Menú Portada
En una semana en la que anuncia la bajada del 12% de la tasa de basuras para ocultar el recorte de servicios ejecutado en 2012

Ana Botella revitaliza a Florentino Pérez y Luis del Rivero con la adjudicación de contratos para la gestión de puntos limpios de la ciudad

Octubre 3, 2013

Ambos grupos -a través de sus filiales Valoriza y Urbaser-, se llevan diez de los doce puntos limpios de la ciudad licitados por el consistorio madrileño
Los responsables de Sacyr-Vallehermoso y ACS se convierten en los principales responsables y beneficiarios de las adjudicaciones
Valoriza y Urbaser lograron en todas sus ofertas la máxima puntuación posible (100 puntos). Elecnor y Licuas, acreedoras de un convenio cada una, tan solo llegaron a 75 y 65 puntos, respectivamente


El mantra del clientelismo vuelve a golpear con fuerza a España. Ahora, la Fiscalía de Anticorrupción se opone a analizar los expedientes de los concursos y contrataciones suscritos por el Ministerio de Fomento con las doce empresas que comparecen como supuestos donantes en los papeles del tesorero más afamado del orbe, Luis Bárcenas. La petición del juez Ruz, ese magistrado que algunos veían como implacable y severo, queda sin efecto debido a un sistema viciado y corrupto en sí mismo, por la omisión de las funciones de un órgano dedicado a la purgación del país. El cuchillo de palo en la casa del herrero.

Entre esas doce empresas que hipotéticamente abrían pasado sobres por debajo de la mesa de Génova 13, se encuentra la celebérrima Sacyr Vallehermoso. La figura de Luis del Rivero -ex presidente de Sacyr, ingeniero de caminos y directivo del Real Madrid- figura en los manuscritos de Bárcenas con entregas de dinero al PP por importe de 480.000 euros distribuidos en tres pagos que se habrían realizado el 22 de septiembre de 2004, el 6 de noviembre de 2006 y el 14 de diciembre de 2007. Tanto Sacyr como Luis del Rivero están de enhorabuena. Además de librarse de la investigación de los acuerdos contraídos con Fomento, el Ayuntamiento de Madrid de Ana Botella viene de reafirmar los lazos de una relación íntima y confidente entre las dos instituciones que se remonta ya a varios años atrás. Esta vez lo ha hecho mediante la adjudicación de la explotación de seis puntos limpios de la Comunidad a una de las empresas que conforman el holding de Sacyr: Valoriza Servicios Medioambientales.

La adjudicación parte del contrato publicado el pasado jueves 20 de junio de 2013 en el BOE, por el que la Administración anunciaba la licitación de la “gestión del servicio público de explotación de doce puntos limpios fijos”. Un procedimiento abierto de tramitación ordinaria con un presupuesto base cercano al millón de euros (913.152 euros). El 31 de julio de 2013, Sacyr se hacía sorprendentemente con el 50% de los convenios. Los lotes 1, 3, 6, 8, 9 y 12 correspondientes a los núcleos de Arganzuela, Fuencarral, Usera, Ciudad Lineal, Villaverde y Barajas recaían en Valoriza, empresa del grupo presidido, hoy por hoy, por Manuel Manrique Cecilia, por un total de 199.286 euros, 37.882 euros, 39.135 euros, 39.135 euros, 39.135 euros y 39.135 euros respectivamente.

No es la primera vez que la constructora se beneficia de sus influencias en el Palacio de Comunicaciones o en la Real Casa de Correos. En noviembre de 2004 se le adjudicó a Sacyr parte de las obras del Metro de Madrid por más de 225 millones de euros y en 2005 la construcción del hospital del Henares (Coslada) y del Infanta Cristina (Parla).

De nuevo, Florentino

Las adjudicaciones a Sacyr forman parte de un convenio en el que resalta otra gran beneficiaria: Urbaser S.A. empresa que procede del cónclave florentiniano de ACS. En mayo de 2013 Ana Botella ya se vio envuelta en una lucha encarnizada con Florentino Pérez por las basuras de Madrid. En aquel momento la alcaldesa retiraba a ACS la concesión del servicio de basuras, en favor de dos de sus grandes competidoras: FCC, Ferrovial (Cespa) y Sacyr (Sufi). Ahora, y para reverdecer de algún modo las relaciones con el décimo segundo hombre más rico de España según Forbes, Botella ha concedido al presidente del Real Madrid la explotación de otros cuatro puntos limpios como certifican los convenios adjudicados el 31 de julio. En este caso, el emporio de Florentino obtiene los lotes 4, 5, 7 y 10 correspondientes a las zonas de La Latina, Carbanchel, Puente Vallecas y Villa Vallecas, por un total de 37.514 euros, 37.523 euros, 37.328 euros y 37.462 euros respectivamente.

Con esta cesión, la buena relación del Ayuntamiento de Madrid con la cúpula blanca es innegable. Luis del Rivero por un lado, y Florentino Pérez por el otro, agasajados con diez convenios que se unen a otras deferencias del cabildo para con sus grupos empresariales. Y es que el palco del Bernabéu siempre fue un buen lugar para apuntalar las bases del poder.

Paradojas en el convenio de los doce puntos limpios

Manteniendo el inapelable éxito de Sacyr y ACS en la gestión de los doce puntos limpios del Ayuntamiento de Madrid al margen, existen numerosos detalles que llaman poderosamente la atención. Según el texto por el que se anunciaba la licitación de los convenios, las ofertas serían evaluadas por un “criterio valorable en cifras o porcentajes” cuya máxima consideración serían 100 puntos. De los doce convenios adjudicados, diez de ellos alcanzaron la cifra mágica de la centena -o al menos la rondaron (96,43 puntos)-. Precisamente, estos diez acuerdos son los firmados con Valoriza (Sacyr) y Urbaser (ACS).

Los convenios que rigen dos de los puntos limpios -Arganzuela y Barajas- fueron adjudicados a Valoriza por ser la única oferta presentada. Una peculiaridad un tanto extraña observando la cantidad de empresas que se postularon para adquirir la gestión de los doce puntos. A pesar de no haber otras ofertas, Valoriza se habría llevado de igual modo la concesión al lograr aquí también la cifra de los 100 puntos.

Los dos únicos contratos que no han sido otorgados a Valoriza o Urbaser -Chamartín y Vicálvaro- fueron adjudicados a Elecnor S.A. por 175.348 euros y a Licuas S.A. por 37.353 euros, respectivamente. Las puntuaciones que les sirvieron a estas empresas para hacerse con los convenios -75 y 65 puntos- fueron extremadamente bajas en comparación con las alcanzadas por sus competidoras en los demás núcleos. ¿Por qué Valoriza y Urbaser no se presentaron a las demandas de Chamartín y Vicálvaro teniendo en cuenta su abrumadora superioridad? ¿Acaso se presentaron y sacaron puntuaciones por debajo de 65 puntos? El caso de Chamartín es especialmente singular: el segundo convenio con mayor importe recae en una empresa que solo alcanza 75 puntos.        

Lo que queda claro es que Madrid saca provecho de la basura de su ayuntamiento. Hace negocio y poco más. Un servicio de suma importancia para cualquier Comunidad Autónoma, que en el cabildo madrileño solo ven como una oportunidad de hacer caja. En medio de este conflicto administrativo de los desechos, Ana Botella ha querido anotarse un tanto a favor de la opinión pública y no ha tardado en anunciar que la Tasa de Basuras bajará un 12 por ciento desde enero de 2014. Una medida populista y oportunista cuando hace poco más de un año la misma regidora ajustaba la gestión de residuos con el objetivo de reducir el coste del servicio Así, en junio de 2012 se eliminaba en toda la ciudad la recogida de basura los domingos y festivos, y la del contenedor amarillo, dedicado a envases, se realizaría tan solo tres veces por semana.