Menú Portada

Alivio

Julio 10, 2013

El mes de julio nos da el primer respiro del verano. Seguirá haciendo calor en gran parte de España, pero será más llevadero. Además el agobio por altas temperaturas está saltarín y se traslada al este de la península. 

Lo primero que debemos destacar es que las alertas naranjas se desactivan en el suroeste. Extremadura y  valle del Guadalquivir, los termómetros estará “flojitos”, El Granado, Huelva, que durante estos días no ha bajado de los 42 grados, terminará la semana con 34 de máxima, que son valores mucho más razonables. Canarias, mantiene la alerta amarilla por altas temperaturas, pero los 31 grados del Puerto de la Cruz, no tienen nada que ver con la calorina que por ejemplo han vivido durante esta semana en Extremadura.

Y mientras suspiran al sur del país, en el este se preparan para recibir a la ola de calor y a las tormentas. Vayamos por partes, Tarazona de la Mancha, Albacete, mantiene la alerta amarilla, 37 grados y subiendo. No hay consuelo, ni respiro en los montes de Toledo, vegas del sur de Madrid o Guadalajara, Yunquera de Henares, 36 grados. En el capítulo de tormentas, volvemos a repetir el espectáculo de rayos y truenos de la zona del Albarracín y el Jiloca en Teruel, 20 litros en 1 hora. Alerta amarilla por fuertes lluvias en el valle del Ebro y al sur de la Rioja. En el pirineo oscense y al norte de Navarra, no descarte chaparrones en forma de granizo. Truenos que se pueden extender por la vertiente cantábrica.

No me he olvidado de Baleares y el mediterráneo, que siguen bajo la influencia de los vientos del este. Tampoco de la cornisa cantábrica, que mantiene su semana de oro en cuanto al tiempo, solo empañada por algunas brumas matinales.  Y cerramos relato con el role de los vientos a poniente en el estrecho y en las costas del Cádiz, más calor pero al menos podrán extender la toalla.

“En julio gran tabarra es el canto de la cigarra”.