Menú Portada

Alonso ante la encrucijada roja… hasta hoy: seguirá en Ferrari

Septiembre 5, 2013

Se disputan tres Campeonatos del Mundo en esto de la Formula1. El de pilotos, el de equipos y el de rumores. En esto último la lucha reside en un incruento cuerpo a cuerpo entre Kimi Raikonen y Fernando Alonso.

Entre el gélido finés y el hispanoparlante más rápido de la parrilla han impedido, sin disputar ni una sola carrera, que todo informante que se precie se marchase de vacaciones este pasado agosto. Cada día, la rumorología nos daba un sobresalto de esos que espurreas el mojito en una playa marbellí y le pones perdida la espalda a alguien.

Raikkonen podría acabar en Ferrari o en su actual equipo tras haberse aguado la opción de Red Bull (de manera declarada y oficial), pero de su boca no sale ni una sola palabra, y no usa Twitter. Por parte del asturiano, mensajes de disgusto con su equipo, respuestas por parte de su presidente Montezemolo, y al final una Pax Romana por el beneficio común, pero todo apunta a que las aguas bajan revueltas en Maranello.

Se acabó el “Toma, toma, toma…”

Si esta temporada no se lleva una corona a casa sería su cuarto intento fallido con un Ferrari y el dedo acusador apunta a la Scuderia. De ahí los rumores que apuntan a su interés por pilotar para Red Bull, una formación a la que ya dijo que no anteriormente, o Lotus, el que fuera su equipo en su reencarnación como Renault. Lo que si es una realidad es que el bicampeón ya ha abandonado algo: el Museo de Cera de Madrid, donde su figura ya no grita al viento su clásico “toma, toma, toma”.

ALO hizo un carrerón en el circuito belga de Spa recuperándose como sólo él sabe: ofreciendo lo mejor de si cuando más lo necesita. Remontó del noveno hasta el segundo puesto, con una salida que servirá de lección magistral en las escuelas de pilotos de varias generaciones. La pena es que a la postre volvió a dejar a Vettel en lo más alto del cajón, que saluda con un pañuelo, como el que zarpa alejándose en la tabla clasificatoria. El cuadro general se está volviendo azulón, y apunta, tras cinco victorias, que éste se lleva el cuarto entorchado.

Ferrari tiene dos problemas: construir de una puñetera vez un coche a la altura de las necesidades, y contentar a su astro para que les devuelva títulos en lugar de tuits y declaraciones de las que hacen encabritarse al cavallino rampante.

ALO ofrece remontadas -cuando su monoplaza se lo permite- y Ferrari ofrece un coche algo mejorado y el fichaje de técnicos con miras al futuro. Visto lo visto, estos ingenieros lo que deben estar diseñando es un coche como el de “Regreso al futuro”, para ver si pueden mandarlo al pasado con un bólido mejor y recuperar los títulos perdidos. Esperemos que este de 2013 no sea uno, pero se antoja complicado pensar que acabe siendo suyo.

El divismo del equipo transalpino le impide reconocer sus errores con frecuencia. En la Era Schumacher permitieron al germano rodearse de todo aquel que gozase de su confianza. Fueron cinco años de padecimientos iniciales, pero la paciencia de todas las partes fue premiada con otros tantos títulos consecutivos. El de Oviedo tiene un enorme poder dentro de su formación, pero se rumorea que ha ido pidiendo diversos técnicos con los que ha trabajado antes y la negativa ha sido la respuesta habitual. Conclusión: el no-éxito bien puede ser reprochable al que decidió mal. A lo mejor es momento de dejar hacerlo a otros… y no sólo nos referimos al piloto.

Ferrari necesita una reconversión urgente, un cambio de ciclo, algo que cambie su rumbo y les vuelva a poner donde merece por piloto y presupuesto. Falta andamiaje, porque piloto hay y habrá. El propio Fernando ha declarado hoy mismo en rueda de prensa que no sólo su deseo es seguir en Ferrari sino acabar su carrera deportiva vistiendo esos colores. En Maranello deberían resoplar agradecidos; no tienen muchas opciones.

Una cosa más: para ganar en Monza apostamos al rojo. Si eso ocurre el chillerío de los tifossi, que falta les hace, se va a escuchar hasta en la Patagonia.

Fdo: José M. Zapico/Virutas
@VirutasF1