Menú Portada

Alejandro Tiana y la UNED se empeñan en dinamitar las próximas Elecciones a Rector: convocan a los 14 miembros dimitidos del Consejo de la Facultad de Derecho (III)

Noviembre 24, 2016

El nuevo proceso electoral de la Universidad Nacional de Educación a Distancia podría ser impugnado por convocar al voto a miembros que han dimitido con anterioridad o porque los votos de los representantes de estudiantes han faltado. El que fuera secretario general de Educación con Zapatero sigue elaborando su particular Campaña a renovar su mandato

tiana 2

Corren tiempos convulsos para la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), de Alejandro Tiana. A punto de empezar un nuevo período electoral para elegir al Rector de la Universidad pública española dependiente del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de Íñigo Méndez de Vigo, el que fuera secretario general de Educación del Ministerio de Educación y Ciencia entre los años 2004 y 2008 durante la primera legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero, se ha empeñado en sacarse a todos sus rivales de en medio de un plumazo. Como ya informó Extraconfidencial.com en ediciones anteriores, una de las conditio sine qua non  para acceder a este cargo es ser Catedrático, si bien algunos candidatos han visto frenada su postulación debido a una excesiva demora en la concesión de la Cátedra que ha sido solicitada al órgano educativo.

Parece que los cepos que Tiana posiciona alrededor de su sillón de Rector no terminan ahí. A principios de octubre fue notificada a dos representantes de estudiantes del Consejo de la Facultad de Derecho de la UNED una sanción firmada por Alejandro Tiana que sancionaba duramente a los dos alumnos con la pérdida de su condición y la anulación de matrícula de varias asignaturas para el curso pasado. La decisión tomada por Tiana no ha pasado desapercibida para el resto del Consejo ya que hasta un total de 14 representantes de los estudiantes han presentado su dimisión dejando un Consejo desmembrado y descabezado con tan solo 16 representantes de los 30 comparecientes en un principio.

Un proceso electoral a decano de la Facultad de Derecho que podría ser impugnado

La politización de la UNED y sus instrumentos parece estar detrás de todas estas dimisiones, a lo que hay que unir el rumbo errático de la Universidad desde hace unos años que ha llevado a entidades como la Oficina Nacional de Auditoría a emitir Informes verdaderamente humillantes. No obstante, esta situación no ha sido lo suficientemente alarmante para Tiana que sigue aplicando su doctrina de modo regio y firme. La UNED y Tiana se han empecinado en mirar hacia otro lado y obviar las 14 dimisiones de los representantes del Consejo de la Facultad de Derecho.

Tanto es así que, según un comunicado emitido por el colectivo de los miembros dimitidos, éstos continúan recibiendo convocatorias de reuniones, Consejos de Departamento e incluso Comisiones de Revisión de exámenes, creando una situación de evidente indefensión para los estudiantes de la UNED por no acudir sus representantes a estas citas.  Sin embargo, lo que es más grave es la convocatoria de los miembros escindidos para ejercer su derecho a voto para la elección de Decano a sabiendas de que estas personas ya no ocupan sus cargos. Por ello, el nuevo proceso electoral de la UNED podría ser impugnado por convocar al voto a miembros que han dimitido con anterioridad o porque los votos de los representantes de estudiantes han faltado; allende todas las tretas que parece que Tiana ha establecido en unas elecciones que ni él ni el PSOE se plantean perder.

Los 1.001 enredos de Tiana

Curiosamente, es con el rectorado de Alejandro Tiana Ferrer cuando más polémicas han salpicado a la institución. En 2014, tal y como admite la propia UNED, un Centro Asociado de Madrid adjudicó a la empresa eje de la Operación PúnicaCofely-, varios contratos por valor de más de 80.000 euros. También ese año, alumnos de la Facultad de Derecho denunciaron “fraude masivo”, “prevaricación continuada” y “prácticas deplorables” en la corrección de exámenes en el área de Derecho Financiero, rama que vio crecer la tasa de suspensos en un 100%. Es por ello que la UNED abrió una investigación interna estéril.

Ese mismo año, Antonio Romero, profesor del departamento de Sociología III y usuario de una tarjeta black de Caja Madrid con la que gastó 252.000 euros sin declarar, fue acusado de plagio por su tesis laboral Tendencias en la abstención y en la desafección política en las sociedades modernas, “de inspiración italiana”, según señalan a Extraconfidencial.com fuentes cercanas a la UNED. Aparte del título, irónico en un caso como el suyo, el problema fue que el ex socialista firmó el trabajo con Manuel Herrera, que ya fue acusado de plagio en la Universidad de Granada.

Otro ex propietario de una tarjeta black, el economista Juan Iranzo, pediría su reingreso como profesor en el departamento de Economía Aplicada de la UNED tras ser desalojado por el escándalo financiero del Consejo Económico y Social y del consejo de administración de Red Eléctrica Española.

Doinel Castro