Menú Portada
La duración del contrato es de 4 años prorrogable a otros 2 más

Ana Botella cierra su mandato gastando 1,4 millones de euros en el alquiler de 40 vehículos

Abril 28, 2015

La adjudicación se divide en tres lotes de automóviles eléctricos y de baja emisión de gases con destino, no sólo al Consistorio madrileño, si no a sus organismos autónomos, con un coste medio que supera los 35.000 euros la unidad
A este hay que sumar las tres licitaciones que, en los días previos a la Semana Santa, aprobó para las fiestas en distritos madrileños, tal y como adelantó Extraconfidencial.com. En concreto, 51.460 euros para las Fiestas de San Isidro en el distrito de Carabanchel, otros 79.500 euros para las Fiestas de la Primavera del Distrito de Hortaleza y por último 35.453 euros para las Fiestas de la Primavera de Barajas. En total, 166.413 euros


Este pasado martes, el Ayuntamiento de Madrid celebró su último pleno con Ana Botella como alcaldesa. A pesar de que para una inmensa mayoría de los madrileños estos tres años y medio han pasado con más pena que gloria, la actual inquilina del Palacio de Cibeles, ha sacado pecho. La sustituta de Alberto Ruiz Gallardón ha dado “por cumplidos” los objetivos de su mandato a la vez que ha destacado que su labor se ha centrado en hacer una administración “económicamente viable” y en dejar atrás el déficit para lograr el superávit. 

En su intervención, Botella ha defendido su labor al frente del Ayuntamiento de Madrid y ha destacado que, bajo su mandato, “los madrileños han pagado casi 4.000 millones de deuda“, lo que implica que ahora hay que pagar menos intereses. Según la edil, designada “a dedo” por Mariano Rajoy, la ciudad “funciona” con 500 millones de euros menos, sin rebajar los gastos sociales, algo que sólo parece compartir ella. La consecuencia, según la mujer de José María Aznar, es que, por primera vez en una década, los madrileños pagarán un 10% menos de impuestos, algo que le ha llevado a expresar su convencimiento de que su labor al frente del ejecutivo local ha sido “útil” para los madrileños. Eso sí, lo que no habla es de la reducción de servicios que conlleva. Por ejemplo, en estos años -salvo este último-, se olvidó de la famosa “Operación Asfalto” para la rehabilitación de calzadas o se redujo los días de recogida de basuras. Sin mencionar el drama del Madrid Arena.

Lo que Ana Botella no ve

En el lado contrario, el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, que también se despedía de su cargo, afirmó que la alcaldesa, “no ha dado la talla” durante su mandato, que “ha sido una mala etapa para los madrileños“, y en consecuencia se merece un “suspenso“. Ha señalado que “han bajado” las políticas sociales, y que no es verdad que la deuda se haya rebajado en 4.000 millones de euros porque era de 6.377 millones y será de 5.000 a finales de 2015, lo que de paso demuestra, concluyó, que “no era verdad los datos que daban y había facturas en los cajones y además deuda comercial“.

En el mismo sentido, el portavoz de UPyD, David Ortega, la acusó de haber centrado su mandato en el euro y haberse olvidado de las personas. Para Ortega el problema del Ayuntamiento de Madridno es de ingresos” sino “de gasto” y la “tragedia” del mandato de Ana Botella ha sido “en qué han gastado el dinero“. Para muestra de ello uno de los últimos contratos millonarios que dejará como herencia de gasto a quien le suceda: 1,40 millones de euros en el alquiler de 40 coches.

Más de 35.000 euros por vehículo en un contrato de hasta 6 años

El contrato, que inició su licitación hace apenas un mes, tiene como objeto el suministro, en régimen de arrendamiento, mantenimiento y seguros incluidos, de un total de 40 vehículos destinados al Ayuntamiento de Madrid y a sus Organismos Autónomos, con un coste de 1.408.898,35 euros. Más de 35.000 euros por vehículo.

El coste es más que disparatado si se considera el tipo de coche que se busca en los tres lotes en los que se divide el contrato. Por un lado, 568.138,05 euros para 14 turismos eléctricos tamaño mediano de 5 puertas, otros 274.910,32 euros para otros 7 coches eléctricos, estos de tamaño pequeño y 4 puertas. Por último, la parte más importante 565.849,98 euros en 19 vehículos de bajas emisiones. Eso sí, todo ello con una duración que deja nulo margen de maniobra a la persona que suceda a Ana Botella, dado sus 4 años de duración prorrogables a otros 2 años. La impronta de la alcaldesa de Madrid se prolongará mucho más allá de sus 3 años y medio de gestión.

Ya este hay que sumar los que, en los días previos a la Semana Santa, aprobó tres licitaciones para fiestas en distritos madrileños, tal y como adelantó Extraconfidencial.com. En concreto, 51.460 euros para las Fiestas de San Isidro en el distrito de Carabanchel, otros 79.500 euros para las Fiestas de la Primavera del Distrito de Hortaleza y por último 35.453 euros para las Fiestas de la Primavera de Barajas. En total, 166.413 euros, que bien podrían haberse destinado a las verdaderas necesidades de los madrileños.