Menú Portada
Vuelta al 3% en 2013

Almunia no cree que la recuperación española peligre por el ajuste del déficit

Noviembre 12, 2009

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, descartó que el mayor esfuerzo que Bruselas pide a España en la reducción anual de su déficit vaya a poner en peligro su recuperación económica, y le instó a seguir aplicando medidas ya incluidas en las cuentas de 2010.

pq_901_Joaquin_Almunia.jpg

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, descartó hoy que el mayor esfuerzo que Bruselas pide a España en la reducción anual de su déficit vaya a poner en peligro su recuperación económica, y le instó a seguir aplicando medidas ya incluidas en las cuentas de 2010.

La Comisión Europea (CE) pidió hoy a España que haga un esfuerzo anual de ajuste de su presupuesto de 1 punto y 3/4 de porcentaje de su PIB, para que el déficit vuelva al 3% en 2013, de forma que le concede un año más, lo mismo que a otros tres países, para que cumpla con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

Preguntado por los periodistas tras una rueda de prensa, Almunia negó que la petición de Bruselas vaya a afectar a la recuperación de la economía española, y solicitó tener en cuenta que en 2009 y 2010 la economía europea, y de la zona euro en particular, todavía necesitan recibir un estímulo presupuestario “porque la recuperación no se sostiene por sí misma”.

En cambio, el comisario admitió que “no todos los países tienen el mismo margen de maniobra” para contribuir a ese esfuerzo común de los europeos, “y España, por desgracia, dado el nivel del déficit, la rápida evolución de la deuda pública, la situación del mercado de trabajo, no tiene el mismo margen de maniobra que tienen otros países”.

Así pues, recomendó que continúe la consolidación en 2010 “aplicando medidas que ya el Gobierno (español) ha incluido en el presupuesto para el próximo año”, y que debe “hacer lo que es necesario” para corregir el déficit en 2013.

A su juicio, a partir de un determinado nivel de endeudamiento, presión fiscal y gasto público, la política presupuestaria, “en vez de convertirse en un impulso para el crecimiento se puede convertir en un freno”.

Para cumplir el plazo impuesto por Bruselas, Almunia recomienda que España realice un esfuerzo de ajuste presupuestario de aquí a 2013, “aplicando el presupuesto de 2010 tal y como ha sido presentado por el Gobierno, siguiendo con reformas que permitan una consolidación más ambiciosa entre 2011 y el final de 2013”.

En su opinión, esas reformas deben reforzar el marco de disciplina presupuestaria que existe en España, la ley de Estabilidad Presupuestaria, apuntó.

También pidió que el Estado coordine “bien” las actuaciones de todas las administraciones públicas y no sólo de la administración central, ya que “las autonomías y los ayuntamientos contribuyen de forma muy importante al gasto público en España, y deben contribuir también al ajuste presupuestario que es necesario”, indicó.

“Sabemos cuáles son los problemas que va a afrontar la economía española para crecer en el futuro lo mismo que crecía en el pasado, una vez que el sector de la vivienda no va a contribuir como lo hizo; lo hizo de forma insostenible, por lo tanto no es deseable que lo vuelva a hacer”, señaló.

En ese sentido, agregó que en esa materia “hay un consenso bastante elevado en España; lo que hace falta es traducir ese consenso en medidas concretas”.

Por último, Almunia abogó por “descartar el pesimismo en el análisis, porque lo que necesitamos ahora es reforzar la confianza de los inversores, de los ciudadanos y reforzar la determinación de las autoridades”.

“Si añadimos pesimismo a una situación ya de por sí muy difícil, estaremos contribuyendo a que esa situación se prolongue y no a la solución del problema”