Menú Portada

Así colabora fiscalmente el independentista Pep Guardiola con Cataluña: Su empresa Schedule SL facturó 550.000 euros en 2015, pagó tan sólo 16.736,30 euros por el Impuesto de Sociedades, mientras cuenta con unos activos que suman 4,43 millones de euros

Junio 14, 2017
guardiola hurna

Ya le llaman Pepito. Josep Guardiola se ha convertido en lo peor que se puede decir de alguien que se dedica en el deporte, más famoso por sus escarceos fuera de su labor profesional, en este caso políticos, que por los éxitos deportivos. Mientras que la dictadura de los Emiratos Árabes, dueña del Manchester City, ya tira de talonario para confeccionar un nuevo equipo al ex entrenador del F.C. Barcelona para que olvide el fracaso de esta pasada temporada -tercero a 15 puntos del campeón de la Premier League, el Chelsea-, ha decidido dar un paso más en su afán de convertirse adalid del independentismo.

El que ejerció de orgullos embajador de Qatar, monarquía totalitaria acusada de fomentar el terrorismo internacional, y ayudó a su candidatura para organizar lo Mundiales de 2022, llama autoritario al Estado Español en su afán por defender un referéndum imposible del cual no ha conseguido ningún apoyo internacional. No hay nada mejor que recibir millones de dólares, como los que cobró en dos temporadas de Qatar, para denominar a este país “abierto” y olvidarse que, por ejemplo, allí las mujeres violadas son condenadas por adulterio. Eso sí, en Qatar los ciudadanos extranjeros no pagan impuestos. Todo un chollo para quien acumula contratos millonarios, pero deja muy poco dinero a su Cataluña natal ni, por supuesto, a España.

Una sola empresa en España en la que canaliza una mínima parte de sus ingresos

Josep Guardiola i Sala figura como titular tan sólo de una empresa en España, Schedule SL, constituida en 1993 y domiciliada en Sabadell con el objeto social de “comprar, vender, ceder derechos de imagen y exclusivas publicitarias, actividad inmobiliaria. Promoción, organización y realización de espectáculos deportivos, representaciones, mandatos, comisiones deportivas”.

La empresa de Guardiola lleva dos años presentando “casualmente” la misma cifra de negocios: 550.000 euros exactos. Si a esta cantidad le restamos sus gastos, por una cifra cercana a los ingresos, 503.416,27, y por mucho que se sumen algunos ingresos financieros por las cuantiosas inversiones, el resultado final, antes de impuestos, en el último ejercicio con cuentas presentadas fue de 57.400,64 euros. Por este resultado tan sólo abonó 16.736,30 euros por el Impuesto de Sociedades.

Un patrimonio que supera los 4,4 millones de euros

Lo que sí ha hecho la empresa gestora de sus derechos es atesorar un buen patrimonio. El Balance refleja unos activos que suman 4,43 millones de euros. Estos se reparten principalmente en 3,7 millones en Inversiones Financieras a Largo Plazo y otros 689.137 euros en efectivo y otros activos líquidos equivalentes.

Lo que declara es tener ningún empleado, por lo que tampoco aporta un solo euro ni a sueldos y salarios ni tampoco a la Seguridad Social. Por ello, en la práctica, de ser una sociedad en la que gestionar derechos se ha convertido en una mera tenedora de parte de una pequeña parte de sus inversiones. Si tenemos en cuenta los 18 millones de euros que cobraba en el Bayern Múnich y los mareantes más de 50 millones que se especula que cobra al año del Manchester City, queda claro que la mayoría lo tributa fuera de Cataluña, fuera de España. Todo un ejemplo para los independentistas catalanes. Verdad Pepito