Menú Portada
EL DESPILFARRO MUNICIPAL Y AUTONÓMICO (I)
Madrid apenas tiene poco más de un tercio que la Comunidad presidida por Artur Mas

Andalucía y Cataluña acumulan 821 sociedades mercantiles, fundaciones, consorcios y otras entidades públicas

Marzo 14, 2012

Entre las dos regiones acaparan el 33% del total

Las sociedades mercantiles de las comunidades han crecido un 77% en los últimos años

Más de la mitad de estas empresas públicas pertenecen a diputaciones y ayuntamientos


Por fin esta semana hemos conocido el objetivo de déficit aceptado por Bruselas. Sabemos el cuanto, el 5,3%, pero no el cómo, el ajuste en 5 décimas supone un recorte de otros 5.000 millones de euros pero para conocer las medidas deberemos esperar a la presentación de los Presupuestos Generales del Estado. Si sabemos por las declaraciones de Mariano Rajoy del día de ayer en el congreso su intención de eliminar la subida del IRPF lo antes posible y por las de Cristóbal Montoro de este martes que el esfuerzo lo hará la Administración Central y no la Autonómica.

Y es que después de la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera ya quedo claro la dureza del ajuste para estas, un 1,5% de déficit para el 2012. Y es que los desmanes han sido enormes especialmente con la constitución de todo tipo de empresas públicas y organismos.

Fórmulas para disimular el gasto

El sector público autonómico no ha hecho más que crecer en los últimos años, en un proceso que ni la crisis ha parado. Tampoco lo ha hecho la “imaginación” de los gestores que han buscado disimular su crecimiento a través de ingeniería fiscal como son las empresas de capital público, las fundaciones o los consorcios.

El resultado es que sólo las autonomías han aumentado en un 77% el número de empresas públicas que controlan, que acumulaban una deuda cercana a 15.000 millones de euros.

La mayor parte de estas empresas se sitúan en gobiernos autonómicos de Cataluña y Andalucía. A pesar del imparable crecimiento autonómico, el 53% del total de las sociedades mercantiles públicas pertenece a diputaciones y ayuntamientos, el 35% es para las autonomías y sólo el 12% restante depende al Estado.

Las fundaciones públicas, mientras tanto, han crecido aún más que las empresas, al contar tanto las que tienen finalidad asistencial, cultural, de investigación, educación o deportivos. Aquí las comunidades líderes son también Cataluña y Andalucía, superando a Galicia que hasta hace un año era la región líder.

Pero haciendo una lectura de los datos por Comunidades si tenemos algunas conclusiones. Entre las dos Comunidades que ostentan este dudoso liderato acaparan el 33% de todos los organismos, mientras que una comunidad del tamaño de Madrid sólo tiene 7 de cada 100 sociedades. De hecho si comparamos Madrid con Cataluña con una población parecida el resultado es que todos los organismos de la primera suponen el 38% de la segunda.

Si lo relacionamos con la cifras de déficit de todas las autonomías y que sólo Madrid ha cumplido el objetivo de 2011 queda claro la enorme carga que la proliferación de todos estos organismos y empresas.