Menú Portada
CASO TALAVERA (I)
La denuncia ha sido presentada por el magistrado decano de esta demarcación, Fernando Presencia Crespo

Anticorrupción investiga una presunta trama de corrupción judicial en Talavera de la Reina, en la que se encuentra involucrado el fiscal jefe Ángel de la Cruz Andrade

Julio 15, 2015

El Consejo General del Poder Judicial, presidido por Carlos Lesmes, también ha admitido otra denuncia presentada por el propio juez decano de Talavera de la Reina en la que narra grandes presiones al investigar la existencia de este “entramado de corrupción” en los Juzgados de esta ciudad
Anticorrupción investiga a su vez la amistad íntima entre el Fiscal Jefe de Talavera y el abogado penalista en ejercicio, Santiago Ramos Figueroa, a su vez esposo de la magistrada titular del único Juzgado de lo Penal de esta localidad toledana, Cristina Peña Muñoz
Esta nueva trama de poder judicial recuerda al entramado de corrupción montado por Jesús Gil y Gil en los Juzgados de Marbella y que tardó muchos años en ser desmantelada gracias a la permisividad del endogámico Consejo General del Poder Judicial


La Fiscalía Anticorrupción ha abierto una exhaustiva investigación sobre un presunto “entramado de corrupción” en el seno de los Juzgados de la populosa localidad toledana de Talavera de la Reina, con más de 80.000 habitantes. La investigación ha partido a raíz de una denuncia presentada ante este Organismo por el Magistrado Decano de los Juzgados de esta demarcación judicial, Fernando Presencia Crespo, y en la que involucra directamente al Fiscal Jefe de esta adscripción, Ángel Demetrio de la Cruz Andrade.

La denuncia ante Anticorrupción, a la que ha tenido acceso Extraconfidencial.com, indica textualmente en su exposición primera que “como consecuencia de haber sido nombrado Decano de los Juzgados de Talavera de la Reina, que se produjo en septiembre del pasado año, tuve conocimiento de las numerosas quejas verbales de profesionales y abogados, sobre la existencia de un entramado de corrupción en el mismo seno de los Juzgados de esta ciudad, en torno a las polémicas actuaciones del Fiscal Jefe de esta adscripción, Ángel Demetrio de la Cruz Andrade”.

También el magistrado decano de Talavera de la Reina, Fernando Presencia Crespo, presentó paralelamente una queja ante el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), presidido por Carlos Lesmes, por las presiones sufridas al investigar la existencia de este presunto “entramado de corrupción”. El propio CGPJ notificó al juez Presencia que “por resolución de fecha 1 de julio de 2015, se ha procedido a la incoación de la información previa correspondiente al escrito de denuncia”, que tuvo entrada en la sede del CGPJ el 22 de junio pasado. La notificación, que también obra en poder de este periódico, está firmada por Antonio Jesús Fonseca-Herrero Raimundo, promotor de la acción disciplinaria.

El presunto “pelotazo urbanístico” del Fiscal

El magistrado Fernando Presencia Crespo, a su vez titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Talavera, relata en su escrito de denuncia ante Anticorrupción una larga serie de hechos, que en su opinión le impiden el desarrollo normal de su función jurisdiccional. Uno de los presuntos hechos delictivos investigados se originó tras una denuncia del arquitecto municipal de la localidad toledana de Pepino en la que alertaba de “un pelotazo urbanístico” bajo la sospecha de sobornos. Practicadas las diligencias convenientes, casualmente, el fiscal Ángel Demetrio de la Cruz interesó el archivo del procedimiento, a pesar de que las licencias de obras se concedieron para construir en “zona de policía de un lecho fluvial en contra de la prohibición ordenada por la Confederación Hidrográfica del Tajo”.

El juez decano refiere en su escrito de denuncia que el Fiscal Jefe Ángel Demetrio de la Cruzsin embargo, ocultó maliciosamente que él era precisamente uno de los propietarios de las parcelas afectadas, y, por tanto, él era uno de los afectados por la prohibición acordada por la Confederación Hidrográfica del Tajo para construir en dicha zona; lo que consiguió eludir mediante una impostura de neutralidad e imparcialidad en su informe que no era cierta, pues era parte interesada en los graves hechos delictivos que se estaban denunciando”. En la denuncia presentada ante Anticorrupción se aporta el documento en el que se puede comprobar como el chalet propiedad del Fiscal Jefe está construido dentro del lecho fluvial.

Amenazas, intimidaciones y curiosas amistades

Según relata el magistrado Presencia Crespo, “cuando me puse a investigar aquellas quejas, mi familia y yo sentimos inmediatamente la angustia de las represalias”. Incluso indica que ha habido decisiones adoptadas por otros estamentos jurídicos “con la exclusiva finalidad de paralizar y entorpecer el normal funcionamiento del Juzgado y de este modo conseguir la apertura de un expediente disciplinario contra mi persona”.

También Anticorrupción investiga la amistad íntima entre el Fiscal Jefe de Talavera y el abogado penalista en ejercicio, Santiago Ramos Figueroa, a su vez esposo de la Magistrada titular del único Juzgado de lo Penal de esta localidad, Cristina Peña Muñoz. A pesar de la incompatibilidad familiar, el abogado Santiago Ramos Figueroa tiene abierto despacho profesional en Talavera, “atendiendo a su clientes en las mismas oficinas que tiene la firma de profesionales más importante de esta ciudad, DataControl Asesores, donde también trabaja la decana del Colegio de Abogados de Talavera de la Reina”, según se afirma en la denuncia.

En ella también se indica que “para encubrir sus responsabilidades el abogado Santiago Ramos Figueroa actúa en los Juzgados de Talavera a través siempre de testaferros, bien de la misma firma o fuera de ella defendiendo a imputados o a perjudicados en procedimientos abiertos en el juzgado del que es titular su mujer, que a la postre en es único Juzgado de lo Penal que hay en Talavera”. Por eso, Anticorrupción investiga a este triunvirato de poder en los juzgados talaveranos y su grave interconexión. Es decir, la relación y los presuntos acuerdos judiciales habidos entre el abogado Ramos Figueroa, su mujer la Jueza de lo Penal Cristina Peña Muñoz, y el Fiscal Jefe, Ángel Demetrio de la Cruz.

Termina su denuncia el magistrado decano, Fernando Presencia, indicando que “por todo lo expuesto, es fácil de comprender que las dificultades para investigar lo que ahora denuncio son extraordinarias (…) teniendo en cuenta las tensiones y situaciones violentas que todo esto ha provocado”. Anticorrupción y el Servicio de Inspección de Consejo General del Poder Judicial ya han iniciado una investigación sobre esta presunta trama de corrupción en los juzgados de Talavera con el Fiscal Jefe Ángel Demetrio de la Cruz Andrade en primera línea de la pirámide según la denuncia interpuesta.

Toda una trama de poder judicial que recuerda al entramado de corrupción montado por Jesús Gil y Gil en los Juzgados de Marbella y que tardó muchos años en ser desmantelada gracias a la permisividad del endogámico Consejo General del Poder Judicial.

Juan Luis Galiacho
@jlgaliacho