Menú Portada
Acordado ya que José Manuel Lara y Silvio González mantendrán sus cargos

Antena 3TV y La Sexta retoman las negociaciones con discreción

Marzo 8, 2010
pq__JaumeRoures.JPG

Hay mucho dinero en juego, así que la discreción y la prudencia parecen ser las mejores consejeras en unos momentos en que las directivas de Antena 3TV y La Sexta retoman las negociaciones. Y sobre en todo en Bolsa, donde la cadena presidida por José Manuel Lara Bosch. Basta recordar cuando el pasado mes de diciembre se anunciaba que Planeta y su socio italiano De Agostini cerraban un principio de acuerdo con Mediapro y Televisa para la integración de Antena 3 TV y La Sexta en un gran holding televisivo. Ese día las acciones de Antena 3TV se disparaban un 7%. Y repuntaban hasta un 7,23% el pasado mes de febrero cuando se conocían los datos de facturación de publicidad y se enfriaba, aparentemente, la posible fusión.
 
Los consejeros delegados de ambas cadenas, Silvio González (Antena 3TV), y José Miguel Contreras (La Sexta), se han cansado de repetir que es un proceso lento, que no hay prisa y que la fusión siempre es una “opción”. Más creíble el razonamiento desde la perspectiva del directivo de la televisión de San Sebastián de los Reyes que de Contreras. Y volvemos otra vez a los números: la cadena de Planeta facturó 476 millones en los nueve primeros meses de 2009, con un beneficio de 18 millones, mientras que La Sexta facturó 150 millones durante el último año, con pérdidas de 93 millones.

La parte más débil

Todos sabemos que en una negociación siempre hay una parte más débil. Y esta, por mucho que pese, es La Sexta. Entre otras cosas porque Jaume Roures, su Mediapro y otras productoras vinculadas a su cadena, ya no podrán contar con los suculentos ingresos que percibían de la Corporación RTVE. Los números cantan y de eso se trata. Pero los hombres de Roures, desde que José Luis Rodríguez Zapatero gobierna, no están dispuestos a ceder. Saben, y de ello presumen, de su situación de poder y privilegio ante el presidente del Gobierno.  
 
Pero si hay algo que tienen claro los dos es que se trata de un proceso complicado pero José Manuel Lara y su equipo cuentan con ventaja. De momento, en lo que si están de acuerdo es que el primero mantendría su cargo de presidente y Silvio González el suyo de consejero delegado. De ahí para abajo, es donde comienzan, para algunos interesados, los problemas y la guerra soterrada por mantener los puestos de dirección. Al menos aparentemente, porque lo cierto es que se mantendrá la independencia de ambas cadenas en las distintas direcciones. Es lo que se busca y de ahí la dificultad.