Menú Portada
Aguasantas comparece esta noche en Sálvame de Luxe para desvelar, entre otras cosas, la identidad de otras personas a las que debe dinero

Así es la realidad empresarial de Raquel Bollo: Opacidad, incumplimiento en la presentación de cuentas y beneficios mínimos

Abril 10, 2014

Una de sus tres empresas no deposita sus cuentas desde el 2005, en una segunda ha solicitado su baja a Hacienda y en la última apenas declara 740 euros de beneficio

pq_928_raquelbollobollo.jpg

Nunca 12.000 euros dieron para tantas horas en televisión. Esa es la cantidad que Raquel Bollo adeuda desde hace un año a Belén Esteban y que ha estado a punto de terminar con su amistad. La ex de Chiquetete superó el polígrafo en el Sálvame de Luxe del pasado viernes y aseguró que con ese dinero saldaría su deuda con la princesa del pueblo. En la edición de ayer de Sálvame que presenta Jorge Javier Vázquez, con las dos protagonistas en plató, Raquel Bollo anunció que no podía pagarle a Belén porque no le habían realizado aún el ingreso. Pero esa no fue la auténtica sorpresa de la tarde: María Patiño anunciaba la presencia en la edición de hoy de Sálvame de Luxe de Aguasantas -la ex pareja de Manuel Cortés-, hijo de Bollo, ni más ni menos que para desvelar, entre otros pormenores, la identidad de otras personas a las que Raquel adeuda dinero. No hay que olvidar que fue Aguasantas quien reveló la deuda con Belén Esteban. El espectáculo está servido.

Lo que no se puede decir es que Raquel Bollo no sea emprendedora. La colaboradora de Tele5 administra tres sociedades, dos de forma única, Almanuel SL y Madre Fuerza SL y una tercera, Pensamientos y Sensaciones SL, junto a Jesús Alejandro Rodríguez Loriente. Tres sociedades con objetos distintos pero un punto común, ninguna de ellas es ni mucho menos un éxito empresarial.
 
La más antigua de todas es Almanuel SL, que inició sus operaciones el 11 de diciembre de 2003 con un capital mínimo de 3.005,06 euros. Domiciliada en Sevilla, su objeto social es la “realización de todo tipo de actividades artísticas, de representación y promoción”. Este objeto social ha sido una práctica muy común de colaboradores en medios de comunicación que creaban estas sociedades para canalizar sus pagos liquidando tan sólo el IVA correspondiente y no el IRPF. Pero Hacienda determinó que estos trabajos profesionales coticen y recaigan a la persona física que lo realiza y por tanto pague el IRPF lo que obligó a que estos trabajos no sean facturados por empresas intermediarias.
Este puede ser el caso de esta sociedad de Raquel Bollo que sin presentar sus cuentas al Registro Mercantil,  y por tanto ser susceptible de ser multada por el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC), sí inscribió la baja provisional de esta sociedad en Hacienda el 10 de octubre de 2013.
 

Fracaso en hostelería y apertura de nuevos negocios

 
En otro mes de octubre, el de 2005, empezó una nueva aventura empresarial con la sociedad Pensamientos y Sensaciones SL domiciliada en la localidad sevillana de Camas. Creada de nuevo con el capital mínimo, en este caso redondeado a 3.006 euros, la nueva compañía de Raquel Bollo está dedicada a las “actividades relacionadas con la hostelería, bares y restauración en general” pero también a la “promoción y representación tanto de espectáculos musicales y teatrales en general, como de artistas individuales o grupos musicales o dedicados al mundo del espectáculo en general”. 
 
La sociedad tampoco fructificó, ignorándose la “factura” final de este fracaso empresarial ya que tan sólo ha presentado unas cuentas, las del año 2005 (haciéndolo con un considerable retraso el 7 de marzo de 2007) y desde entonces 7 ejercicios sin cumplir con esta obligación para toda empresa en funcionamiento, como es el caso de esta sociedad.
 
Su última apuesta es mucho más reciente. Madre Fuerza SL fue constituida el 4 de junio de 2012 en Barcelona, estando su primer domicilio social en la calle Bailén de esta ciudad, para posteriormente trasladarse a la localidad sevillana de Espartinas. La sociedad tiene como objeto social uno similar al que ha compartido con sus dos anteriores empresas: “La prestación de servicios y asesoramiento en imagen y estilismo” al que añade “así como, la compra-venta de prendas de vestir y sus complementos “. En estas cuentas refleja una cifra de activos no muy importante, tan sólo 18.452 euros, repartidos fundamentalmente entre existencias (5.500 euros), deudores comerciales (9.158 euros) y efectivo (3.793 euros). Por el lado del pasivo, además de los 3.000 euros de capital social destacan los 7.941 euros de deudas a corto plazo a los que hay que sumar otros 6.746 euros que debe a proveedores.
 
Con todo ello, en el primer ejercicio en funcionamiento consiguió una facturación de 29.878,53 euros pero tras descontar los gastos (explotación, aprovisionamiento y personal) el beneficio se redujo a tan sólo 1.018 euros, que tras pasar por Hacienda, disminuyó hasta los 764,16 euros. Lo más curioso de estas cuentas de resultados es que aunque en la memoria señale que emplea a 4 trabajadores, el gasto de personal fue de tan sólo 2.857 euros.