Menú Portada

Alonso tiene congelado el mercado de fichajes de la Formula 1

Noviembre 3, 2013

Nadie mueve ficha. Lo que habitualmente suele estar decidido y zanjado a estas alturas apenas se agita. El mercado de pilotos espera pacientemente a que las piezas vayan encajando y que a modo de un dominó contractual, cada piloto acabe ocupando una plaza en esta suerte de concurso de las “Sillas Musicales” que suele sonar a partir del verano. Ocurre que el otoño avanza a toda máquina y las decisiones no se toman.

Alonso dice por activa y pasiva que seguirá en Ferrari el año que viene y ciertamente es la posibilidad más plausible, pero los resultados adversos de su equipo, diferencias entre ambas partes hechas públicas en los últimos meses, y la llegada de Kimi Raikkonen a su lado hacen pensar a los observadores que si hasta ahora su estancia en el Ejército Rojo ha sido relativamente placentera, el año que viene puede ser un infierno.

Nadie olvida que Alonso ya pegó ´la espantá´ antes de liquidar su contrato cuando en 2007 consideró que en McLaren le maltrataron. Llegó con dos títulos bajo el brazo y le tocó estar igualado con un prometedor rookie para el que muchos, jocosamente, dicen que ejerció de piloto-de-pruebas. Lo que sí parece probado es que en la escudería cromada no le dieron lo que pidió, y a cambio lo perdieron todo, el título de pilotos y el de constructores, a pesar de haber liderado ambas clasificaciones todo el año.

Objeto de deseo

Es poco probable que el ovetense salga de Maranello a corto plazo, pero Honda mataría por él y tenerlo precisamente en esta escudería de la que salió con cajas destempladas desde hoy mismo. Muchos acarician esta posibilidad y de ser así Checo Pérez, al que no acaban de confirmar su asiento, tendría que cederlo. Las manos del mexicano atesoran un gran valor deportivo y tiene algún patrocinador que sería bienvenido a donde fuera, situación similar a la que vive el venezolano Pastor Maldonado. El de Maracay abandonará con casi toda seguridad Williams, y medios de Caracas ya le sientan en Lotus. De ser cierto esto, este sería el segundo lugar -que se sepa- donde vetan la entrada a una estrella emergente, Nico Hulkenberg. Al parecer el germano tenía un acuerdo con Ferrari para acompañar a Alonso en 2014… hasta a alguien se le ocurrió, contra todo pronóstico, fichar a Kimi Raikkonen. Se rumorea dice que fue una pataleta de Luca di Montezemolo, presidente de la compañía, tras un agarrón con el de Oviedo y con ello demostrar quién era el que mandaba. Kimi aportará velocidad al conjunto, pero en la filosofía roja encajaba mejor Hulk, más joven y maleable… al menos acompañando a Alonso. Sin él en el barco, Kimi sería un excelente primer espada.

En este galimatías laboral hay un elemento extra que añadir aparte del dinero que aporte el que lo tenga: la endiablada normativa técnica que llega el año que viene. Motores con cilindrada de utilitario (1.600 cc) turboalimentados, con impulsores electrónicos que recaban energía en la frenada, consumo limitado a la mitad de la actualidad, aerodinámica con cambios de orden mayor, etc. Para comprender y administrar todo esto, nada como un veterano, así que tipos como Rubens Barrichello, cuarentón y alejado ya de la F1 tendría mucho más valor, aunque no trajera nada de dinero, que uno de esos veloces rusos que llegan con el zurrón repleto de rublos. La frase de autor desconocido es: “el combustible de los F1 no es la gasolina, sino el dinero“. Pues eso, que si lo tienes, pues es como si corrieras más.

José M. Zapico/Virutas

@VirutasF1