Menú Portada
Exclusiva: La actriz llegó a denunciar al polaco en una comisaría

Ana Obregón reconoce haber vivido dos situaciones dramáticas junto a Darek

Abril 21, 2009

Tras los numeros enfrentamientos públicos que vivió junto a su ex novio, lo cierto es que Ana Obregón vuelve a ser noticia sin ella quererlo. Sus palabras confirman una información que llegó a este periódico hace algunos meses.

pq_754_obregon.jpg

Ana Obregón se prepara para enfrentarse en los tribunales con su ex novio Darek el próximo 22 de junio. Ese día se dirimirá si Ana le prestó cerca de cincuenta y cinco mil euros para hacer frente a recibos de mantenimiento de su casa. La actriz insiste en que posee la documentación pertinente para demostrar que la transacción económica existió y que, en ningún caso, fue un regalo -como advierte el polaco- sino una especie de préstamo personal. Sin embargo, no será la única sorpresa del juicio, pues la prestigiosa penalista Teresa Bueyes, que durante algunos meses mantuvo un sonado enfrentamiento con Obregón, fue propuesta como testigo por los abogados de la bióloga, pues es conocedora de todo lo acontecido durante el romance, ya que durante ese periodo fue abogada del fornido maniquí. No obstante, esta no es la única demanda que Ana ha puesto contra el polaco. Hace algun tiempo la popular presentadora se armó de valor y decidió denunciar a su ex por dos situaciones tensas que, para ella, estuvieron cargadas de dramatismo y que ocurrieron durante la última etapa de su relación. Hechos de los que fui informado a través del entorno de la actriz. Por eso decidí telefonearla y preguntarle sobre la información que llegó a mi correo electrónico con una vehemencia asombrosa. Aquella tarde su voz se quebró. Ana parecía estar escuchando lo que nunca creyó que se le iba a preguntar: “No sé como te has podido enterar de la historia, pero no me gustaría en absoluto hablar de esto porque yo lo he pasado muy mal”. Ante mis insistentes preguntas, Obregón no pudo más que confirmar lo que para gran parte de su entorno era una realidad más que dolorosa: “Es verdad que viví dos situaciones muy dramáticas junto a Darek”. Aquellas escenas, quizás tristes, acabaron relatadas en una denuncia que, al parecer, fue presentada en una comisaría de Madrid: “Lo denuncié en comisaría pero al final decidí retirar la denuncia porque continué con la relación. Es más -sigue con una voz que se descompone por momentos- hubo testigos de alguna de las situaciones que ocurrieron. Supongo que siempre pensé que esta noticia acabaría filtrándose porque, lógicamente, la denuncia todavía estará en la comisaría”.

Eso sí, Ana ha demostrado con creces no querer utilizar un asunto que ante las cámaras de televisión puede resultar de lo más rentable y morboso: “Yo sólo quiero que acaben todos mis problemas para olvidarme de este tipo de gente”. Tendrá que esperar a que se celebre el juicio por el dinero que, al parecer, Darek todavía le adeuda: “Tengo muy buena expectativa con este tema. Me da muchísima pena que un hombre que ha estado conmigo no me devuelva el dinero que le presté. Llegar a esta situación me resulta increible, sobre todo porque es mi patrimonio”. La presentadora no oculta su sorpresa ante la actitud del que durante un largo tiempo ocupó su algodonoso corazón: “Sí, me ha sorprendido y me ha demostrado que me ha chuleado. Si la novia de un español le presta dinero a su pareja no sería un chulo porque un español, un hombre como debe ser, seguro que se lo devuelve, pero él me ha demostrado que no es un hombre con mayúsculas”. Eso si, fiel a esa solidaridad en estado puro que caracteriza a la bióloga, Ana donará el dinero a una buena causa: “Si gano, todo lo que consiga irá destinado a la ONG de Síndrome de Down con la que colaboro hace ya algún tiempo”. Puesto en contacto con Teresa Bueyes, asegura no poder hablar de esta historia por “secreto profesional”. Así mismo, Susana Uribarri, representante de Darek, ha preferido no pronunciarse sobre el tema: “Esas cosas son de ellos”. El polaco no se puso el teléfono.

Gusta, incluso enternece, que Obregón siga plantando cara a las adversidades con la mejor de sus sonrisas. Superada la mononucleosis que la apartó de la vida pública durante varias semanas, ahora prefiere mirar a la vida con optimismo. En el amor deshoja la margarita ante la avalancha de candidatos que quieren conocer a la Ana más íntima. Sin embargo, ella prefiere apostar por la soledad, dedicarse a su hijo y negociar nuevas apariciones en series y programas de televisión.

Por Saúl Ortiz saul@extraconfidencial.com