Menú Portada
La Comunidad Autónoma de Andalucía regida por la socialista Susana Díaz recoge el 25,03% del total de la pobreza nacional

Así es la miseria en España: 731.000 hogares no tuvieron en 2014 ningún tipo de ingreso familiar

Junio 25, 2015

Y en la Cataluña del secesionista Artur Mas -el de "España nos roba"-, 110.200 hogares se mantienen sin percibir ningún tipo de ingresos, lo que representa el 15,07% del total nacional De los hogares sin ingresos, 196.300 tenían a su cargo uno o más menores de 16 años. En 1,7 millones de viviendas españolas toda la familia se encuentra en el paro

pq_933_susana_diaz.jpg

Las cifras oficiales del Gobierno de Mariano Rajoy no dejan lugar a dudas: puede que en la economía haya “brotes verdes”, pero la miseria no baja en España. Según los Informes remitidos por el Ejecutivo al Congreso de los Diputados y a los que Extraconfidencial.com ha tenido acceso, 731.000 familias no tuvieron en 2014 ningún tipo de ingresos; de esos, 196.300 hogares contaban con uno o más menores de 16 años a su cargo y, por si fuera poco, en 1,7 millones de viviendas todos estaban en paro. Finalmente, 42.685 españoles se vieron obligados a emigrar sólo en el primer semestre de 2014.

En cuatro respuestas por escrito a otras tantas preguntas parlamentarias, el Gobierno de Mariano Rajoy ha reconocido que, a fecha de diciembre de 2014, más de 731.000 familias españolas no percibían ningún tipo de ingreso familiar; es decir, que prácticamente se encontraban en la indigencia. De esos hogares españoles bordeando la miseria, 196.300 familias tenían a su cargo uno o más menores de 16 años, lo que agravaba considerablemente su situación. Si añadimos además las cifras de la emigración española, con 42.685 salidas sólo en el primer semestre de 2014 (no están aún contabilizadas oficialmente las salidas en el segundo semestre), el índice de pobreza en España se dispara de forma alarmante.

Los datos los ha remitido el Gobierno al Congreso de los Diputados en respuesta a tres peticiones consecutivas del diputado socialista Miguel Ángel Heredia y a otra de los también socialistas José Andrés Torres Mora y Esperança Ortega, según la documentación a la que este periódico ha tenido acceso. El Gobierno reconoce así de forma explícita lo que ya se observa de forma pública en la Encuesta de Población Activa (EPA): que la situación en España sigue siendo dificilísima. Las cifras son realmente alucinantes.

Andalucía, la Comunidad con mayor pobreza

A finales de 2014, de las 731.000 familias sin ingresos de ningún tipo a nivel nacional, 183.900 correspondían a Andalucía; es decir, que la Comunidad Autónoma regida por la socialista Susana Díaz recoge el 25,03% del total de la pobreza nacional. Además, de los 1,7 millones de familias con todos sus componentes en paro, 496.000 son andaluzas, Comunidad que también registró un alto grado de emigración, con 4.710 salidas sólo en el primer semestre de 2014.

Ahora bien, después de Andalucía resulta sorprendente este otro dato destacado en la información oficial remitida por el Gobierno al Congreso: en ese mismo periodo había en la Cataluña del secesionista Artur Mas -el de “España nos roba”-, 110.200 hogares sin percibir ningún tipo de ingresos, lo que representa el 15,07% del total nacional. Es decir, que la comunidad gestionada por CiU es la segunda en número de pobres en España, mientras que la Comunidad Valenciana ocupa el tercer puesto, con 83.100 familias sin ingresos, o, lo que es lo mismo, el 11,36% del total nacional.

Por debajo de esos marcadores de pobreza se encuentran la Comunidad de Madrid, gestionada en ese momento por el popular Ignacio González, que ocupa el cuarto puesto del ranking nacional, con 73.800 familias sin ingresos, o, lo que es lo mismo, el 10,09% del total nacional; Canarias, con 42.400 familias sin ningún tipo de ingreso (5,8% del total, aunque en este y otros casos el nivel de pobreza puede ser porcentualmente mayor, en función del número de habitantes); Castilla y León (con 32.300 familias en peligro de exclusión social); Galicia (30.800); Castilla-La Mancha (con 30.600 familias); País Vasco (27.600); Murcia (20.300); Asturias (13.900); Aragón (17.600); Baleares (22.300); Extremadura (15.700); Cantabria (10.800), y Navarra (9.200 familias).

Por provincias, el índice de mayor pobreza se dispara en Barcelona, con 76.400 familias en riesgo de exclusión social, seguida de Madrid (73.800); Málaga (43.900); Alicante (33.200); Cádiz (27.300), y Santa Cruz de Tenerife (16.500).

La pobreza entre los menores

Si los anteriores datos oficiales resultan preocupantes por sí solos, lo son más si se tiene en cuenta el número de familias en las que ninguno de sus componentes percibe algún tipo de ingreso, pero que, además, cuentan con uno o más menores a su cargo. La cifra global, según el Gobierno del PP, es de 196.300 hogares, lo que representa el 26,85% del total. A la cabeza sigue estando Andalucía, con 62.700 familias en riesgo de exclusión social y con menores a su cargo, seguida de Madrid, con 27.200 y Cataluña, con 20.400 hogares en la miseria, pero con menores dentro del núcleo familiar.

En cuanto a provincias, el ranking de los hogares sin perceptores de ingresos con uno o más menores de 16 años lo encabeza Madrid, con 27.200 familias (en este caso, cuentan a la Comunidad de Madrid como una provincia y no distinguen la capital del resto de la región), seguida de Sevilla (14.800 familias) y Barcelona (13.500).

Estos datos ayudan a explicar el por qué España ha vuelto a ser emigrante: según otros documentos del Gobierno también remitidos al Congreso, en 2014 residían en el extranjero alrededor de dos millones de españoles, mientras que los hijos de españoles nacidos fuera de España sumaban ya más de 700.000. Además, según el Padrón de Residentes Españoles en el Exterior (PERE), casi 140.000 españoles tuvieron que salir entre 2012 y 2013.

Pues bien, en el primer semestre de 2014 la situación se mantuvo igual de dramática, de tal manera que en esos seis meses -no hay datos oficiales del último semestre de ese año-, se vieron obligados a emigrar de España 42.685 personas a sumar a las que ya estaban fuera. De estos emigrantes, la mayor parte correspondieron curiosamente a la Comunidad de Madrid (9.889), seguidos de Cataluña (8.419), Andalucía (4.710), Comunidad Valenciana (4.475) y Galicia (2.530). 

Jorge Ventura