Menú Portada

Algunos evasores españoles regularizaron capitales que depositaron en países como Ciudad del Vaticano, 150.366,54 euros, Corea del Norte, 14.173,63 euros, el Territorio Palestino, 1.170 euros, o Eritrea, 47,18 euros

Noviembre 3, 2015
montoro

Es curioso lo que puede ocurrir con las regularizaciones de capitales evadidos: cuando el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, perpetró su amnistía fiscal para favorecer supuestamente casos como el de Bárcenas y otros -también lo utilizó la familia Pujol- que pudieran regularizar sus evasiones en el exterior pagando sólo un 10% como mucho, algunos mini-evasores llegaron a regularizar un total de 12.000 euros que tenían en cuentas, en acciones o en valores en países prácticamente en la ruina económica y política como Eritrea, Estado Palestino, Uganda o Togo.

Es una lástima que otros no hayan seguido el ejemplo de esos mini-evasores, porque fuentes oficiosas estiman que, pese a la amnistía encubierta otorgada por el Gobierno del PP nada más llegar al poder, no ha aflorado ni el 10% del capital que ha sido evadido de España.

Extraconfidencial.com ha analizado los datos publicados por el Ministerio de Hacienda relativos al análisis de los 15.000 millones de euros en cuentas bancarias declarados en el primer ‘720’, es decir, en la primera regularización –eufemismo de amnistía fiscal– llevada a cabo por Cristóbal Montoro.

Del Vaticano a Eritrea

La nota oficial dice que de esos 15.000 millones aflorados en cuentas bancarias ocultas en el extranjero, más de 10.500 millones se correspondían con cinco países: Suiza, Bélgica, Reino Unido, Alemania y Andorra. Asimismo, se señala que la mitad de los 9.200 millones declarados por inmuebles se concentra en Francia, Reino Unido, Alemania y Portugal, y finalmente que el total de patrimonio declarado por primera vez desde 2013 hasta ahora suma más de 126.500 millones de euros, que pasarán a engrosar la base de datos de la Agencia Tributaria para presentes y futuras comprobaciones. Todo eso está muy bien -hasta el propio Montoro lo reconoce con gran optimismo-, pero… resulta que en esa relación publicada por el Ministerio en formato Excel hay algunos datos que este periódico ha analizado.

Por ejemplo, que alguien oculte en cuentas de Ciudad del Vaticano un total de 150.366,54 € podría parecer comprensible: alguien podría decir que se está comprando un sitio en la eternidad a través de bulas. Se puede comprender también que en la Polinesia Francesa se puedan haber ocultado 103.519,01 € en cuentas bancarias y otros 130.000,00 € en titularidad en inmuebles: sería como irse al Paraíso a vivir, sólo que aquí en la tierra.

¿Se ocultan cantidades mayores?

Pero lo que no se entiende de ninguna de las maneras, y que aparece reflejado en el listado oficial de Hacienda, es que haya evasores que se lleven 151.369,97 € en valores y derechos a Mongolia; 137.428,59 € en total (en cuentas corrientes y en valores), a Camboya; 108.797,00 € en total a Bangladesh; 103.418,70 € a Burundi; 69.527,70 € a la República Democrática del Congo; 55.164,69 € a Zimbabwe; 14.173,63 € a ¡¡¡Corea del Norte!!!; 8.412,48 € a Pakistán; 4.480,50 a Uganda; 2.856 € a Madagascar; 2.358,45 € a Togo; 1.903,85 € a Nauru, 1.170,00 € a Territorio Palestino y ¡¡¡47,18 € Eritrea!!!

Se puede decir que hay gustos para todo, pero hay cosas que no se comprenden muy bien, salvo que se estén ocultando magnitudes aún mayores.

Jorge Ventura