Menú Portada

Angrois

Septiembre 1, 2013

Dicen que el tiempo lo cura todo, pero no siempre es verdad. Lo sucedido este verano el 24 de Julio, en un pequeño municipio gallego a un puñado de kilómetros de Santiago será difícil de olvidar y sin duda han marcado este periodo vacacional. La imprudencia y el despiste del ser humano junto al ahorro del perejil del anterior gobierno causaron la mayor tragedia ferroviaria de la historia de España con 79 víctimas y decenas de heridos.

Angrois, despierta con algunas nubes altas y temperaturas tan cálidas, 33 grados, como el valor y el cariño que  demostraron sus gentes en los momentos más críticos. Que las primeras líneas de este nuevo año sirvan de recuerdo para las familias que sufren y de reconocimiento para los que dieron todo por paliar tanto dolor.

Pasados los dos meses por excelencia del verano nos topamos de bruces con septiembre, que da sus primeros paso con tiempo estable, gracias a un anticiclón, que no quiere quitarse el bañador. Tan solo a orilla del Miño se forman algunas brumas y nieblas en el cantábrico y por las tardes crecen las conocidas tormentas de evolución que dejarán chubascos dispersos en la ibérica turolense, interior de la comunidad Valenciana, Murcia y el este de La Mancha. El viento del Levante deja mucha nubosidad en el estrecho, donde pueden caer algunas gotas al igual que en la costa malacitana. No debamos olvidar las nubes al norte de las Canarias.

Las temperaturas se recuperan por el Levante, tras el paso de la gota fría, y se sitúan especialmente altas en el norte del país rozando los 30 grados. Mismos guarismos en el centro y en ascenso en Extremadura con Don Benito en Badajoz pasando de los 35 grados. Pero las mínimas comienzan a notar que estamos en la recta final del verano, Gausach en Lérida no pasan de los 4 grados y en la meseta norte a los mercurios les cuesta llegar a los 10 grados.

A partir del jueves el tiempo pegará un giro y los termómetros comenzaran a bajar con una mayor inestabilidad atmosférica.

 Si ustedes nos lo permiten se lo iremos contando cada día.

¡Feliz vuelta a casa!