Menú Portada

Ante el próximo décimo cumpleaños de la princesa de Asturias, Zarzuela ya considera organizar una ceremonia para la presentación de doña Leonor al pueblo español

Octubre 28, 2015
leonor

A las puertas de cumplir los 10 años el próximo sábado día 31, la princesa de Asturias doña Leonor ya es sin duda consciente de su posición de preeminencia en su pequeño mundo infantil y debe de percibir de forma clara las diferencias que la separan del resto de su entorno y que le auguran responsabilidades muy particulares. Sin embargo, apenas sabemos nada sobre ella y sobre su incipiente personalidad, ya que la vemos en muy contadas ocasiones en claro contraste con lo que sucede con otras herederas de monarquías europeas a quienes sus padres muestran con profusión, como es el caso de la princesa Estelle de Suecia, notablemente menor que ella, o de Catalina Amalia de Holanda y Elisabeth de Bélgica de mayor edad.

Una política muy distinta a la que guio la infancia de su padre don Felipe VI, a quien vimos con tanta profusión en todo tipo de reportajes de prensa a comienzos de los años 70 todavía en vida del general Franco, y que despierta no pocas críticas pues como afirma un caballero de la orden Constantiniana de San Jorge, a la que también pertenece el ministro Jorge Fernández Díaz: “Queremos ver más a la princesa y a la infanta. ¿Qué pasa que no las vemos? Eso no sucede en el resto de las monarquías europeas”. Por otra parte, sorprende la falta de información en torno a una posible y próxima ceremonia de presentación ante el pueblo de doña Leonor como princesa de Asturias, que ratificaría a nivel simbólico su posición dinástica e institucional.

Zarzuela se plantea la organización de una ceremonia

Parece, sin embargo, que en Zarzuela sí se ha comenzado a considerar la organización de una ceremonia a ese afecto para la que, por otra parte, no se percibe que haya grandes prisas dado que la dinastía y la monarquía están más asentadas en 2015 que en 1977 y, quizá por intentar evitar algunos problemas como los que ya surgieron en aquel lejano año cuando desde Cataluña también se pidió un acto semejante para la presentación de don Felipe como príncipe de Gerona, sin olvidar que la heredera también es princesa de Viana en el reino de Navarra.

Además, si en 1977 se diseñó una gran ceremonia de nuevo cuño para apuntalar la imagen del nuevo príncipe tras la reciente renuncia de su abuelo el conde de Barcelona a sus derechos dinásticos, y se decidió orquestarla en la Basílica de Covadonga, es muy posible que ahora se decida proceder de un modo distinto siguiendo las formas más sobrias propias de los nuevos reyes. Por el momento, aún no se conocen ni el cómo, ni el dónde, ni el cuándo, pero sabemos que en Casa Real se han valorado distintas opciones y que hasta se ha barajado la posibilidad de que la princesa no tenga que desplazarse hasta Covadonga, aunque el asunto continúa en estudio siendo una de las posibilidades que se siga una ceremonia idéntica a la de don Felipe en 1977 si bien desde Zarzuela se puntualiza “No todo lo que se hizo anteriormente tiene que repetirse exactamente igual”.

Doña Leonor, princesa de Asturias, de Gerona y de Viana

Es plausible pensar que con el nuevo reinado en Casa Real gustan poco de la pompa y de la ceremonia en momentos de dificultades para el país, pero siempre a riesgo  de restar importancia a las cuestiones simbólicas que son de gran importancia a un nivel dinástico. Por otra parte, es posible que en esta ocasión se prefiera esperar a un momento más oportuno en el futuro, dado que doña Leonor es princesa de Asturias, de Gerona y de Viana desde el momento mismo de la entronización de su padre y que estas ceremonias son meramente de presentación ante el pueblo, y quizá también se busque continuar con esa línea de actuación que busca preservar lo más posible la vida cotidiana propia del mundo todavía infantil de la heredera del trono y de su hermana.

Pero Zarzuela es opaca en estas cuestiones, pues mientras ya se conoce por vías no oficiales que el próximo 12 de noviembre por la tarde tendrá lugar en El Escorial un solemne funeral por el recién difunto infante don Carlos, al que se espera que acuda una muy nutrida representación de la realeza europea –“se organiza desde Casa Real”, nos confirman-, desde el gabinete de prensa de la Casa nos dicen no saber nada de esa cuestión “pues son fechas aún muy lejanas y no tenemos información alguna sobre ello”.

Ricardo Mateos