíamos nada de lo que hacíamos a nadie, lo estamos comunicando en todo momento

A raíz del envío de este curriculum la princesa Corinna se pone a trabajar en el objetivo previsto Y remite al duque de Palma un email dirigido a él y fechado el 22 de junio de 2005, aunque enviado al correo de la secretaria personal de Urdangarin, Luisa Massuet:

Apreciado Iñaki, me he reunido con Richmond de la Fundación Laureus, le he enviado tu curriculum, está muy interesados en que te unas a la Fundación Laureus, voy a negociar con el Presidente durante los próximos 15 días para que podamos decidir.. contesta”. Los ingleses esperaban que Iñaki Urdangarín como presidente de esta Fundación lograra básicamente dos premisas: 1) atraer a las grandes compañías españolas como sponsors de la Fundación Laureus; y 2) atraer deportistas de elite.

Así, le viene a decir Corinna en otro correo, “tu serías el Presidente de la operación en España y ahora voy a negociar su salario y haré lo posible para obtener el salario más alto posible”.

En otro correo posterior de la princesa alemana, fechado el 14 de julio, ya le dice que ha negociado sus emolumentos y que el salario propuesto es de 200.000 euros al año, más un factor variable para llegar a los 250.000.

Según declara Diego Torres al juez Castro y a los fiscales anticorrupción, Iñaki Urdangarín le iba comentado todas estas negociaciones. “Don Iñaki me lo iba comentando, yo estaba al tanto de esto, y a mí no me acabó de gustar, porque, bueno, esto debe ser muy normal en el mundo anglosajón, pero que un Presidente de una Fundación cobre salario, se puede hacer pidiendo, solicitándolo, al protectorado, tengo entendido, pero cobrar por porcentaje de la captación de los fondos de patrocinio… a lo mejor es legal, pero no me parecía muy bonito”.

Ingresos fijos y variables

Es decir, Iñaki Urdangarín iba a recibir un tanto por ciento de los donativos. El salario tenía una parte fija y otra parte variable. Y la variable, ahí radicaba la peligrosidad, dependería de un porcentaje de las donaciones que recibiera la Fundación. Según Torres: “Yo, personalmente, no lo acababa de ver, se lo comenté así a Don Iñaki y entonces…. A partir de aquí Don Iñaki me hace caso en esta sugerencia y lo que pide es más aclaraciones sobre cómo funciona la Fundación y cuál sería el plan estratégico de la Fundación en España. Nos derivan, aquí hay un email del señor Nacho Díaz, de una empresa que es la agencia de publicidad de la Fundación Laureus en España, y se produce una serie de reuniones en algunas estoy yo, en otras no, para diseñar el plan, el posible plan de lo que sería Laureus en España si entra Don Iñaki, antes de decir que sí entra”.

Paralelamente, los intercambios de correos entre Iñaki Urdangarín y la princesa Corinna continúan. “Apreciada Corinna, ¿Cómo estás?, imagino que estas liada por el tema de la caza. Después de nuestra conversación en Londres…

Tras una serie de detalles le envía una cuenta bancaria suya y de su mujer, la infanta Cristina de Borbón, con base en Londres. Ante la sorpresiva aparición de esta nueva cuenta bancaria de los Urdangarín en Londres, el fiscal Horrach no tiene más remedio que preguntar a Diego Torres por ella:

Fiscal: ¿y para qué necesitaba la cuenta bancaria?

D.T: no lo sé. Sinceramente, no lo sé, porque todavía no se había tomado una decisión. Al menos, que yo supiera.

Fiscal: ¿tenía que pagar algo, La Fundación Laureus a …

D.T: No

Fiscal: a Iñaki Urdangarín?

D.T: no lo sé, lo desconozco, lo que sé lo explico y lo aporto, lo que no sé, perdóneme, prefiero no elucubrar porque no lo sé (…) repito, mi intención es explicar que nosotros hemos actuado con plena transparencia, siempre hemos creído que estábamos actuando con absoluta corrección. Yo creo que no hemos cometido, absolutamente, ninguna irregularidad en ningún momento y si la hubiéramos cometido, conscientes no éramos. Alguien que cree que está cometiendo una irregularidad, no va haciendo correos como este. En este correo, Don Iñaki, está enviado desde el correo de su secretaria: “Apreciada Corina”, no esta, es la secretaria, de hecho lo envía en nombre de Iñaki, ¿eh?. Es del correo de la secretaria al correo de la señora Corinna. “Le adjunto la siguiente carta, le advierto que hemos enviado copia de esta carta a S.M Juan Carlos I, Rey de España, ha recibido copia”.

Pero finalmente, Urdangarín no acepta “este trabajo digno”. Entre la intranquilidad por el porcentaje sobre las donaciones que iba a percibir como “propina” y el hecho que sólo iba a cobrar en metálico 200.000 euros, cuando el ya recibía prácticamente lo mismo de la multinacional Octagon Esedos, que acaba de abandonar para emprender nuevos retos, le echan para atrás. Y así se lo dice al juez en su declaración Die:

 Por parte de nadie se están ocultando cosas, porque el siguiente mensaje es de Doña Corinna a Don Iñaki: ‘ Apreciado Iñaki, aprecio las sugerencias y sus reservas’- las reservas son la recomendación que yo le hice a Don Iñaki. Supongo que es normal. Supongo que es correcto. Supongo que en el mundo anglosajón esto se hace, pero a mí en España cobrar un porcentaje de las donaciones de una Fundación no me acababa de parecer, al menos, bonito. Y yo le recomendé que no admitiese esta presidencia. Y aquí Doña Corinna le da las gracias por los comentarios y dice: ‘también he copiado a su suegro en la espera de que esta propuesta, etc, etc… En todos los correos, esto es un ejemplo, simplemente, porque este lo tengo y otros no los tengo. Donde se ve que cualquier proyecto, cualquier tipo de actuación la estábamos sometiendo ante personas que pensamos que son más listas y que tienen más recursos que nosotros para que lo vean y digan si esto está bien o no está bien. De hecho, el comentario “no entremos en Laureus” lo hice yo, concretamente, este fui yo, que dijo: ‘a mí no me gusta. Será legal, pero no me acaba de gustar’.

Conocimiento de Zarzuela

Según Torres de todas estas negociaciones entre la princesa Corinna e Iñaki Urdangarín tenía copia, y estaba enterado, el asesor de la Casa del Rey y secretario personal de las infantas, Carlos García Revenga, y así se lo indica también Diego Torres al fiscal:

D.T.:“Este es un correo de la señora Corina, de hecho, está dentro de un correo, donde Don Iñaki le emite copia a Don Carlos García Revenga, en este caso, por supuesto, yo aquí he puesto los correos que tengo, pero Don Carlos García Revenga está perfectamente al corriente, también, de toda esta situación, le dice: “tengo en cuenta tus reservas”, perdone, pero lo estoy traduciendo. En el anexo, o la propuesta que ha hecho este señor de la Fundación Laureus, todos los pagos vendrían de la estructura global en Inglaterra. Se está previendo que los pagos se produzcan de una sociedad en Inglaterra.

Cada vez, yo tenía menos claro que nos conviniese esta colaboración, y por si queda alguna duda, sinceramente, hay esta carta de Don Iñaki, donde dice: ‘ Gracias por la información, gracias por la colaboración, perdón por el silencio durante estos días, pero quería comprobar con mi suegro y con el señor Alberto Aza, que en esos momentos es el Jefe de la Casa Real, antes de darle un feed-back. Repito, por favor, que nadie me mal interprete, yo no estoycriticando a nadie, porque aquí no hay nada que criticar. Esto lo único que muestra, es que por nuestra parte, toda la transparencia del mundo.

Fiscal: Entonces, exactamente, porque invitaron a la señora Corinna, para que el Señor Urdangarín tuviese acceso a la Fundación Laureus.…

D.T: no, no , eso vino después , a la Señora Corinna se la invita porque es una de las Instituciones mundialmente más relevantes en el mundo del deporte y el Valencia Summit une académicos, patrocinadores, y organizadores de eventos. Como organizador de evento tenía todo el sentido del mundo que la Señora Corinna participase en el Valencia Summit. Por eso viene como participante y por esto se le paga el viaje y la estancia.

Relevancia colateral

Para la Fiscalía Anticorrupción la relevancia de Corinna zu Sayn-Wittgenstein en el caso Urdangarín es claramente adyacente, colateral. Como también lo es la figura de Cristina de Borbón Tal y como avanzó Extraconfidencial.com, la Fiscalía Anticorrupción no ve indicios suficientes para imputar a la infanta en el caso Urdangarín. Como ya adelantó este periódico existe un pacto tácito entre la Fiscalía y el juez José Castro, instructor de esta pieza separada del Caso Palma Arena, para no traspasar una línea roja marcada, al no haber, según ellos, pruebas contundentes para imputar a la hija del rey Juan Carlos en este caso donde presuntamente se han esfumado cerca de diez millones de euros de las arcas públicas a través de la trama de empresa vinculadas al Instituto Nóos. Nadie quiere dar un paso, sin pruebas suficientes, que pueda acarrear serios problemas a la monarquía española y, por ende, a la estructura del Estado. “Hay un dique y hasta aquí se ha llegado”, afirman algunas fuentes, que ya ven como este caso judicial se está cortocircuitando.

Las últimas declaraciones judiciales de Iñaki Urdangarín, su ex socio Diego Torres y la mujer de éste, Ana María Tejeiro, no han aportado nuevas pruebas penales que puedan hacer cambiar la idea ya preconcebida de la Fiscalía y el juez Castro. Ya se lo dijo el juez tanto a Diego Torres como a su esposa

Juez: …A propósito que se menciona a esta señora [Cristina de Borbón], le voy a hacer una pregunta. Usted se siente comparativamente agraviado, porque su esposa esté imputada en esta causa y no lo esté Doña Cristina de Borbón?

DT: No, en absoluto. Esto lo han dicho los medios, pero yo nunca he dicho esto.

Juez: Era porque si usted se sintiera por su esposa injustamente tratado por esa diferencia, pues que usted está aquí para aportarnos los datos que usted crea conveniente y deshacer ese agravio, si es que existe agravio.

DT: Yo no lo considero un agravio, lo que sí es cierto es que mi esposa nunca ha sido parte del Instituto ni de la Asamblea General ni ha sido miembro de la Junta Directiva, ni siquiera ha sido empleada del Instituto. Doña Cristina ha tenido esos cargos efectivamente. Si lo dice en sentido de que estoy agraviado, estoy enfadado, no en absoluto.

Juez: No enfadado, que usted diga que aquí hay un trato diferenciado, sin que haya ninguna razón para esa diferencia. Que si no hay razón, tiene usted ahora la oportunidad de que podamos deshacer ese agravio.

DT: A mí me gustaría poder explicar las funciones de la Junta, las funciones que ha tenido cada uno de los miembros y de esa manera usted conocerá perfectamente lo que ha sucedido durante estos años.

Como se observa nadie quiere imputar de entrada a la infanta Cristina. Y ya se anuncia, en filtraciones de nuevo interesadas, que el próximo en desaparecer de la lista de imputados será casi con toda seguridad el asesor de la Casa del Rey, Carlos García Revenga, a quien la Fiscalía pretende exculpar. Así la línea roja marcada no se sobrepasa.

Juan Luis Galiacho

juanluisgaliacho@extraconfidencial.com