Menú Portada
En la mesa redonda "El contexto de la reforma laboral de 2010 y 2011", organizada por la Universidad Autónoma de Madrid

Arturo Fernández: “Los empresarios queremos que nuestro mercado laboral no sea una selva sin ley”

Septiembre 6, 2011
pq_927_arturo-fernandez_CEIM.jpg

El presidente de CEIM Confederación Empresarial de Madrid-CEOE y de la Cámara de Comercio de Madrid, y vicepresidente primero de CEOE, Arturo Fernández, participó en la mesa redonda “El contexto de la reforma laboral de 2010 y 2011” , organizada por la Universidad Autónoma de Madrid, dentro de sus Cursos de Verano.

Durante su intervención, el presidente de los empresarios de Madrid resaltó “que la última reforma laboral aprobada unilateralmente por el Gobierno es una reforma poco ambiciosa que se emprendió demasiado tarde, en un momento de profundas carencias estructurales para España, y además, es una reforma que ni contó ni atendió a las demandas de los interlocutores sociales”.

En este sentido, Arturo Fernández aseguró que “los empresarios queremos que nuestro mercado laboral no sea una selva sin ley. Queremos unas leyes laborales modernas, realistas, rigurosas y que den garantías de estabilidad a los trabajadores, porque eso supondría acelerar la actividad   económica y la recuperación que necesitamos todos”.

El presidente de CEIM y de la Cámara de Comercio, dijo que “los empresarios consideramos indispensable que todos los actores, Gobierno, oposición, patronales y sindicatos, exploremos abiertamente las fórmulas más adecuadas, más eficaces, para comenzar a poder crear empleo”.

“Tenemos que hablar abiertamente de las modalidades de contratación, de la formación, de la movilidad, de las modalidades y las indemnizaciones por despido, de la agilidad y la flexibilidad que debe otorgarse a los convenios colectivos”, aseguró Arturo Fernández.

Los empresarios, que desde el inicio de la crisis han asistido a la destrucción de más de 300.000 empresas, llevan años diciendo que es imperativo modernizar el mercado de trabajo español.

Así, el presidente de los empresarios de Madrid apuntó que la modernización del mercado de trabajo “hay que hacerla a través del diálogo social; simplificando las fórmulas de contratación; eliminado las rigideces; controlando el absentismo, para que otorgue el control de las mutuas a los empresarios; para que mejore el sistema de intermediación laboral y de formación y que se revisen los sistemas públicos de empleo”.

Para el presidente de los empresarios de Madrid la reforma del sistema de educación y de formación está íntimamente ligada a la consecución de un mercado de trabajo eficaz. “Por ello debemos ser capaces de definir un sistema característico de enseñanza orientado a las necesidades del mercado laboral”, dijo Arturo Fernández, quien aseguró que “en la Comunidad de Madrid somos muy conscientes de ello y unidos a la Administración, empresarios y trabajadores estamos trabajando para la implantación del sistema de formación dual alemán”.

Además, Arturo Fernández dijo estar convencido de los efectos positivos que para la generación de empleo estable tendría la creación de un contrato indefinido y único con una indemnización de 20 días por año.

A una verdadera reforma laboral de calado, añadió el presidente de los empresarios de Madrid “se deben unir otras importantes reformas sin las cuales no resolveremos los problemas que presenta en la actualidad la economía española: Se debe completar la reestructuración del sistema financiero; es fundamental impulsar la competitividad de las empresas mejorando el marco fiscal; hay que establecer un plan energético a largo plazo, con un marco regulatorio previsible y estable; es necesario fomentar el emprendimiento; establecer una política educativa común en todos los niveles, que prime los valores de la calidad y el esfuerzo, alineada con las necesidades de nuestra economía y de las empresas y el fomento de la salida al exterior de la empresa española”.

Por último, Arturo Fernández, aseguró que “los empresarios vamos a seguir reclamando a todos los gobernantes, presentes y futuros, profundas reformas para salir de la crisis, para mejorar el sistema; porque en España sabemos, y así lo hemos demostrado en otras ocasiones, que cuando existe el marco propicio, los empresarios y los trabajadores somos capaces de crear empleo y bienestar para todos los ciudadanos”.