Menú Portada
La bióloga responde a las recientes manifestaciones del jinete

Ana Obregón: “Si es necesario me arrodillo para pedir perdón a Cayetano Martínez de Irujo”

Septiembre 3, 2009

No puede más con este asunto. Hace mucho que intentó olvidar aquella noche en la que su intervención en ´Crónicas Marcianas´ desató un auténtico polvorín mediático. Ya pidió perdón entonces, y ahora también lo quiere hacer.

pq_847_aobregon.jpg

Tras las manifestaciones de Cayetano Martínez de Irujo emitidas en un comunicado de prensa que Marcos García Montes, abogado defensor del jinete, remitió a todos los medios, Ana García Obregón ha querido salir al paso de la polémica y aclarar, de una vez por todas, el motivo por el que declaró en el extinto ‘Crónicas Marcianas’ que el aristócrata estaba involucrado en un turbio asunto que acabó en comisaría y con un juicio todavía por celebrar. La bióloga, que estos días ultima su viaje a Miami para protagonizar y dirigir una serie de televisión, no tiene problema en mostrar su claro arrepentimiento tras la polvareda que levantó su intervención en el espacio que condujo con desmedido éxito el catalán Javier Sardà: “lo siento mucho. En ningún caso quise herirle y no me importa decir que si en algún momento se ha sentido incómodo por aquello que para mí está completamente olvidado, me arrodillo y le pido perdón”. A continuación reproducimos la respuesta íntegra de la Obregón:
 
1) Nunca he confesado públicamente ni en privado que haya mantenido relación sentimental alguna con Cayetano Martínez de Irujo. Desmiento categóricamente haber tenido cualquier tipo de vínculo con el citado caballero.
 
2) Lamento profundamente el daño causado a Cayetano Martínez de Irujo tras mis declaraciones en ‘Crónicas Marcianas’. No tengo problema alguno en pedir disculpas desde este medio, tal y como hice hace diez años en otros medios de comunicación. Yo sólo me hice eco de las insinuaciones e informaciones difundidas en otros espacios.
 
3) Es importante remarcar y recordar que hace diez años, fecha en la que surgió toda la polémica, fui denunciada por revelación de secretos. Fui absuelta de ese presunto delito, así que habría que preguntarse el por qué.
 
Por Saúl Ortiz (saul@extraconfidencial.com)