Menú Portada
Condona el alquiler a las grandes firmas que quieren abandonar los locales de sus Centros Comerciales

Alcampo está que lo tira

Noviembre 4, 2014

Tan solo tendrían que pagar los gastos de comunidad, entre 3 y 7 euros por metro cuadrado, para la indignación de los pequeños comerciantes de la zona

pq_929_ventanal_sierra.jpg

Alcampo, presidida por Patrick Coignard, cuenta en España con 55 hipermercados, 33 de ellos con gasolineras. Su evolución en los últimos años ha sido negativa: en 2012, último año con cuentas presentadas en el Registro Mercantil, las ventas de esta multinacional francesa cayeron en España por cuarto año consecutivo hasta los 3.216 millones de euros, un 0,8% menos que el año anterior. Pese a ello, la reducción de costes, los dividendos de sus filiales y la ausencia de resultados extraordinarios negativos, que los tuvo de manera importante en 2011, elevó el beneficio un 154%, hasta 95,8 millones de euros, el mejor resultado de la empresa desde 2008. Eso sí, continuó con su política de reducción de personal que ese año afectó al 2,9% (300 trabajadores), de su plantilla media (10.254 empleados).

Lo cierto es que la crisis ha impactado de lleno en Alcampo con especial repercusión en el personal (cada día hay menos cajeras y más máquinas de auto pago, por ejemplo). Pero lo que más parece preocupar a la filial de la también francesa Auchan (Decathlon, Leroy Merlin, Kiabi, Boulanger….), es la imagen de cara al consumidor. Ante el creciente cierre de locales comerciales de grandes marcas instalados en sus Centros Comerciales, los directivos españoles de la marca francesa -con el fin de retenerles-, les plantearon una oferta irrechazable: les condonaban el precio del alquiler del local y tan solo estarían obligados a pagar los gastos de comunidad, entre 3 y 7 euros por metro cuadrado. Todo un chollo y retenida la sangría.

Los pequeños comerciantes, los más perjudicados

Para Alcampo  sí, pero no tanto para los pequeños comercios y tiendas de las localidades cercanas donde tiene ubicados sus Centros la cadena francesa. Les acusan de competencia desleal, entre otras cosas porque allá donde la sociedad presidida por Patrick Coignard los Ayuntamientos “beneficiados” con su implantación reciben una serie de beneficios urbanísticos y fiscales de los que no gozan otros comerciantes. Los franceses, por ejemplo, prometen la creación de puestos de trabajo, aunque a los pocos meses se empiecen a producir los primeros despidos. Este periódico intentó en varias ocasiones, sin éxito, obtener la versión de Alcampo.

Este es el caso del Centro Comercial El Ventanal de la Sierra, sito en la localidad madrileña de Colmenar Viejo einaugurado en el año 2007 (dispone de una superficie de 32.000 metros cuadrados, donde se ubica el Hipermercado (10.000 m2), y su correspondiente galería comercial). La promesa de la creación de 600 puestos de trabajo se cumplió en principio pero, a los pocos meses, tan solo 300 empleados continuaban con su empleo. Sin comentarios.