Menú Portada

Ana Boyer, ¿afectada por el síndrome Feliciano?: La hija de Isabel Preysler hace todo lo posible por proteger “su joya”, como antes hacía Alba Carrillo y Fernando Alonso recupera el amor con la ex de Valentino Rossi. Lo que no gana en los circuitos lo logra fuera

Julio 8, 2016

Verdasco es tan bueno en las pistas como coqueteando con las chicas. Todos tienen la sensación de que cuando tira los tejos no lo hace en broma. Que un tenista acuda todos los días al aparcamiento donde se celebró el Open de la Mutua llevado de la manita por si se perdía cada día a una chica distinta no suele gustar a las novias. Fernando Alonso cambia de circuito y sale con la ex de Valentino Rossi, que vuelve a las pistas. Si lo que buscaba Alonso era una pareja mediática para quedar como el siete machos tras su ruptura con Lara Álvarez y una mujer sumisa y tranquila que le siga a todas partes sin abrir la boca, lo ha conseguido. Nina Morelli rompió en marzo, por las mismas fechas que Alonso con el campeón italiano, pero no fue hasta más tarde cuando comenzaron a salir juntos.

ana boyer

Alba Carrillo pregona esta semana en Diez Minutos que se siente algo así como “la cornuda del tenis, con esta frase, recogida del abordaje al que fue sometida en Telecinco, donde va a trabajar como copresentadora de Hable con ellas. Pero es en Hola en la revista en la que se explaya con su madre, quien se suma al culebrón del verano. La señora es como una Dulce en rubio a lo fisno. Que el matrimonio tenía problemas no era algo nuevo. Ya le montó en el programa donde colaboraba Alba, Amigas y conocidas, un numerito en toda regla al tenista por coquetear con una compañera, María Zubay, y llegó a pedirle que se cambiara de sitio porque que ella tenía que proteger su joya.

Cuentan que Ana Boyer, que ha sacrificado en parte incluso su futuro profesional por seguir a su novio Fernando Verdasco a los tours tenísticos, se está aplicando el cuento de “cuando las barbas de tu vecino veas pelar…”. Y es que Verdasco tiene tanta habilidad con la zurda como con la labia para piropear y coquetear con las chicas con las que se cruza… Y con esto no queremos decir que remate. La vida de los deportistas es muy dura.

Chabelita “desnuda” su casa

No es cuestión de ser mal pensados, pero que un tenista aparque todos los días en el parking del Open de la Mutua durante el reciente Open de tenis con una chica distinta a la que llevaba de la manita por si se perdía igual no es del agrado de su novia. Y si nosotros nos hemos enterado, igual la susodicha, por mucho que entre bomberos no se pisen la manguera. Y con esto no estamos personalizando. Es un simple ejemplo tan real como que Ana Boyer no fue a ver ningún día a su novio. ¡Muy mal hecho! Estaría limpiando el ático que comparten en Madrid para huir de la presencia de Mario Vargas Llosa, quien cada vez manda más en Villa Meona, como ya contábamos aquí.

chabelita

Los tenistas siempre han sido muy discretos, mucho más que los futbolistas, y por supuesto, que Chabelita, con su novio de quita y pon Alejandro, que esta semana ocupa la portada de Lecturas donde enseña la casa que se ha comprado con su hermano. Un estilista ha entrado a saco y un decorador y ha dejado la casa que no la conoce ni Dulce, solo para la sesión fotográfica. La portada de Chabelita,  afortunadamente, le resta espacio a una Yurena que habla de sus supuestos intentos de suicidio. Una irresponsabilidad muy grande, especialmente en verano. En Semana, Mercedes Milá reconoce lo que ya anunciábamos en Extraconfidencial, la han echado, no se ha ido: “A mí no se me hizo una oferta. Por lo tanto, no hay un no, Se acabó”, dice. En Lecturas, el feudo de Jorge Javier, sin embargo, suelta que la decisión del programa la adoptó hace ya tiempo. Y en Diez Minutos, Ana Rosa Quintana afirma que se queda de guardia estas vacaciones. También se publican unas fotos en las que Genoveva y Michavila, esa pareja de misa diaria, se dan un abrazo casto por la calle. Titulan el reportaje como “más apasionados que nunca”.

Y Fernando Alonso con la ex de Valentino Rossi

Pero la noticia de la semana es, por supuesto, el romance de Fernando Alonso con Linda Morselli, la ex novia de Valentino Rossi, esa morena a quien vislumbrábamos fugazmente en el paddock montada en la vespa del italiano siempre con gafas de sol. Si lo que buscaba Alonso era una pareja mediática para quedar como el siete machos tras su ruptura con Lara Álvarez y, a la vez, una mujer sumisa y tranquila que le siga a todas partes sin abrir la boca  lo ha conseguido. En Italia era conocida como “La chica de Vale” y, a pesar de ser modelo y ex aspirante a Miss Italia, no ha hablado nunca con la prensa durante los cuatro años que duró su noviazgo con el motociclista.

Uno de los motivos de su ruptura, según se publicó, es que ella quería casarse y tener hijos, algo que por lo visto también busca el piloto asturiano. Nina Morelli rompió en marzo, por las mismas fechas que Alonso con el campeón italiano, pero no fue hasta más tarde cuando comenzaron a salir juntos. Ya en junio visitó la zona Vip de McLaren y hasta colgó una foto suya con la acreditación en las redes sociales, pero no ha sido hasta ahora cuando se ha tenido confirmación del romance.

Ana Montesinos