Menú Portada
El presidente de los empresarios de Madrid pronunció ayer una conferencia en el Forum Europa

Arturo Fernández reivindica la importancia del papel del empresario en la España del siglo XXI

Marzo 14, 2012
pq_927_arturo.jpg

El presidente de CEIM Confederación Empresarial de Madrid-CEOE, y de la Cámara de Comercio e Industria de Madrid y vicepresidente primero de CEOE, Arturo Fernández, pronunció ayer, en el Forum Europa, una conferencia bajo el título “El papel del empresario en la España del siglo XXI”, en la que abogó por la necesidad de promover un cambio de mentalidad en nuestro país e hizo un llamamiento a la autocrítica, a la reflexión, a la responsabilidad y al esfuerzo de todos, para poner en marcha planes y políticas justas, transparentes y seguras, basadas en la renovación de los valores y principios, para que España vuelva a ser un país próspero, creíble, de oportunidad y con puestos de trabajo para todos.

El presidente de CEOE, Juan Rosell, fue el encargado de presentar a Arturo Fernández. A este Forum Europa asistieron más de 500 personas del mundo de la economía, de la empresa, de las finanzas, de la política, tales como; el presidente del Congreso de los Diputados, la presidenta de la Comunidad de Madrid, la alcaldesa de la Ciudad de Madrid, el ministro de Defensa, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, consejeros, alcaldes y representantes de organizaciones empresariales.

Durante su intervención, el presidente de los empresarios de Madrid, Arturo Fernández, aseguró que, además de las reformas y medidas que recientemente ha adoptado el Gobierno de la Nación, “el mayor cambio que requiere nuestra sociedad es el de mentalidad”.

En este sentido, destacó que “España afronta una nueva era en la que todos debemos aportar lo mejor de nosotros mismos, con afán de progreso, de equiparación a los países a los que siempre nos hemos querido parecer y de los que siento que nos estamos alejando más de lo debido”.

Por ello, el presidente de los empresarios de Madrid recalcó la necesidad de mantener siempre abierto el diálogo social. “No es el momento de una Huelga General. Hay cientos de miles de personas que pasan por una situación crítica. Es el momento de arrimar el hombro, ser optimistas, prudentes y no distraerse”.

En esta nueva era, el presidente de CEIM y de la Cámara de Comercio e Industria de Madrid reivindicó la necesidad de que el empresario sea tenido en la consideración que merece en el siglo XXI.

Así, afirmó que los empresarios y los autónomos “somos actores esenciales para salir de la crisis porque somos los únicos capaces de crear empleo, bienestar y desarrollo económico para todos”.

Por ello, -apuntó Arturo Fernández- la necesidad de promover la formación en la cultura empresarial en las escuelas. “Sólo cuando emprender, esforzarse, arriesgar e innovar sean palabras habituales en nuestro vocabulario, estaremos listos para el progreso”.

“Tenemos que lograr poner en marcha un sistema educativo que forme a ciudadanos con futuro, es decir, ciudadanos emprendedores capaces de forjarse su propia salida profesional, o lo que es igual, su propio futuro”, recalcó el presidente de los empresarios de Madrid.

Cambio en las Organizaciones Empresariales

Si de verdad queremos ganarnos un futuro mejor, Arturo Fernández dijo que “es necesario empezar por hacer autocrítica y por acometer tantos cambios como sean necesarios, los primeros, dentro de nuestras propias casas”.

Sobre este tema, el presidente de los empresarios de Madrid aseguró que “se va a construir un nuevo modelo de organizaciones empresariales más transparente en su financiación, ágiles, modernas, innovadoras y que sean capaces de gestionar y poner en marcha proyectos que generen un valor añadido real para todos sus asociados, y que nos ayude a recuperar el liderazgo dentro de la sociedad civil e impulsar los valores de la empresa”.

En este proceso de cambio, Arturo Fernández dijo que “las Organizaciones Empresariales y las Cámaras de Comercio no sólo van a ir de la mano, sino que van a crear una simbiosis perfecta que compatibilice la estructura de la Cámara como corporación de Derecho público, con la representatividad del sector privado de las organizaciones empresariales, porque no podemos seguir duplicando servicios y estructuras”.

La ventaja de Madrid

Durante su intervención, el presidente de los empresarios de Madrid recordó que la Comunidad de Madrid tiene una situación de gran ventaja sobre el resto de Comunidades gracias a que el Gobierno regional ha demostrado que gobernar no es gastar, sino saber gestionar.

“Más de 500.000 empresarios han hecho de Madrid su lugar para abrir su negocio, para apostar por crear empleo, por desarrollar sus proyectos gracias al mejor entorno posible no sólo en España sino en todo el marco europeo. Por ello, tenemos una tasa de paro varios puntos inferior a la media nacional; nuestra tasa de estabilidad en el empleo es superior a la de la media nacional e incluso hemos encadenado 27 meses consecutivos de crecimiento económico, ligero pero sostenido, que nos ha situado como la Comunidad que más aporta al PIB Nacional, con un 20%”, explicó Arturo Fernández.

Además, el presidente de los empresarios de Madrid hizo mención a dos cuestiones importantes para la región. Por un lado, se refirió a la celebración de la Final de la Copa del Rey en Madrid, de la que aseguró “todos disfrutaremos”; y por otro, la Candidatura de Madrid a las Olimpiadas del 2020, sobre la que dijo que “Madrid es una ciudad que se merece unos Juegos y todos juntos lo vamos a conseguir”.

Lo mejor para España

Por último, Arturo Fernández dijo querer lo mejor para España. Dedicar su vida a generar actividad. Contribuir a que progresemos todos en un país institucionalmente sólido gracias a nuestro gran rascacielos democrático que es la Constitución.

Asimismo, aseguró que se siente orgulloso de nuestra Monarquía parlamentaria y transmitió a la Corona el respeto y el apoyo de los empresarios españoles.

Arturo Fernández explicó que prefiere el diálogo y el acuerdo al enfrentamiento estéril; el sentido común a la irracionalidad; la claridad de los argumentos a las segundas y terceras intenciones; y que cree que el interlocutor con el que debate, seguro que tiene siempre algo de razón. Por todo ello, reivindicó que, al menos alguna vez, también los empresarios puedan tenerla y que se les dé ésta, sin que siga pareciendo un pecado.

“Estoy convencido de que, a pesar de las grandes dificultades, vamos a salir adelante. Entre todos tenemos que repensar una nueva España para una nueva era. Sin complejos, sin prejuicios y sin maniqueísmos pasados de moda.Los españoles de ayer, los de hoy y los de mañana nos lo merecemos”, concluyó Arturo Fernández.