Menú Portada
La bióloga será una de las invitadas de ´Sálvame Deluxe´

Amalia Obregón se recupera en casa

Octubre 30, 2009

Por fin está en casa. A pesar de que los dolores todavía son algo intensos, la hermana de Ana García Obregón ya está en su domicilio. Allí recibe el cariño desinteresado de todos sus familiares y amigos.

pq_887_obregon1.jpg

Fue un gran susto para Ana Obregón. Cuando el teléfono móvil empezó a sonar de manera intermitente mientras tomaba un café en el Descenso del Sella, su mirada se tiñó de rojo desesperación. La voz de su padre informándole de que habían tenido que ingresar a su hermana Amalia en un hospital a resultas de un grave problema en uno de sus ovarios, entristeció sobremanera a una Ana Obregón dispuesta a reconciliarse con el mundo. Hacía tiempo que una mujer no me transmitía semejante fragilidad. Desde entonces, a parte del perdón público que hace unos días pidió a Cayetano Martínez de Irujo, Obregón se preocupa continuamente de acudir a ver a su querida hermana. Ya está en casa, pero los dolores todavía son algo intensos. Sin embargo, la buena de Amalia no puede quejarse: su hermana Ana está en permanente contacto con los médicos y pide informes para saber cómo avanza desde su domicilio. Me cuentan que las últimas semanas están siendo agotadoras para la bióloga, y que las constantes reuniones con su padre por asuntos inmobiliarios la están dejando muy cansada. No obstante, ella tiene tiempo para los suyos. El pasado día veintinueve, Amalia cumplió años. Hasta su casoplón madrileño se acercaron muchos amigos para intentar animarla. Eso sí, la presencia que más incitó a la sonrisa fue la de su hermana, esa de la que nunca se ha separado: “Le he comprado un pastel para que por lo menos endulce estos momentos. La quiero mucho y ver que tiene algún problemita me entristece sobremanera”, me dijo a través del teléfono. Se nota que para Anita sigue siendo muy importante la unión familiar. Por eso, no dudó en consultar cuando los de ‘Sálvame’ le pidieron una entrevista para esta misma noche. Tras el beneplácito, Obregón está dispuesta a poner los puntos sobre las íes.
Por Saúl Ortiz (saul@extraconfidencial.com)