Menú Portada
Han iniciado una relación sentimental

Ariadne Artiles enamorada del hijo de Jose María García

Julio 26, 2010

Es una de las maniquís más queridas y buscadas por todos los hombres. Tras su fracaso con Daniel Homedes, la guapísima Ariadne Artiles prueba suerte con Pepe García.

pq_923_ariadne.jpg

Es bella, inteligente y posee un envoltorio ciertamente extraordinario. Ariadne Artiles es una mujer de éxito. Sobre las pasarelas no tiene comparación. Tampoco en las campañas publicitarias que protagoniza allende los mares. Si bien es cierto que su relación con el motorista Fonsi Nieto la catapultó a una fama algo efímera, Ariadne ya era conocida en el mundo del modelaje. Sin embargo, fue la cacareadísima separación la que provocó que a la maniquí se la relacionara con diestro y siniestro. Cantantes, actores, modelos e incluso conocidos vividores formaron parte de la alargada lista de conquistas sentimentales que nunca llegaron a ser reales. Una auténtica barbaridad. Ella, celosa de su vida íntima, siempre ha preferido no hacer declaraciones al respecto. Una estrategia que le ha valido para conseguir una carrera meteórica en el mundo de la publicidad, a pesar de que también protagonizara un ácido desencuentro con la prensa. Aquella anécdota será recordada in eternum, sobre todo porque supuso un antes y un después en las relaciones entre periodistas y personajes. Intentar proteger una exclusiva, aunque con ello se agreda y menoscabe el buen hacer profesional de los informadores, escamó y hasta produjo una especie de animadversión que ya parece olvidada.
 
Vaticinan largo amor
 
Ni siquiera su reciente ruptura con Daniel Homedes ha conseguido que se pronuncie en los medios de comunicación. Ha hecho exclusivas, sí, pero prefiere no adentrarse en el pantanoso barrizal del colorín. Nadie sabe si continuará en esta línea ahora que se ha enamorado de Pepe García, hijo del celebérrimo periodista José María García. Junto a él está viviendo un apasionado romance que ya conocen la mayoría de sus mutuas amistades. Me cuentan que, a pesar de que ambos van con pies de plomo, es innegable que están muy ilusionados. De hecho, no se ocultan ni evitan fotografiarse en reuniones y fiestas en las que todo es amor y armonía. Hacen una pareja perfecta, llena de glamur, elegancia y, sobre todo, simpatía. Todos parecen envidiar la buena sintonía que hay entre ellos y vaticinan larga duración a su reciente amor. Que así sea.
 
Por Saúl Ortiz (saul@extraconfidencial.com)