Menú Portada
La adquisición del equipo de Adrián Campos no es más que un primer paso

Alejandro Agag tiene como objetivo acaparar el poder en la Fórmula 1

Septiembre 25, 2007

Entre los planes que maneja Alejandro Agag está acaparar todos los frentes posibles de la Fórmula 1 en España, como eje de sus negocios dirigidos desde Londres. Si ya controla una parte de los derechos de imagen de la máxima competición, su papel de intermediario amistoso entre marcas comerciales que buscan en su amigo Alonso un referente publicitario, ahora se suma de lleno al proyecto de la Fórmula 1.

pq__mamaagag.jpg

Alejandro Agag no da puntada sin hilo. Eso sí, tejiendo su propio equipo, sin prisas, y dejando la gestión administrativa a su tío y abogado Alberto Longo y el control del equipo técnico a Adrián Campos. De este modo Alejandro dispone de tiempo para poner en marcha sus planes, encontrar patrocinadores y estudiar el momento para dar el salto de categoría.

Las aspiraciones de Alejandro Agag, tras su inversión en el equipo de Adrián Campos, pasan por potenciar el equipo Campos Grand Prix GP-2 como paso previo a una posible entrada en la Fórmula 1 para 2009. Entre los planes que maneja con gran habilidad está el conseguir conjugar dos factores: consolidar en su nuevo equipo de la GP-2 un grupo importante de pilotos, entre los que está Adrián Campos Jr, así como –posiblemente- Adrián Vallés. Y dos, conseguir una nueva marca que tenga interés por probar suerte de nuevo en la Fórmula 1, y en este sentido no se descarta a la marca Ford, que posee precisamente a escasos diez minutos del cuartel general de Adrián Campos una de las mayores fábricas existentes en Europa: La Ford de Almussafes.

Cabe recordar que Ford prestó su marca y motores a distintos equipos a lo largo de la historia de la Fórmula 1, como en su tiempo lo fue McLaren, Willians o Tyrrell, con aquel fantástico y futurista coche de seis ruedas llamado P-34, que no tuvo mucha suerte en la competición. Pero en cualquier caso eso son futuribles que se irán consolidando a partir del éxito que alcance la competición en el circuito urbano de Valencia en el Campeonato de Europa de 2008


Una familia influyente

Pero de vuelta al terreno de los negocios, lo que queda patente es que habrá que seguir de cerca las evoluciones de los nuevos negocios que se gestionen desde el despacho sevillano de Alberto Longo, porque será desde allí donde se cuezan los próximos guisos.

No es de extrañar que desde un bufete de abogados se ejerza el papel de administrador, secretario, apoderado o liquidador de sociedades, entre otras cosas porque forma parte de su actividad profesional.
Entre las mercantiles en las que figura el letrado Alberto Longo, el supuesto hombre del “superyerno” en España, se encuentran las empresas Miguel Gallego SA; Auxsein SA; Centro Deportivo Guadial SA; Londoca SL; Hipódromo de Sevilla SA; Agrocomex SL; Corporación Inmobiliaria Andaluza SL; Alibel SL; Corporación Patrimonial Española Longar SL; A2L Sports SL; y Titalbe SA. La mayoría de ellas están domiciliadas en Sevilla.

Intensa vida social

Es indudable que la familia materna de Alejandro Agag es, sin lugar a dudas, una de las más influyentes en la sociedad andaluza. Amigos de todos los colores, aunque con tendencia conservadora en la mayoría de los casos, están vinculados muy especialmente al mundo del caballo. El otro tío de Alejandro es el notario Pedro Longo Álvarez de Sotomayor que, además está al frente de la yegüada familiar, cuya sede social está en la avenida de Eduardo Dato de Sevilla, prácticamente a un paso de la Notaría de la que es titular.
La madre de Alejandro también tiene una intensa vida social, y política también. Hace dos legislaturas fue concejala en el Ayuntamiento de Majadahonda, por el Partido Popular, organización en la que milita y forma parte como vocal del Comité Ejecutivo del PP de esta localidad madrileña.