Menú Portada
La familia Sánchez en Rivas son como los Pujol en Cataluña: nada se movía sin que ellos lo supieran y aprobarán

Así es la vida de Tania Sánchez: la novia de Pablo Iglesias puede ser imputada en breve por el TSJ de Madrid por prevaricación, tráfico de influencias y malversación

Enero 27, 2015

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ya ha pedido Informes a la Fiscalía que se muestra favorable para la admisión a trámite y su posterior imputación, aunque ella en su círculo más cercano indica lo contrario
Pero los Sánchez son mucho Sánchez, y más si cuentan con el apoyo de Pablo Iglesias, su novio, y su partido Podemos. Así lo dice ella a su círculo más cercano en IU: “No creo que se atrevan a imputarme. Estoy muy tranquila”
En IU se han levantado muchas voces críticas contra ella por ser un submarino de Iglesias en el partido


Tania Sánchez Melero, candidata de IU a las próximas elecciones autonómicas en Madrid y novia del líder de Podemos, Pablo Iglesias, atraviesa uno de sus momentos más difíciles en su incipiente carrera política. La joven Tania, nacida en 1979 (35 años), puede ser imputada en breve por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), quien ya ha solicitado informes a la Fiscalía del Estado y que se estima que antes del día 10 de febrero indique si acepta a trámite o no la querella contra ella y su padre, Raúl Sánchez, por tres graves delitos: prevaricación, tráfico de influencias y malversación de fondos públicos.

La querella interpuesta por el Partido Popular tiene todos los visos- un 95 % según los juristas consultados por Extraconfidencial.com-, de que prospere y que, por tanto, una vez aceptada, la novia de Pablo Iglesias sea imputada. Eso significaría, según palabras de su jefe en Izquierda Unida, Alberto Garzón, que tendría que dejar su candidatura a la Comunidad de Madrid. Lo principal de los hechos denunciados radica en la adjudicación de 29 contratos por un importe total de unos 1,3 millones de euros por parte del Ayuntamiento de Rivas VaciaMadrid, cuando estaban tanto ella como su padre de concejales, a la cooperativa Aupa, administrada por el hermano de Tania, Héctor Sánchez. 

Los Sánchez, todo un clan

La vida de Tania es una carrera hacia adelante fulgurante aupada por su padre, Raúl Sánchez Herránz, un sindicalista de Comisiones Obreras en el sector de la Banca que hizo carrera en la Banca March (luego Banco Natwets y Solbank), convirtiéndose en un personaje muy temido, hasta que ya comenzada la década de los noventa llegó a un acuerdo con su Banco para que se marchara. Según compañeros de entonces, el padre de Tania pactó una indemnización por su salida de unos 20 millones de las antiguas pesetas, que rubricó con el entonces director de personal, José Manuel Blanco Cotano.

Años más tarde Raúl Sánchez Herránz, con el dinero en la mochila, se convirtió en una de las caras más conocidas del gobierno local de Rivas VaciaMadrid. Fue en 1999 cuando empezó a ocupar cargos de responsabilidad en dicho Ayuntamiento, llevando las concejalías de Desarrollo Económico y Empleo, Mantenimiento Urbano, Mujer y Deportes, la que a día de hoy dirige. Los Sánchez se convirtieron en Rivas como los Pujol en Cataluña: nada se movía sin que ellos lo supieran y aprobaran. 

La familia Sánchez llegó a Rivas en 1983, el municipio feudo de la izquierda madrileña. Allí, los Sánchez se hicieron un nombre y los compañeros de partido les llamaban “los colonos” por su fuerza y empuje. La niña, la pequeña Tania, acompañaba a su padre a las manifestaciones de la época y ya en su etapa juvenil dejó claro que aspiraba a una carrera sindicalista como su padre, ya que se hizo representante estudiantil en el Instituto público “Las Lagunas”, donde estudió bachillerato y COU. Por entonces, iba con cresta de colores.

Después se diplomaría en Educación Social, con una beca Erasmus en Suecia. Sus primeros pinitos como educadora social los hizo en centros de drogodependientes de la ciudad de Madrid, en el Batán y en las Barranquillas. Pero pronto se dio cuenta que eso no era lo suyo para hacer carrera política y papá la colocó como personal laboral de oficina dentro del Grupo de Izquierda Unida en el ayuntamiento de Rivas. Así, en 2003, con 24 años, la niña ya tenía su primer trabajo bien pagado. Dos años más tarde, en 2005, papá le aupó aún y la colocó como asesora de participación ciudadana y cooperación del Ayuntamiento de Rivas. Su sueldo ya no lo pagaba IU sino el erario público. No contento con ello, papá la situó aún más arriba y figuró en las listas de IU al Ayuntamiento de Rivas en el año 2007 alcanzando un puesto de concejala. Los amigos de papá, que por entonces era primer teniente de alcalde, la situaron como concejala de Cultura, Fiestas y Cooperación al Desarrollo. 

Los millonarios contratos a su hermano Héctor

Al poco de sellar su acta de concejala de Rivas comenzó a dar contratos a su hermano Héctor. La familia unida jamás será vencida, y los Sánchez siempre han formado una piña. Así, en septiembre de 2008 otorgó una subvención de 2.500 euros a la Asociación Cultural Pecados Capitales, una entidad en teoría sin ánimo de lucro que ella misma había creado junto a su hermano Héctor en diciembre de 2001. El domicilio de esta Asociación estaba ubicado precisamente en la casa familiar de los Sánchez, ubicada en la Ronda de Gijón de Rivas. Por esas fechas los dos hermanos vivían con papá y mamá, ya que aún no habían logrado las viviendas de protección oficial que luego se les concederían y que les permitieron independizarse. El piso de protección oficial de la  novia de Pablo Iglesias estaba ubicado en una Urbanización situada en la calle José Luis Sampedro, donde también habitan una veintena de cargos y familiares de Izquierda Unida. Posteriormente, Tania lo vendió a otro compañero de IU, el portavoz en el Ayuntamiento Curro Corrales.

Según la denuncia que obra en poder del TSJM, fue la propia Tania Sánchez, por entonces concejala de Cultura, Fiestas y Cooperación al Desarrollo, quien firmó la documentación del acuerdo y la disposición de fondos para proceder a la transferencia del dinero a la Asociación de su hermano en la que ella misma había participado en la creación. 

Pero sólo un mes después, una vez más, Tania Sánchez votó a favor de conceder a la empresa Aupa Sociedad Cooperativa Madrileña, participada por su hermano Héctor, un contrato de 137.000 euros. Este “acuerdo” se unía a los 29 concedidos en total a la cooperativa Aupa donde su hermano Héctor Sánchez era administrador único y que durante esos años suman la cantidad de 1,3 millones de euros. Muchos de ellos partieron de la Concejalía de Juventud, cuyo titular era el hoy alcalde Rivas, Pedro del Cura, por entonces a las órdenes directas del compañero Raúl, el padre de Tania, al que guardaba pleitesía y admiración.

Los contratos eran para que la cooperativa de los Sánchez impartiera en una escuela del pueblo talleres de “dinamización cultural y musical”. Como había que llegar al mínimo de alumnos exigidos para poder cobrar la subvención, la propia Tania y su hermano Héctor se matricularon en cursos de voz, capoeira y batería, inflando así la cuota de alumnos para llegar al límite exigido. En dicha cooperativa también figuraban como fundadores dos funcionarias del Ayuntamiento de Rivas, Maria Abril y Yolanda Pérez, que pasaron de ser interina a ser funcionarias en el año 2006, elaborando los pliegos y valorando las ofertas de los contratos que presentaba el hermano de Tania, antes su socio.

Sigue siendo la novia de Pablo Iglesias

Paralelamente en el tiempo, la joven Tania empezó a estudiar Antropología Social y Cultural en la UNED, donde se licenció, especializándose en el ámbito de la comunicación política y la consultoría de gestión pública en la Universidad Complutense de Madrid, donde cursó un master. Allí empezó a frecuentar los círculos donde también se movía Pablo Iglesias, que por entonces colaboraba con Izquierda Unida. Así, poco a poco, la joven Tania empezó a colaborar con la Tuerka, la televisión de Juan Carlos Monedero y Pablo iglesias, y surgió el romance que todavía a día de hoy perdura a pesar de los rumores de ruptura. Ya lo dijo Pablo Iglesias en el mitin de Valencia del pasado domingo: “Quien ataca a Tania, me ataca a mi”. Los jóvenes siguen manteniendo una relación amorosa, aunque no hay apenas fotos de su idilio. Muchos paparazzi buscan la foto del deseo que hoy se pagaría muy bien, como en su día se pagó la instantánea de Isabel Preysler y Miguel Boyer.

Pero la carrera política de Tania Sánchez esta hoy en entredicho en Izquierda Unida. No todos la quieren. Hay muchas voces críticas contra ella, a la que consideran un submarino de Iglesias en IU. Su elección como candidata para la Comunidad de Madrid apenas llegó al 40% de votos favorables y su posible imputación por el TSJM puede ser definitiva. Todo apunta a que en breve el TSJM se pronunciará a favor de la tramitación, ya que ha pedido informes a la Fiscalía que se muestra partidaria de admitir a trámite la querella del PP, lo que llevaría consigo la imputación inmediata de Tania Sánchez. Ya lo dijo Alberto Garzón, el también joven líder de IU: “El código ético de nuestro partido exigiría que Tania renunciase a la candidatura a la Comunidad de Madrid”. Pero los Sánchez son mucho Sánchez, y más si cuentan con el apoyo de Pablo Iglesias, su novio, y su partido Podemos. Así lo dice ella a su círculo más cercano en IU: “No creo que se atrevan a imputarme. Estoy muy tranquila”.

Juan Luis Galiacho
@jlgaliacho