Menú Portada
https://track.adform.net/C/?bn=17156992 1x1 pixel counter :

Arroyomolinos (Madrid), ¿una ciudad sin Ley?: Una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid desestima el recurso del Ayuntamiento, gobernado por Ciudadanos, contra una sentencia que anulaba el cese de un mando de la Policía Local y que deja a la luz el proceder arbitrario del Alcalde de Arroyomolinos (I)

Septiembre 6, 2017
alcalde-arroyomolinos

Extraconfidencial.com ha tenido acceso a la sentencia de la Sala de lo Contencioso Administrativo, sección séptima, del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, presidido por doña María Jesús Muriel Alonso y con los magistrados: doña Elvira Adoración Rodríguez Marti, don Ignacio del Riego Valedor, don Santiago de Andrés Fuentes y don José Félix Martín Correderasde fecha 21 de abril que desestima el recurso que el Ayuntamiento de Arroyomolinos, dirigido por el alcalde de Ciudadanos Carlos Ruipérez Alonso, había interpuesto contra otra sentencia del Tribunal de lo Contencioso Administrativo número 29 de Madrid por el que se separó a Félix Iruzozqui Peña, un cabo de la Policía Local.

Se da la circunstancia de que ese mando policial separado del servicio arbitrariamente, lo fue simultaneamente y mediante identico procedimiento que el  anterior jefe de la Policía Local, para así poder nombrar a Guillermo García, un sargento de la Policía Municipal de Mostóles (Madrid), cercano a Ciudadanos, como su sustituto.

En concreto, el Ayuntamiento de Arroyomolinos, como ya se ha dicho, abrió expediente contra tres funcionarios policiales entre los que se encontraban el anterior jefe de la Policía Local, su segundo Félix Iruzozqui Peña y un tercer agente. Los tres estaban supuestamente implicados en un caso, que investiga un Juzgado de Navalcarnero, que presuntamente les acusa de delitos contra la libertad, contra la integridad moral, contra la intimidad, así como falsedad y usurpación de funciones. Este expediente sirvió para su cese, de forma ilegal, tal y como ha dejado claro esta sentencia demoledora que a continuación le mostramos parcialmente y que también se puede descargar en este enlace:

SENTENCIA 3SENTENCIA y 4Cese, dos años después de la apertura del proceso judicial, cuando Ciudadanos llegó al poder

La sentencia desmonta paso por paso la decisión del alcalde de Ciudadanos, Carlos Ruipérez, es más, insinúa la motivación política en esta decisión cuando señala que “sorprenda” que “el único hecho relevante acaecido, o del que se tiene constancia, entre el 18 de julio de 2013 (momento en el que se conoció la imputación judicial del mando [y por ende del enterior Jefe de Policía y otro agente] ), y el 17 de julio de 2015 (cuando se produce su cese)” sea “el cambio de signo político del gobierno municipal del Excmo. Ayuntamiento apelante, con la entrada como Regidor del mismo de la Autoridad que dictó el Decreto anulado en el proceso”.

En la misma señala como,aunque “es indudable, realmente, que la detención de un funcionario, Policía Local, como consecuencia de una investigación por la eventual comisión de delitos […] crea en el municipio en el que el mismo desempeña sus cometidos, una indudable alarma social. Ahora bien, esta alarma social se produce en el mismo momento de la detención, y persiste, en fechas cercanas a la misma, pero que a medida que pasa el tiempo se va diluyendo, minorando, llegando incluso a desaparecer después del transcurso de un lapso temporal importante”.

Por esto señala con respecto al cese: “lo que no resulta proporcional es que esta medida se adopte mucho después, con dos años de tardanza, y sin que en ese lapso temporal dilatado conste, en modo alguno, la existencia de algún hecho o circunstancia, especialmente relevante como para poder sustentar, en base a su conocimiento <<ex novo>>, una medida de gravamen y excepcionalidad tal como la acordada”. De hecho, aunque desde el año 2013 se le impidió llevar arma. El mando de la Policía Local estuvo realizando labores administrativas como cabo en las dependencias municipales durante dos años al igual que sus dos compañeros.

Además de todo esto, la sentencia llama la atención por ni siquiera informarse del estado de la imputación judicial: “No se trata, en ningún caso y como parece entenderse por la parte apelante, que el Excmo. Ayuntamiento de Arroyomolinosdeba <<investigar>> los hechos objetos del proceso penal, pero si, como certeramente sostiene la Sentencia apelada, que debieron realizarse por el mismo las correspondientes pesquisa […] para determinar los hechos concretos y específicos, así, como la participación que en los mismos hubiera tenido el apelante […] teniendo en cuenta las circunstancias concurrentes, valorar si procedía una medida, excepcional y grave, como la anulada en la Instancia”.

Una sustitución en entredicho

Pero si la Justicia ha anulado el cese, el nombramiento de su sustituto está también en entredicho. El pasado mes de noviembre de 2016, Extraconfidencial.com aseguraba que el Juzgado de Instrucción nº 5 de Navalcarnero investigaba los presuntos delitos de prevaricación y tráfico de influencias cometidos, presuntamente, por el alcalde de Ciudadanos en la localidad madrileña de ArroyomolinosCarlos Ruipérez Alonso, así como su primer teniente de alcalde y concejal de SeguridadJuan José González Arroyo.

Estos supuestos delitos de prevaricación y tráfico de influencias derivan del nombramiento como jefe de la Policía Local de Arroyomolinos de Guillermo García Jiménez, un sargento de la Policía Local de Móstoles, supuesto amigo del alcalde. Esta designación se produjo, según la denuncia, “sin ceñirse sensu stricto a los procedimientos legales establecidos a tal efecto”. Tanto que a la oposición del Grupo del Partido Popular no se le ha entregado, pese a la reiterada petición, la documentación de tal nombramiento, “obviamente con la única intención de que no fueran descubiertas las maniobras no ajustadas a derecho llevadas a cabo por dicho gobierno”. Un nombramiento que además supuestamente conllevo un beneficio económico para Guillermo García, que durante las Elecciones -tanto municipales como nacionales de 2015 y 2016-, hizo Campaña para el partido Ciudadanos de Albert Rivera, siendo en la primera, sargento de la Policía Municipal de Móstoles y, posteriormente en las otras, ya colocado como Jefe de la Policía Local de Arroyomolinos.

El pasado 25 de noviembre, Extraconfidencial.com se hacía eco de una nota aclaratoria enviada por el partido Ciudadanos de Arroyomolinos a esta redacción a través de su máximo responsable institucional, el alcalde Carlos Ruipérez, y de su teniente de alcalde, Juan José González, en la que se señalaba, entre otras cosas, que “ni el alcalde ni el Primer Teniente de alcalde han sacado ningún beneficio económico y propio ni de terceros ya que como se ha explicado en el anterior punto, el sueldo del sargento Jefe de Policía Local es el mismo que el que tenía el anterior, (actualmente imputado en causa penal por delitos muy graves), con la particularidad que en su anterior destino cobraba horas extras y el trabajo en festivos y en este no lo cobra, por lo que no ha mejorado su situación sino que incluso ha empeorado”.

El ordeno y mando del alcalde Carlos Ruipérez

En contra de lo afirmado en Pleno municipal en el pasado mes de noviembre por el concejal Juan José González al afirmar que Guillermo García “había ido a Arroyomolinos perdiendo dinero”,parece, a todas luces, una falacia. El pasado mes de mayo, Extraconfidencial.com comparaba la retribución del jefe de Policía Local de Arroyomolinos con el de la cercana ciudad de Móstoles. Para ambas localidades el sueldo base (727,23 euros) y el complemento de destino (478,09 euros) es el mismo, al estar marcado por el Estado en el grupo funcionarial al que pertenece la categoria de sargento. La diferencia se establece al comparar los complementos específicos teniendo en cuenta que en Móstoles es de 1.929,77 euros y en Arroyomolinos de 2.227,31 euros, una diferencia salarial de 297,54 euros mensuales a los que se ha de sumar un plus del cargo de Jefe de policía y que se traduce en 4.165,56 euros anuales.

Pero también el Ayuntamiento de Arroyomolinos ha recibido otros varapalos judiciales. El pasado 3 de marzo, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 de Madrid dictaba la sentencia en la que estimaba el nombramiento del nuevo jefe de Policía Local contrario a derecho y, por lo tanto, ilegal condenando en costas al Ayuntamiento de Arroyomolinos por haber tenido una conducta procedimental claramente temeraria. Una sentencia que invalida totalmente la nota aclaratoria enviada a este medio por parte del alcalde de Arroyomolinos y confirma las tesis planteadas por Extraconfidencial.com en todo momento: “El nombramiento del actual jefe de la Policía Local se hizo sin tener en cuenta y sin ceñirse sensu stricto a los procedimientos legales establecidos a tal efecto”.