Menú Portada
"Me quedo aquí"

Ana García Obregón se queda en Miami

Marzo 20, 2011

Otro renglón merecen los incesantes rumores que relacionan a la actriz con Adans Péres, el ex de Estefanía de Mónaco. Nadie puede negar que el acróbata tiene un interés desmedido por la bióloga, pero entre ellos únicamente existe una interesante amistad que, por el momento, no podría convertirse en una relación sentimental.

pq_925_anaobre.jpg

Está en uno de los mejores momentos de su vida, a pesar de que hay quien se empeña en asegurar que Ana García Obregón no hace más que fracasar. Mienten con mala intención, pues la Obregón, que hace unos días decidió cruzar el charco para estar más cerca de su hijo Álex, tiene motivos para estar feliz. No sólo porque desde Miami tiene acceso directo a la vida americana de su vástago, sino porque son varios los medios de comunicación los que se han interesado por los servicios de nuestra bióloga más internacional. Me aseguran que Súper Obregón se quedará hasta final de año en Miami para llevar a cabo varios proyectos televisivos que sorprenderán a propios y a extraños: “De momento no puedo contar nada porque estamos en plena negociación, pero sí te digo que me quedaré en Miami todo el año”, me dijo a través del teléfono el día de su cumpleaños. Ana está pletórica y se nota. No necesita más para ser feliz. Atrás quedaron los tiempos en los que sufría en silencio y lloraba cuando nadie la veía. Ahora la vida le sonríe.
Otro renglón merecen los incesantes rumores que relacionan a la actriz con Adans Péres, el ex de Estefanía de Mónaco. Nadie puede negar que el acróbata tiene un interés desmedido por la bióloga, pero entre ellos únicamente existe una interesante amistad que, por el momento, no podría convertirse en una relación sentimental. Hace mucho tiempo que el joven se esfuerza por conquistar a la bella, aunque todos sus esfuerzos han sido en vano, teniendo en cuenta que la Obregón busca un hombre con mayor empaque y seguridad, menos frívolo quizás. Quién sabe. A buen seguro que muy pronto, antes de que se imagine, llegará en hombre que le vuelva a hacer feliz. Se lo merece.