Menú Portada
La política de recortes ha llevado a que, de los 21 distritos de Madrid, sólo se realizará en 10 de ellos

Ana Botella traslada las Cabalgatas de Reyes de los distintos barrios de Madrid al día 4 por falta de Policía Municipal

Enero 2, 2013
pq_927_botella_cabalgata.jpg

Esta Navidad en la capital de España no pasará por ser de las más “alegres”; se puede decir, incluso, que  todo lo contrario. La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, después de fracasar en su intento de llenar la capital de España de abetos navideños patrocinados por empresas privadas (incluso ofreciendo un descuento del 50% si financiaban un segundo), de repetir la iluminación en las calles de años anteriores y de disminuir los actos lúdicos, ha levantado algo más que polémica. Y es que los resultados de la campaña de Navidad están siendo bastante decepcionantes con una falta de actividades que no han agradado nada ni a los hosteleros ni a los viajeros que tradicionalmente se acercan a Madrid en estos días. Todo ello después de gastarse 466.000 euros en publicitar la Navidad madrileña en el extranjero y 411.000 euros en el resto de España.

Pero tampoco están muy satisfechos los propios madrileños, viendo como mete la tijera hasta en las Cabalgatas de Reyes. De hecho en estos días tan sólo se celebrarán, además de la Cabalgata organizada en el centro de Madrid, en 10 de los 21 distritos de la ciudad -en la mayoría de los casos con una aportación mínima del Ayuntamiento-, y los gastos serán cubiertos con las aportaciones económicas de vecinos y comerciantes. Vicálvaro, Latina, San Blas – Canillejas, Chamartín, Puente de Vallecas, Barajas, Moratalaz, Fuencarral – El Pardo, Villa de Vallecas y Hortaleza son las afortunadas, pero eso sí, los Reyes Magos se anticipan y los vecinos de Chamartín lo tendrán que hacer el día 3, y el resto el día 4 de enero (sólo se salva Hortaleza, que ha conseguido la autorización de la Delegación del Gobierno al no poner ni un euro el Ayuntamiento). Y el evento infantil, el más importante del año para los pequeños,  no se celebrará la víspera del día, como es tradicional, ya que según ha esgrimido el consistorio madrileño no tiene suficiente Policía Municipal para cubrir las distintas Cabalgatas en los distritos y la Cabalgata central. 

Policía sin recursos

Esta noticia es más que sorprendente cuando muchas de estas Cabalgatas llevan décadas coincidiendo con la principal sin que se produjeran problemas de seguridad, y se une a la denuncia de los portavoces de la Policía Municipal según la cual, las distintas medidas restrictivas aplicadas por Ana Botella les ha conducido a una falta de recursos que, según los sindicatos, les está ahogando. De hecho, entre las últimas polémicas, se encuentra la denuncia de la propia Policía sobre las medidas contra los botellones (que se multa por encima de las que impondrían a una conductor que diera positivo por control de alcoholemia con el grave perjuicio sobre los ciudadanos que podría ocasionar un accidente de tráfico), ya que no disponen de los aparatos de medición adecuados para determinar si se está bebiendo alcohol en las calles y por tanto imponer alguna sanción.

Ahora la teórica falta de Policías Municipales obliga a que los madrileños, en un día de huelga de 24 horas de Metro de Madrid, a tener que desplazarse al centro si quieren que sus hijos vean a los Reyes Magos de Oriente. Eso sí, podrán ver las carrozas patrocinadas al igual que ya hemos podido contemplar decoración pagada por Dreamworks, Universal, Samsung y hasta por empresas de tarjetas de crédito. Ana Botella debía aplicarse que la ilusión de los niños no tiene precio, para todo lo demás… Mastercard, uno de los patrocinadores de la Cabalgata de Reyes de este año. ¿Será por qué ella ya no tiene hijos en edad de disfrutar de estos eventos?