Menú Portada
LAS INVERSIONES DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL ESPAÑOLA (I)
Finanzas Querqus, SICAV, SA, propiedad de los Hospitalarios de San Juan de Dios, tiene un capital de 17.263.239 euros

Así invierte en Bolsa la principal SICAV de una orden religiosa: Mediaset, Prisa o las bodegas Barón de Ley

Septiembre 22, 2013

A cierre de 2011 poseía 13 millones de euros en productos de Deuda, casi 12 millones en emitidos por el Tesoro español pero también en 1,16 millones en Renta Fija del Banco Santander, entidad que gestiona esta SICAV
En Bolsa también tenía acciones en Banco Santander, Vidrala, la cadena de jugueterías Imaginarium y las multinacionales del acero Arcelor Mittal y Kloeckner
Era titular de cuentas con 57.708 euros y un saldo superior a 258.280 euros en otras divisas


Desde que el 13 de marzo de este año Jorge Mario Bergoglio fuese elegido como Papa Francisco I, han sido pocos los días o semanas en los que no ha sorprendido gratamente al mundo por gestos que van mucho más allá de lo testimonial. Lo último, la entrevista con el director de la revista Civiltà cattolica, el jesuita italiano Antonio Spadaro en la que además de declarar que “jamás he sido de derecha” ha reflexionado y reivindicado sobre el papel de la mujer en la Iglesia, y criticado que se centre en exceso en temas como la homosexualidad y el uso del condón. Una semana antes sorprendió a propios y extraños al conducir un Renault 4 de color blanco, fabricado en 1984 y con 300.000 kilómetros de experiencia. Este modesto regalo le fue entregado por Renzo Zocca, un sacerdote de Verona, de una barriada obrera, que llegado su retiro le comunicó por carta al Papa como este modesto coche había sido su más fiel aliado durante más de 25 años de labor pastoral y que después de darlo todo a los pobres, quería regalárselo a él. Se citaron el 7 de septiembre, le recibió a las puertas del Vaticano y el Santo Padre ya recorrió en su nuevo coche el trayecto hasta su modesta residencia de Santa Marta. Todo un ejemplo que podría extenderse al resto de la jerarquía eclesiástica, ya que desgraciadamente no todas las noticias son ni mucho menos gratificantes, incluidas las generadas en España, donde cuando no salta la noticia de estar implicados en escándalos financieros (Gescartera, Forum Filatélico), conocemos como se reconvierten hosterías en alojamientos de lujo o invierten cantidades millonarias en SICAVS.

Negocios éticos, no gracias

Las Sociedades de Inversión de Capital Variable, más conocidas como SICAV, son instrumentos especialmente creados para proteger a los grandes capitales. Si no se venden las acciones, tributan sólo al 1% en el Impuesto de Sociedades, así, después de sufrir dos subidas del IVA, otras dos del IRPF y haber elevado decenas de tasas e impuestos especiales, ni José Luis Rodríguez Zapatero ni tampoco Mariano Rajoy han cambiado la fiscalidad de este producto para ricos y para también para la Iglesia. Esta, a través de archidiócesis y órdenes religiosas tienen distintas sociedades de este tipo en funcionamiento. La más importante, Finanzas Querqus, SICAV, SA, propiedad de los Hospitalarios de San Juan de Dios que ha cierre del ejercicio 2011 tenía un capital de 17.263.239 euros, casi 3.000 millones de las antiguas pesetas. Creada en el año 2000, esta no es la única sociedad de esta orden, que también es propietaria de Gestión Hospitalaria 2000 SL, domiciliada en la calle Herreros de Tejada nº 3, de Madrid, lateral del Hospital de San Rafael que regentan en la capital de España. Dedicada a la “gestión de compras y suministros de materiales, equipos y demás productos de carácter hospitalario y de servicios sociales y asistenciales”, y con 7 trabajadores en 2013, posee activos por 9,17 millones y facturó en 2011 la nada desdeñable cifra de 25,57 millones de euros.

Si estas cifras sorprenden no lo hará menos la nombrada SICAV. A 31 de diciembre de 2011 gestionaba más de 13 millones de euros en productos de Deuda y más de 520.000 euros en acciones de Bolsa, además de tener cuentas corrientes con 57.708 euros en nuestra moneda y otros 258.280,82 euros en divisas, la mayor parte de estas cuentas en el banco de negocios Santander Investment. Y es que la relación con el Grupo de Emilio Botín es excelente, ya que no sólo todos los valores se depositan en este Banco “selecto”, también gestiona la SICAV la empresa Santander Asset Management, y de los 13 millones en Deuda, 11,8 millones lo invierten en productos del Tesoro Público de España, pero también 1,16 millones en renta fija del Banco Santander.

Pero sin duda lo más llamativo está en su inversión en Bolsa. En pleno auge de microcréditos, responsabilidad corporativa y negocios éticos en general, Finanzas Quercus y sus gestores, según se desprende de la auditoría del año 2011 realizada por Deloitte, decidieron invertir en empresas como Mediaset (dueña de Telecinco, cadena de televisión famosa por formatos como Sálvame o Gran Hermano), el Grupo Prisa o las bodegas Barón de Ley, quizá esta última por haber levantado su bodega en lo que era un antiguo convento. También invierten en Banco Santander, por supuesto, en la juguetera Imaginarium y Vidrala. Esto en lo que respecta a valores que cotizan en España, en el extranjero lo hacen en dos compañías, dos gigantes del acero como son Kloeckner y Arcelor Mittal. ¿Es el fin de la iglesia invertir en empresas que representan lo más duro del capitalismo o que no son ejemplo para la sociedad? Lo malo es que Finanzas Querqus no es la única empresa propiedad de la Iglesia que actúa en este mismo sentido.