Menú Portada

Así fue acusado del presunto delito de narcotráfico Kiko Matamoros, Libertad Digital pierde comba y Pedrojota se frustra por dejar de ser el chico malo del periodismo 

Enero 27, 2016
kiko coto

Kiko Matamoros se enfrenta ahora a la acusación de sus hijos sobre el supuesto impago de la pensión alimenticia. Pero para el colaborador de Sálvame no es la primera vez que lo acusan de delitos que podrían implicar su ingreso en prisión.

En enero de 2010, apenas unos meses después de que Kiko se sentarse en Antena 3 para denunciar la infidelidad de Makoke, a la que tildaba de “manipuladora”, una revista rosa publicó que Makoke se presentó en el puesto de comandancia de la Guardia Civil de Majadahonda para presentar un atestado tras un supuesto episodio de violencia protagonizado por Matamoros. Finalmente Makoke señalaría que no había puesto una denuncia en firme para “no perjudicar al padre de mi hija. Sólo quería que se fuera de casa”.

En noviembre de 2012, en un Deluxe recordado por su brutalidad, Coto Matamoros, su hermano, señaló que acabó en la cárcel porque Kiko presuntamente organizó un viaje para traer cocaína desde Brasil. Según el ex colaborador de Crónicas Marcianas, su hermano presuntamente compró la droga y puso el dinero de ésta, mientras que él se limitó a hacer de correo de la sustancia, terminando finalmente entre rejas.

Libertad Digital pierde comba

El nacimiento de un sinfín de periódicos generalistas ha provocado que un medio antaño referente de la derecha política, Libertad Digital, haya pedido comba. Las razones de esta pérdida de influencia son principalmente tres. El primero es el divorcio de su editor, Federico Jiménez Losantos, con el Partido Popular, formación que según los papeles de Bárcenas inyectó dinero negro en la ampliación de capital de la sociedad editora del citado medio. La segunda es que tal y como denunciaba hace unos años Jesús Cacho, actual colaborador de Es RadioLD no trabaja sus informaciones; “Son noticias de agencias con titulares de extrema derecha”. Esta falta de un equipo de investigación y la falta de informaciones propias ha provocado una pérdida de posicionamiento dentro del entorno digital, ya que LD vive de sinergias con Es Radio y de un ramillete de opinadores en la órbita de la línea liberal de Federico, que lo convierten en un medio más ideológico que informativo.

La tercera, y no menos importante, es que el Grupo Libertad Digital ha acometido dos grandes inversiones en los últimos años, hecho que ha menguado el presupuesto del portal. El primero fue la fallida aventura televisiva con Libertad Digital TV, mientas que la segunda ha sido la apuesta de Es Radio, que seis años después de su fundación sigue sin colocarse entre las grandes emisoras de radio nacionales en cuanto a número de oyentes.

Pedrojota se frustra 

Cuentan las malas lenguas que Pedro J. Ramírez está frustrado. Pero no lo está solo porque el arranque de El Español haya sido más tibio del que se esperaba, sino porque el riojano ha visto como después de marcar la agenda política durante más de tres décadas, ahora nadie se acuerda de él.

Ramírez achaca este silencio informativo a una persecución sobre su persona, pero realidad o ficción, está claro que las investigaciones cargadas de nitroglicerina del periodista no resuenan como antaño. Y claro, no debe ser grato perder su eterno papel de chico malo del periodismo.

El Grupo Zeta intenta inyectar lectores a Interviú 

Hace unos días Extraconfidencial destapaba que cundía cierto nerviosismo en el Grupo Zeta al observar que su buque insignia, Interviú, había perdido 121.000 lectores en apenas un año.

Pues bien, Zeta no ha tardado en reaccionar y ha decidido entregar a partir del pasado 15 de enero el semanario cada semana a los lectores del Diario Córdoba, perteneciente al mismo grupo mediático. Con esta medida, Asensio junior consigue inyectar artificialmente lectores a un semanario que no está consiguiendo los números esperados.

Jorge Higueras