Menú Portada
LA CORRUPCIÓN UBANÍSTICA DE COSTA A COSTA (II)
La junta de Andalucia ha abierto una decena de expedientes en los últimos tres años

Almuñecar, urbanismo descontrolado hasta en los cauces de los rios

Julio 15, 2008

El crecimiento urbanístico de la costa de Granada ha sido también espectacular en los últimos años. Y Almuñecar uno de sus máximos exponentes. Ni cauces de los rios, ni servidumbres de paso, ni terreno agrario. Tanto el alcalde, Juan Carlos Benavides como seis personas más (cuatro son concejalesde la actual corporación se enfrentan a la acusación de dela Fiscalía por la construcción del pabellón de La Herradura en terreno no urbanizable de protecciónde cultivos de alto valor económico

pq__juan-carlos-benavides.jpg

Por estos hechos, el Ministerio fiscal solicita dos años de cárcel y diez de inhabilitación para empleo o cargo público por la comisión de un supuesto delito contra la ordenación del territorio. Esto es solo una pequeña muestra.

El ladrillo ha conquistado la costa granadina en la última década. Y las nuevas construcciones no han respetado los cauces naturales del agua continental. Sólo en Almuñécar, la Delegación de Medio Ambiente de la Junta ha abierto una decena de expedientes sancionadores en los últimos tres años por la invasión de la servidumbre de protección o de tránsito y dominio público marítimo terrestre, que establecela Ley de Costas. El pasado mes de septiembre cayeron 180 litros/m2 de lluvia y desgraciadamente la naturaleza reclamó, causando la pérdida de una vida humana, el dominio que había sido invadidopor el urbanismo salvaje. El desaforado urbanismo impulsado por el consistorio explica buena parte de este desastre. La Junta ha impugnado desde el año 2000 al menos 54 acuerdos urbanísticos del Ayuntamiento. El atasco de la sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha demorado las sentencias durante años y produce un efecto de hechos consumados, similar al de Marbella. De los 54 casos, 14 impugnaciones cuentan con sentencia a favor de las tesis de la Junta y en 12 ocasiones el tribunal las ha rechazado. La mayoría de las impugnaciones afectan a licencias municipales concedidas por el Ayuntamiento en el último lustro y afectan a un total de 643 viviendas, seis hoteles y un pabellón deportivo. Entre ellas destaca una promoción de 144 viviendas en El Peñón del Lobo. Algunas viviendas sólo están en fase de proyecto, la construcción de otras fue frenada por los tribunales como medida cautelar y muchas otras están habitadas, como el Hotel Bahía de diez plantas.

Pero las 54 impugnaciones de la Junta sólo suponen una llamativa consecuencia judicial del urbanismo desmedido impuesto por el alcalde, Juan Carlos Benavides (Convergencia Andaluza). Benavides está acusado por delitos como estafa, tráfico de influencias, prevaricación urbanística, contra la ordenación del territorio, exacciones ilegales y coacciones, entre otros. Dentro de los casos más sonados figura la construcción del pabellón deportivo de La Herradura en suelo “no urbanizable de protección de cultivos”. La parcela de la discordia fue cedida al Ayuntamiento en virtud de un convenio urbanístico firmado con una sociedad hotelera. Asimismo, Ecologistas en Acción ha presentado al menos 23 denuncias contra controvertidas actuaciones del consistorio. En total, 101 pleitos vinculados al urbanismo por vía penal y administrativa. La Fiscalía de Granada pedirá en la vista oral la inhabilitacióndel controvertido alcalde de Almuñécar y cargos contra los cinco miembros del equipo de gobierno que respaldaron a Benavides cuando, supuestamente, acordó comenzar las obras de la instalación deportiva en un suelo no urbanizable.