Menú Portada
Un nuevo policía ha sido acusado de prevaricación, amenazas y omisión de perseguir delitos

Algunos mandos de la Policía de Marbella cobran hasta tres veces por el mismo trabajo

Diciembre 15, 2008

En Extraconfidencial.com ya hemos informado sobre las anomalías que se producen en la Academia de Policía Local del Ayuntamiento de Marbella, con la contratación de personal externo, con la participación de profesores de “dudosa” legalidad y cantidades económicas incompatibles con sus actividades principales como es el caso de jueces, fiscales y comisarios del Cuerpo Nacional de Policia. No son menos y mas llamativas las cantidades pagadas a mandos de la Policía Local que ya cobran nominas y pluses por el mismo concepto, así Extraconfidencial.com ha podido descubrir como el propio jefe de Policia Local, Rafael Mora, además de percibir el plus de dedicación plena como funcionario y los emolumentos de director de la Academia de Policía Local, ha sido “obsequiado” con 312 euros por impartir clases a los nuevos agentes.

pq__caracuel_martin.jpg

Mayor si cabe es el despropósito en el caso del jefe de Estudios, Javier Martín González, que además de percibir un plus por mayor dedicación de ochenta horas mensuales (unos 1.200 euros/mes), hay que sumar las cantidades que el ente supramunicipal Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol le asigna cada vez que se realiza un curso en las instalaciones municipales. Algo que suele ser cada mes. Todo ello sin tenerse en cuenta que el citado se encuentra imputado por diversos delitos en el juzgado numero cuatro de Marbella por ser el presunto autor de la desaparición de atestados judiciales.
No parece lógico que existan horas o compatibilidades para cobrar hasta tres veces por los mismos actos que el Ayuntamiento ya paga en nomina. Encima, Javier Martín desarrolla la misma labor de preparación a aspirantes de la Policia Local en una academia privada de la ciudad marbelli. Todo esto no es óbice para que el subinspector aludido sea beneficiado continuamente con el apoyo y la ayuda de la teniente de alcalde María Francisca Caracuel, quien a decir del sentir inmenso de la plantilla policial, “premia” a los mandos, aunque estén incursos en procedimientos penales y en cambio imparte su peculiar “tolerancia cero” con los agentes que de una manera u otra se ven salpicados por extrañas denuncias como consecuencia de ejercer la actividad policial y que con el paso del tiempo son archivadas en las instancias judiciales.
Es el caso de tres agentes apartados del servicio y suspendidos de empleo y sueldo por haber sido “reconocidos” en un listado fotográfico, aportado por la propia Jefatura de Policía Local y a todas luces ilegales, como visitantes en alguna ocasión de un local de alterne.

Nueva imputación de delitos

Mientras esto sucede, otro de los mandos allegados a la delegada de Seguridad Ciudadana, Ricardo D.R., ha sido imputado por el juez Oscar Pérez, del Juzgado número 5, por un presunto delito de prevaricación, otro de amenazas y otro por omisión de perseguir delitos. Expresamente el juez solicitó el pasado día 28 de noviembre que se inicie, paralelamente a la apertura de juicio oral, las pertinentes acciones administrativas y procedimiento sancionador.
Contrariamente a lo solicitado, la alcaldesa María Angeles Muñoz y su delegada de Seguridad Ciudadana premian al infractor con más de mil euros por la impartición de clases. Lo peor, unos doce mil euros de reparto en la Academia de Policía Local a personal interno por horas efectuadas y que ya son pagadas con la propia actividad como mandos policiales. Lo normal hacer caso omiso a los autos judiciales, todo ello hasta que una segunda “Malaya” deje atónitos a medio mundo… Tiempo al tiempo.