Menú Portada

Así ridiculizaba J. J. Santos a Matías Prats, padre de su pupilo, mientras Jiménez Losantos provoca una guerra de columnistas de El Mundo y Pablo Iglesias ya avisó hace años sobre sus intenciones

Enero 26, 2016
jj-matias

Tres meses con Matías Prats en el dique seco son demasiados. Por eso la rumorología sobre una posible retirada del periodista ha sido tal que su hijo, Matías Prats junior, no ha tenido más remedio que apuntar en La Otra Crónica que su padre tiene una dolencia ocular por un pelotazo jugando al tenis hace diez años y que no piensa en su retirada.

Da la casualidad que Matías Prats junior, redactor deportivo para Informativos Telecinco, tiene como jefe a J. J. Santos, una de las personas que públicamente más daño ha hecho a su padre. Cabe recordar que en la primavera de 2010, el jefe del área de Deportes de Mediaset, publicó un libro de memorias, Abrazos y zancadillas, en el que criticaba a su ex compañero de Antena3TVMatías Prats.

Lo hizo revelando una anécdota que lo retrata

Esto es lo que publicó Santos sobre el padre de su subordinado:

Matías, tengo que admitirlo, es todo un personaje. Sería absurdo poner en duda su buen hacer ante la cámara y el tirón que suscita entre la gente. Pero se llevarían un buen susto si conociesen la otra cara de Matías. Algunos compañeros que trabajaban codo a codo con él en la redacción de Antena 3 y a los que suele dedicar muchos de sus premios recibidos, se subían por las paredes cuando el bueno de Matías declaraba en distintas entrevistas que estaba a primera hora de la mañana poniendo en marcha el informativo.

Gracias a él he aprendido a callarme en determinados momentos. Aunque nunca logré asimilar otra de sus grandes virtudes: decir siempre lo que quiere escuchar el poderoso. Nunca olvidaré la lección que me dio en cierta ocasión. Durante días me había calentado la cabeza en el estudio despotricando sobre cierto directivo, cuyo nombre omitiré, que estaba perjudicando claramente nuestro trabajo. Yo me sumaba de manera entusiasta a sus quejas, apostillando que no había derecho a lo que nos estaban haciendo. Pues bien, días después, esa persona que tanto criticábamos desayunó con nosotros. Cuando tomé la palabra le hice saber nuestras quejas.

De inmediato recibí una cornada dialéctica que me dejó temblando la femoral. Vamos, que salí vivo del envite de milagro. Poco después llegó el turno de Matías y se deshizo en elogios a la gestión del innombrable. Es más, le brindó todo tipo de colaboración para lo que fuera menester. El mandamás se iba hinchando de satisfacción por momentos ante tanto halago. Yo me iba hinchando también, pero de ira“. J.J. Santos queda en evidencia él solito. ¿Por qué no explica por qué y por quién ocupa el puesto que ocupa?

Losantos desata una guerra de columnistas en El Mundo 

Hace unos días Carmen Rigalt se quejaba en las páginas de El Mundo de que un compañero de periódico criticase con saña a Íñigo Errejón, que a ella le despierta ternura. Federico Jiménez Losantos, el autor confeso del artículo, se sintió aludido y respondió a su compañera en Es RadioA ver si te enteras Carmencita, que este señor ha cobrado una beca sin trabajar y este señor ha cobrado de Venezuela“. 

Víctor de la Serna, pluma de El Mundo y presente en la citada tertulia, se puso del lado del turolense: Pero vamos a ver, somos periodistas. ¿Cómo que Errejón tiene cara angelical? ¿Cuántos asesinos en serie la tenían?”.

Podemos podría pretender el control de TVE 

Hace unos años, antes de estar en primera línea directa de la política, Pablo Iglesias criticaba al partido que asesoraba mediáticamente, Izquierda Unida. Hablaba el fundador de Podemos de la torpeza de la formación comunista en su exposición a los medios de comunicación.

Hace unos años, antes de estar en primera línea directa de la política, Pablo Iglesias criticaba al partido que asesoraba mediáticamente, Izquierda Unida. Hablaba el fundador de Podemos de la torpeza de la formación comunista: Yo a Izquierda Unida no la entiendo. ¿Por qué piden en Andalucía la cartera de vivienda, que está muy bien, y no piden Canal Sur, donde ni existen?“. Viendo esta frase ahora se entiende que una de las posibles pretensiones para el futuro de Podemos es el control de RTVE.

Jorge Higueras