Menú Portada
La UCI se niega a que España inscriba al corredor por ser sospechoso de dopaje

Alejandro Valverde, víctima de la inconclusa Operación Puerto, fuera del Mundial

Septiembre 10, 2007

El 30 de septiembre se disputa en Alemania el Mundial de fondo en carretera de ciclismo. España tiene dos opciones al podio con Oscar Freire y Alejandro Valverde. Pero la Unión Ciclista Internacional (UCI) se niega a que Valverde sea inscrito. ¿Por qué? Sospechas de dopaje.

VALVERDE.jpg

Mientras la Vuelta Ciclista a España deshoja con tedio sus etapas, ajena al nulo interés del público que le ha dado la espalda por la ausencia de figuras, por la falta de un ciclista español que enganche con la afición y porque en esta época del año los que son alguien en el mundo de la bicicleta están de vacaciones, el deporte de las dos ruedas vuelve a convulsionarse por temas extradeportivos.
Aún estamos esperando que entreguen el maillot amarillo del Tour de Francia 2006 a Oscar Pereiro. Alberto Contador disfruta del suyo logrado en 2007. Oscar Freire, ganador de tres etapas en la Vuelta, se retiró ayer para tratar de asaltar el 30 de septiembre su cuarto título mundial. Un montón de buenos ciclistas viven con el estigma de haber sido marcados por el tema del dopaje, muchos retirados, sin que se haya probado que sean culpables. La inconclusa Operación Puerto sigue haciendo daño.
Y la última víctima es el murciano Alejandro Valverde. La Unión Ciclista Internacional (UCI) volvió a reiterar ayer que no permitirá la participación del murciano Alejandro Valverde en el Mundial de Stuttgart. No esgrimen ningún articulado, no presentan muestras de dopaje ni violación de normativa alguna. La única razón es su presunta vinculación con la Operación Puerto.

La UCI asevera que el corredor no podrá estar en Stuttgart, y eso es definitivo. El portavoz de la federación internacional anunció ayer que a la UCI le da igual si la Federación Española abre o no el, expediente contra Valverde solicitado por ella, porque la decisión está tomada y no se le permitirá tomar la salida.
El pasado 29 de agosto la UCI solicitó a la Real Federación Española de Ciclismo (RFEC) la apertura de un expediente sancionador por la presunta vinculación de Valverde con la Operación Puerto y anunció que no iba permitir que el corredor disputara el Mundial en ruta en Stuttgart. La RFEC, a través de un comunicado, informó el viernes 7 de septiembre que Valverde iba a ser incluido en la lista de corredores para el Mundial porque consideraba que la documentación remitida por la UCI no aportaba “novedad alguna sobre los hechos ya puestos de manifiesto el 28 de junio de 2006 por la Guardia Civil y sobre las actuaciones realizadas por el Juzgado número 31 de Madrid en el seno de la denominada ´Operación Puerto´”.

No hay razones legales para que no corra

Entienden los juristas federativos que no existe ningún asidero legal para que Valverde no pueda disputar el Mundial. Y los abogados del propio corredor ya han anunciado a la UCI que si no se retractan  emprenderán acciones legales contra dicho organismo para limpiar su honor.
Como recordarán, el juez de primera instancia archivó el caso por carecer de pruebas o de normativas que se pudieran aplicar al caso. El archivo fue recurrido por la abogacía del Estado español y por la AMA. Pero de eso han pasado ya varios meses y seguimos esperando el fallo en el sentido de reabrirse el caso o dejarlo definitivamente cerrado.
Lo que no se puede es estar en esta indefinición en la que no se sabe si hubo culpables, víctimas o sólo golfos. Porque lo que ya hay es un reguero de muertos en la cuneta con nombres y apellidos. Condenados sin juicio y sin tan siquiera acusación. Una vergüenza.