Menú Portada
El libro "El Clan de Zeja", de Sebastián Moreno, descubre las mil y una prebendas que Zapatero otorga a los que le aplauden

Almodóvar recibe subvenciones hasta para asistir a los Festivales, promocionando sus películas

Abril 30, 2011
pq_927_clan_zeja.jpg

Se aproxima la celebración del Festival de Cannes de este añoy será noticia no sólo por las películas que allí se estrenen. En el de 2009, cuando el cineasta Pedro Almodóvar fue al Festival de Cannes,  con su película Los abrazos rotos -acogida con más pena que gloria-, estaba subvencionado con 80.000 euros por el Ministerio de Cultura para promocionarse en el Festival. Ya se sabe, para sufragar viajes, hotel, comidas, copas, ruedas de Prensa… En 2008, el Ministerio de Cultura, es decir todos los españoles, incluso los que no van al cine, le pagó al director manchego los gastos para promocionar su película Volver; también en el Festival de Cine de Cannes: 60.500 eurillos. A finales de 2010, la Ministra González-Sinde le entregaba a fondo perdido un millón de euros para su película Los abrazos rotos, pese a que llevaba millones y millones de recaudación. Así de contradictorio es el mundo de las subvenciones... En total, desde que José Luis Rodríguez Zapatero, el líder del Clan de la Ceja, llegó al poder, en 2004, las películas de Almodóvar han recibido 2,9 millones de euros estatales en diferentes conceptos.

Este es uno de los numerosos ejemplos que revela el libro “El Clan de la Zeja ( y de la Barba)” , del periodista Sebastián Moreno, publicado por La Esfera de los Libros. Un inventario de lo que se llevan en dinero público, distinciones, encargos oficiales, cánones y otras gabelas el colectivo de artistas e intelectuales –Sabina, Serrat, Ana Belén, Víctor Manuel, Álvaro de Luna, Almodóvar, Miguel Bosé…-, que se aferró a ZP, en las elecciones de 2008, haciendo el gesto de la ceja, como signo de adhesión inquebrantable. También se descubre otro colectivo emergente en torno a Mariano Rajoy (El Clan de la Barba), con expectativas ante la llegada del PP al poder. Otra estrategia capilar.